ORDEN OGAN – RAVENHEAD

Crítica

Hace ya casi dos décadas que ORDEN OGAN se mantienen en la escena alemana, sin embargo, no fue hasta la edición de su primer LP Vale, después de varias demos, que su nombre empezó a tomar fuerza, y tomaban impulso para emprender un camino en el que disco tras disco, nos sorprenden cada vez un poquito más.

AFM Records apostó por ellos en su segundo trabajo publicado, Easton Hope (2010), y lo volvió a hacer con To The End (2012), y desde entonces no han dejado de cosechar éxitos, aunque siempre lejos de ser una banda de grandes masas, manteniéndose en un segundo plano pero sin dejar nunca de progresar y sorprendernos a cada paso que dan.

Podríamos  decir que ORDEN OGAN ha alcanzado, y si no lo ha hecho, muy cerca está, su madurez musical; y tres años después de su último trabajo nos obsequian con el que podríamos decir que es el mejor álbum de su carrera.

Ravenhead es un verdadero regalo para todo aquel amante del power metal alemán, muy en la línea de RUNNING WILD y BLIND GUARDIAN, grupos de los cuales los integrantes de la banda se declaran fieles seguidores, y de los cuales no pueden ocultar haber sido altamente influenciados ya que el carácter de su música les delata de sobremanera.

OO_R_LOGO

Tras una breve intro de rigor, una piratesca narrativa, que sin palabras nos introduce en una atmosférica situación de misterio y tenebrosidad, Ravenhead, tema que da título al álbum, aparece con sus punzantes riffs de guitarra que recuerdan a los mejores tiempos del Capitán Rolf Kasparek, un tema que podría formar parte, sin duda, de Black Hand Inn, de RUNNING WILD (1994), grupo del cual ORDEN OGAN interpretó uno de sus temas, The Battle of Waterloo, en uno de los discos tributo a la gran banda germana titulado  Reunation (2009).

Otro de los cortes donde visiblemente podemos hallar inspiración piratesca es en F.E.V.E.R, la cual posee también escenas muy operísticas, muy al estilo de NIGHTWISH, en sus coros, un corte en el que algunas de sus secciones van más encaminadas hacia el Medieval Folk Metal del que tanto presume y se apropia ORDEN OGAN y en el que la no demasiado peculiar voz, y la forma de cantar, de Sebastián Leverman “Seeb” nos recuerda en ocasiones a Heri Joensen en de TÝR.

Baterías más pausadas acompañadas de épicas bases de teclado en el inicio de The Lake, dando paso más tarde a ritmos más frenéticos y estribillos totalmente pegadizos, en un tema de tintes más progresivos y con un toque algo más moderno, sin perder en ningún momento el toque de heroicidad, como un canto de grandeza, glorioso, al que le sigue Evil Lies In Every Man. Una anciana y oscura voz da paso al sonido de los cañones; brujería y lobreguez se disipan con el sonido de las guitarras, donde festivas melodías son protagonistas, acompañadas de un entramado de voces al unísono.

Tiempo para las grandes colaboraciones, en este caso la de Chriss Boltendal de GRAVE DIGGER, en Here at the end of the World, en la cual, ocupando la pista número seis de Ravenhead, distinguimos toques de thrash en su incio, los cuales se difuminan antes de pasados los treinta segundos de tema, dando paso a un corte totalmente basado en la onda BLIND GUARDIAN que bien podría pertenecer al Imagination from the other side (1995).

Posiblemente el hecho de que Seeb, Tobi, Niels y Dirk, miembros de ORDEN OGAN, hayan compuesto y escrito la totalidad de los temas de Ravenhead es la causa de que estos suenen de manera tan asombrosamente influenciada por las bandas que seguramente serían cabeza de cartel en algunos de sus conciertos. A Reason to Give es otro claro ejemplo, con tiempos más pausados y ciertas semejanzas a The bard’s song de BLIND GUARDIAN, y un apoteósico final propio de la época del feudo.OO_R_P04

De nuevo los ritmos más raudos son protagonistas en Deaf Among the Blind y Sorrow is Your Tale, en éste segundo con la participación de Joacim Cans de HAMMERFALL en uno de los cortes más pegadizos, de legendarios estribillos a modo de himno, y una marcada base rítmica, brusca y galopante en una de las pistas con más ganchode Ravenhead.

Cerrando el álbum dos minutos de pausada musica instrumental, que nos brindan un último tema,  Too Soon, sosegado, lánguido, donde la voz de Seeb, acompañada de una elegante base de teclado muestra sus mejores características, y el cual va aumentando de potencia en su transcurso derivando en un apoteósico final.

Realmente ORDEN OGAN ha sabido jugar sus cartas en Ravenhead, y nos ha mostrado lo mejor de la banda, todo lo aprendido en esta andadura de casi veinte años se encuentra en este nuevo álbum que bien podría encontrarse entre los mejores del 2015.

Sin duda han dejado el listón en lo más alto.Si a cada paso que dan nos sorprenden un poco más, no quiero ni imaginar lo que está por venir.

Tracklisting:

01. Orden Ogan
02. Ravenhead
03. F.E.V.E.R
04. The Lake
05. Evil Lies in Every Man
06. Here at the End of the World (feat Chris Boltendahl-Grave Digger)
07. A Reason to Give
08. Deaf Among the Blind
09. Sorrow is your Tale (feat Joacim Cans-Hammerfall)
10. In Grief and Chains
11. Too Soon

ORDEN OGAN son:

Sebastian Levermann «Seeb» – Voz/Guitarra
Tobias Kersting – Guitarra
Niels Löffler – Bajo
Dirk Meyer-Berhorn – Batería

Discográfica: AFM Records

Nota: 10/10

Autora: Spinelly Arianne

<< volver a discos