NIGHTFEAR – DRUMS OF WAR

Crítica

Desde Madrid NIGHTFEAR nos presentan su segundo disco, “Drums of war”. Si con su primer álbum, “Inception” ya nos dejaron claro que saben muy bien qué es lo que tienen que hacer para crear buena música, con este nuevo lanzamiento lo confirman sin paliativos. Así nos presentan trece temas muy conseguidos, de puro Heavy Metal, aunque con algunas influencias del Power e incluso del Thrash en el que nos demuestran su buen hacer, pasando desde los momentos más cañeros y furiosos, como los de “Path of victory” o “The prophecy” a otros más pausados, como en “Miracle” o en los primeros compases de “Black rose”.

A lo largo de estos temas nos narran una historia conceptual en tres actos que nos explican en el libreto del disco. Lo que nos cuentan es la lucha de la Humanidad por la supervivencia en un mundo postapocalítico, lo que hace la historia mucho más original que lo que estamos acostumbrados a escuchar.

Nos encontramos así con bases rítmicas cargadas de contundencia y de velocidad, que empujan un sonido cargado de melodía, pero también de agresividad, con el que NIGHTFEAR nos van a dar muy pocos momentos de respiro.

Nightfear 2015

Destacar una canción entre todas las que componen “Drums of war” es verdaderamente complicado, por el elevado nivel de calidad que presentan todas, pero las que más me gustan son las cuatro primeras, “Path of victory”, “The prophecy”, “Sands of fire” y “The duel”, cargadas de potencia y con una influencia muy clara de bandas como JUDAS PRIEST. Pero tampoco podemos olvidar los sorprendentes cambios de ritmo de “Black rose” o la epicidad de “Triumph of the fallen”, que dividen en tres partes (la primera, “The assault”, muy breve y casi hímnica, la segunda, “Rebellion”, cargada de potencia, y la última de ellas, “Thus end”, instrumental) que sirven para cerrar el álbum.

Además, cuentan con unas pocas colaboraciones que enriquecen mucho el resultado final, al introducir voces en “Black rose” (las de Francisco Villarejo, Mario Serrano, Javi Jiménez, Estrella Barrio, Diego Rausell y Pablo Utrera) y en “Rebellion” (las de Max Morton y la de Sandra Merino, que introduce un contraste muy logrado), y también el piano de Diego Rausell en “Thus end”.

Pero por si esto fuera poco, también se trata de un disco que gana con cada escucha, ya que cada vez que lo escuchamos podemos apreciar más los muchos matices que tiene, matices que se deben al sobresaliente trabajo de los cinco músicos. De verdad, es una gozada escuchar una y otra vez estas canciones.

Si os gusta el Heavy Metal sin más, con mucha fuerza, velocidad y potencia, este disco es para vosotros, hacedme caso. Un discazo.

Track list:

1- Path of victory.
2- The prophecy.
3- Sands of fire.
4- The duel.
5- Breakout.
6- Farewell.
7- Miracle.
8- The wrath of the Gods.
9- Black rose.
10- Drums of war.
11- Triumph of the fallen pt. I (The assault).
12- Triumph of the fallen pt. II (Rebellion).
13- Triumph of the fallen pt. III (Thus end).

NIGHTFEAR son:

  • Lorenzo Mutiozábal: Voz.
  • Víctor Blanco: Guitarras.
  • Ismael Retana: Guitarras.
  • Manuel Moreno: Bajo.
  • Óscar Bravo: Batería.

 

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 9,5/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos