MYRATH – DESERT CALL

Crítica

El caso de Myrath es bastante interesante. Formados en 2001, cuando sus miembros eran todavía adolescente (el guitarrista Malek Ben Arbia tenía entonces 13 años), el grupo pasó cuatro años realizando versiones de Death al principio y posteriormente de Symphony X de forma exclusiva. La experiencia conseguida en numerosos conciertos y ensayos y los conocimientos adquiridos de sus estudios musicales les dieron la confianza suficiente para componer sus primeros temas, que grabaron en una demo llamada “Double Face”, que pudo adquirirse exclusivamente en su ciudad natal de Tunisia. Aunque la demo aún mostraba una evidente influencia de Symphony X, su talento compositivo e interpretativo les llevó a ser teloneros en un concierto de Robert Plant y Adagio ante algo más de siete mil personas.

Este fue posiblemente el primer punto de inflexión, ya que fue en este evento cuando conocieron al teclista de Adagio, Kevin Codfert, quien se convertiría en su productor y técnico de sonido. La experiencia del genial teclista y la evolución del grupo en esos años les condujo a la grabación, en diciembre de 2006, de su primer larga duración, titulado “Hope”. El disco vio la luz en 2007 y llamó la atención del sello Francés “Brennus-Music”, que se encargó de su distribución a nivel internacional. La respuesta fue rápida y positiva: “Hope” fue aclamado como uno de los lanzamientos del año en el terreno progresivo y la primera piedra para una carrera que se preveía brillante.

Tras algunos cambios en la formación y un nuevo contrato con XIII Bis Records en Europa y Nightmare Records para el resto del mundo, Myrath regresan en 2010 con su segundo LP, al que han llamado “Deser Call”.

Tras el éxito de “Hope”(comprensible con temas como “Seven Sins”) las expectativas depositadas en este disco son bastante grandes. Antes de escucharlo me preguntaba si un grupo comandado por un guitarrista de 21 años y cuyo grueso son compañeros de su misma edad sabría responder a ellas y continuar su carrera por el camino más apropiado. Por suerte, tras varias escuchas puedo decir que han sabido continuar lo que empezaron y “Desert Call” se nos muestra como un lanzamiento más que interesante para todos los aficionados al metal progresivo de corte más melódico.

A lo largo de los diez cortes que componen este disco Myrath nos presentan una propuesta más que atractiva en la que reúnen construcciones melódicas nacidas de su influencia por Symphony X junto a un exquisito toque exótico en forma de algunos elementos característicos de la música arábiga tradicional de su tierra. Temas como “Desert Call”, “Madness” (una de mis favoritas), la ambiciosa “Silent Cries” o la íntima “Memories” son ejemplos más que suficientes del talento que esta joven banda atesora.

Es verdaderamente agradable escuchar un disco tan inspirado y bien interpretado de mano de una formación tan joven, teniendo la certeza de que su carrera acaba de empezar y de que en el futuro nos esperan nuevas obras que, con pocas dudas, superaran los dos grandes discos que hemos escuchado hasta ahora.

Myrath llevan el sonido Symphony X a un nuevo terreno, reduciendo el lago más “bombástico” de Romeo y los suyos en pro de riffs más potentes y la inclusión de los elementos tradicionales de su tierra, dotando al producto personal de una personalidad más y un resultado final bastante propio para un grupo tan joven en todos los aspectos. Sin lugar a duda una apuesta segura para los aficionados al género, que junto al “Ripples” de Aspera constituye una parte interesante de la cantera de grupos que ya comienza a formarse en este heterogéneo y amplísimo estilo.

Puntuación: 8,5

Discográfica: XIII Bis Records/Nightmare Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos