New Disorder – Mind Pollution

Crítica

Ubicados dentro del movimiento autodenominado como ‘modern metal’, los italianos NEW DISORDER nos presentan su tercer trabajo de estudio que vio la luz finalmente a principios de este año. La propuesta del quinteto está basada en combinar la crudeza de un muro guitarrero consistente y unas líneas vocales que saltan entre los registros melódicos y guturales. Todo ello se asienta sobre una contundente sección rítmica. La banda ha manifestado de primera mano que en este disco es donde creen haber logrado el perfecto balance entre esas dos facetas alcanzando las cotas más altas en el sonido final de la mezcla.

News From Hell’ fue el single elegido por la banda para presentar el trabajo. El segundo corte del álbum comienza con una pequeña y electrónica intro que abre las puertas a un tema que los fans de agrupaciones del corte DISTURBED encontrarán tremendamente apetecible. Las guitarras mantienen la intensidad durante las estrofas dónde la voz de Francesco Lattes adquiere un rol melódico mientras los cambios de compás permiten a las seis cuerdas cambiar el registro mediante punteos tanto en las estrofas como en solos.

La canción que da nombre al disco comienza con una similar fórmula donde los romanos apuestan por sonidos que podríamos ubicar en la escuela creada por el DJ americano Skrillex para dar paso a una propuesta mucho más agresiva en lo vocal pero donde los afamados ‘breakdowns’, tan característicos en este tipo de propuesta musical, ponen el contrapunto en los estribillos. Estas facetas quedan especialmente acentuadas en W.T.F (Spreading Hate) donde la voz navega en limpias guitarras pero que no duda en adquirir aires más crudos cuando las seis cuerdas cambian su propuesta. En una canción de claro carácter de denuncia social, podemos encontrar claras influencias de KILLSWITCH ENGAGE durante toda la escucha.

Para aquellos que no comulguen devotamente con el género, puede que la propuesta parezca en algunos casos relativamente plana. La mayor parte de los temas se desarrollan en la misma escala y eso hace que los desarrollos vocales queden ligeramente acotados. En ‘Going Down’ la banda hace gala de los atributos anteriormente citados, sin llegar a lograr rallar al mismo nivel. En ‘Room With a View’, sin embargo, apuestan por indagar un poco más en su propuesta: los diferentes registros vocales se alternan con una mayor frecuencia tanto en estrofa como estribillo y es posible apreciar incorporaciones de carácter electrónico no ya en el comienzo del tema, sino durante de las estrofas de la canción una vez comenzada.

Los italianos parecen sentir predilección por las intros en sus canciones. Recurso muy utilizado durante toda la mezcla le confiere un aire en ocasiones predecible. Sin embargo, en ‘Get Out’ esa intro abandona las aguas de la electrónica para que sea una pequeña caja de música autómata la que de paso al tema. La banda deja, curiosamente, “la balada” de medio tiempo como último tema. Canción donde las guitarras dan paso a una composición de corte clásico. Puede tratarse de uno de los factores más diferenciadores el hecho de haber reservado este corte para el final donde, evidentemente no contemplamos gutural alguno y los aires melancólicos que hemos podido destilar poco a poco durante gran parte de la escucha emergen con la mayor de las intensidades, dejando hueco a las guitarras para que los solos terminen de dotar de emoción y cierta épica al corte. No es, quizá, la mejor manera de terminar nuestro viaje teniendo en cuenta que el tema que le precede, ‘The Beast’, es una enérgica canción donde encontramos a las guitarras poniendo encima de la mesa todas sus virtudes y los riffs conjugan de forma notable con los cambios de compás llevados a cabo por Luca Mancini a las baquetas. Estamos ante, probablemente, el mejor tema del disco.

Los italianos siguen con su camino en busca de posicionarse como una de las bandas de referencia dentro de su propuesta musical. Seguimos hablando de una banda joven, con apenas diez años de existencia. Será interesante ver la evolución de la agrupación en lo referente a sus composiciones para comprobar si siguen por la senda marcada en sus dos últimos trabajos, o apuestan por diferenciarse dentro de un género ligeramente superpoblado.

Tracklist:

1. Riot
2. News From Hell
3. Mind Pollution
4. W.T.F. (Spreading Hate)
5. Going Down
6. Room With A View
7. Scars
8. Get Out
9. The Beast
10. No Place For Me

Formación:

Francesco Lattes – voz
Lorenzo Farotti – guitarra
Giovanni Graziano
Ivano Adamo – bajo y coros
Luca Mancini – Batería

Puntuación: 7/10

Discográfica: Art Gates Records

Autor: Nacho Fernández

Facebook Oficial de New Disorder

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://metalcry.com/discos/new-disorder-mind-pollution">
Twitter
<< volver a discos