OMENOMEJODAS – INTENSO EXTREMO

Crítica

Desde hace 15 años y sobre todo durante los últimos 5, OMJ, se ha venido convirtiendo en una de las bandas más clásicas de nuestra escena underground en lo que a thrash metal y caña burra se refiere, por lo que no es de extrañar que las miras de la banda se alcen cada vez más altas y sea ahora, con su tercer disco, cuando estemos hablando de un claro intento por parte de este trío asturiano de ascender a niveles superiores, de sacar la cabeza y decir: “Aquí estamos”.

Así pues, con este “Intenso Extremo”, que sucede a sus anteriores “Mundo de Locos” e “Insufrible Ruïdo”, OMENOMEJODAS se propuso ofrecernos un disco de sonido internacional, para lo cual han contado con la ayuda a la masterización de Paul Abbot en los Estudios Zen Mastering de San Diego y del apoyo de la discográfica NorteSur Records (y la distribución por parte de Nómadas en Acción Multiproducciones), pero sin perder la identidad del grupo, esa en la que cada tema es una inyección descarnada y brutal de rabia y mala ostia sin paliativos que, en ocasiones parece incluso más cercana al death que al veloz thrash metal que estos asturianos practican con devoción y lejos de cualquier tipo de influencias que contaminen sus puñetazos sonoros.

Prácticamente no se me ocurre mejor descripción para este disco que lo que reza el título del mismo: “Intenso Extremo”. Es a lo que aspira el grupo y es lo que ha conseguido con este nuevo disco, una colección de temas que no se detengan ante nada y que a lo largo de 44 minutos nos dejen exhaustos tras semejante ración de adrenalina e intensidad rabiosa. Un esfuerzo para el que básicamente no cabe destacar uno u otro tema del resto puesto que se trata de un trabajo compacto y de una sola pieza sonora (puesto que la variedad no es su mejor virtud) en el que los temas se van sucediendo para ir aumentando el nivel de adrenalina en nuestro cuerpo e ir llevándonos cada vez más hacia el speedico thrash de la vieja escuela de los 80 con referencias a grandes de la escena como SODOM, SLAYER, KREATOR o DESTRUCTION o incluso a S.A. en algunos temas.

Así pues, cosas como “El Peor Enemigo”, “Dispara”, “38” o “C.E.A.E.D.D.” nos traen una colección brutal de riffs veloces y asesinos, de una batería y bajo incesantes e inagotables y una voz de corte gutural agresivo cuyo objetivo es no dejar títere con cabeza a través de unas letras que en todo el disco se despachan a gusto con todo tipo de problemas sociales donde maltratadotes, terroristas, asesinos, gobernantes corruptos, prensa rosa, etc. se llevan, literalmente, una somanta de palos carente de ningún tipo de concesiones.

Las letras, por tanto, no presentan ningún tipo de floritura y rodeos sino que van directas y escupidas a nuestros oídos para que nuestra reacción sea más física que mental y para que el headbanging se convierta en, prácticamente, un acto reflejo. A veces se tornan quizás demasiado simplistas pero, por otro lado, dudo que otro tipo de propuesta fuera tan como anillo al dedo a la identidad personal de la banda y sus pretensiones.

Hay temas más densos como “Gladium Omnia Imperat” o “Respeten a las Familias” y otros con un desarrollo compositivo más complejo y elaborado por la inclusión de partes de corte algo diferente a la temática musical que impera en el global del plástico, como, por ejemplo los primero riffs más melódicos y heavys de “Circo Esperpento” o el interludio semi-acústico aderezado con un limpio e inspirado solo de guitarra de “Raza Humana, Raza Insana”. Un tema que bebe directamente de aquellos grandes METALLICA de discos como el “Ride the Lightning” y, sobre todo, “Master of Puppets”.

Solo me queda añadir un consejo. Puesto que el sonido es totalmente profesional y las intenciones de la banda son las de hacerse con una nombre que cada vez tenga más repercusión dentro del estilo, no estaría de más haber volcado algo más de esfuerzo en realizar una presentación del libreto más detallada y no tan simplista y maquetera como la que se nos ofrece en este trabajo que creo que merecería algo más. Hablamos de música, si, pero el fiel seguidor de esto que llamamos heavy metal merece ser recompensado por más vías que exclusivamente la del oído.

Resumiendo: buen disco de thrash metal intenso y extremo. Sonora patada en la boca que muestra un estupendo estado de salud del thrash metal nacional.

OMENOMEJODAS son:

Jose María: Guitarra y Voz
Andy: Bajo y Coros
Fernando: Batería y Coros

TRACKLIST:

01 – El Peor Enemigo
02 – Dispara
03 – Respeten a las Familias
04 – 38
05 – C.E.A.E.D.D.
06 – Ficción Real
07 – La Muerte
08 – Gaudium Omnia Imperat
09 – Circo Esperpento
10 – Raza Humana, Raza Insana
11 – Intenso Extremo – Outintro
Puntuación: 7,25

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos