NIGHT DEMON – CURSE OF THE DAMMED

Crítica

NIGHT DEMON atrapan, eso es un hecho, te vaya o no su propuesta, más bien con sabor a clásicos de épocas pasadas, pero con un aire de frescura y unas melodías más que pegadizas que son de agradecer.
Y es que ellos mismos ya se definen como una banda de heavy metal clásico, el primer sabor de boca que dejan es como unos Maiden vitaminados, aunque más a fondo encontramos influencias de Diamond Head, Saxon, los propios Maiden y, porque no decirlo, cierta inspiración punk rollo Misfits.

Es lógico que demuestren tal número de inquietudes musicales, ya que NIGHT DEMON provienen de Los Ángeles, tierra y fuente de artistas y tendencias. Activos desde el 2012, pegaron el salto relativamente pronto con la presentación de un Ep con 4 temas, debido a su buen hacer a los instrumentos, y es cierto, en «Curse of the dammned»  nos tenemos que inclinar ante su producción.

Empezamos con el killer riff de “Screams in the night”, temazo con sabor a unos Diamond Head, rápido y melódico, con muy buen sabor a épocas pasadas, y todo tras la batuta de un bajo que se hace más presente en la homónima “Curse of the dammed», 80’s en estado puro.
No podía faltar la presencia de nuestro señor, “Satan”, en este revival tan actual, más dura y más Maiden, y es que la NWOBHM tiene mucha culpa de lo que se muestra en este disco, tal como queda patente en “Full speed ahead”, que cerrará este primer bloque de canciones contigo haciendo trizas la ruleta de los decibelios.

NIGHTDEMON

“The howling man” nos sumerge en un ambiente más tétrico a través de una intro de tormenta, dónde el bajo volverá a cobrar protagonismo, buena melodía, al igual que el himno “Heavy metal heat”, que con ciertas concesiones a la voz, me recuerda a Anthrax en sus inicios.

“Livin’ dangerous” tiene un toque a rock ´n roll interesante, desmarcándose claramente de los otros cortes del disco, eso no impide de nuevo dejarnos cierto regustillo a Maiden de nuevo, y, por favor, que alguien le arranque de las manos el bajo a Jarvis, debe de dormir con el. Este ejercicio se repetirá en la tranquila “Mastermind”.

“Run for your life” nos puede traer reminiscencias de unos acelerados Lizzy, con un riff pegadizo, dejándonos más sabor ochentero con “Killer”, y es que ese estribillo a quién te recuerda? Cerrará de una manera más personal “Save me now”.

El peligro que corre NIGHT DEMON, a mis ojos vista, es que son tantas las influencias y tan bien puestas en práctica, que puede llegar a dar la sensación que nos encontramos ante una banda de tributo, cuando la propuesta pretende alcanzar otras metas de originalidad, así que lejos de caer en la trampa, para terminar de juzgar, lo suyo sería verlos en directo, donde no dudo el buen rato que harían pasar.

De todas maneras, «Curse of the Dammed» es un disco pegadizo, en los que sus 11 temas te atrapan (12 en su versión vinilo), ya sea porque te recuerdan épocas pasadas, pero suenan actuales, y eso ya es todo un mérito.

NIGHT DEMON son:

Jarvis Leatherby: Voces & bajo
Brent Woodward: Guitarra
Dusty Squires: Batería

Tracklist:

01.- Screams in the night
02.- Curse of the damned
03.- Satan
04.- Full speed ahead
05.- The howling man
06.- Heavy metal head
07.- Livin’ dangerous
08.- Mastermind
09.- Run for your life
10.- Killer
11.- Save me now

Puntuación: 7 /10

Discográfica: SPV/Steamhammer 2015

Autor: Jon Rodríguez

<< volver a discos