ORION CHILD – A NEW DARK APOLOGY

Crítica

Desde Vizcaya nos llega una banda muy interesante por la amplia variedad de estilos que nos traen en su música y por su esfuerzo constante en darse a conocer en el mundo del metal. Orion Child es un ejemplo de lo bien que se pueden hacer las cosas dentro de este exigente estilo. Hoy traemos a la palestra su primer larga duración, el cual es titulado con el nombre de “A New Dark Apology”.

Tras una breve intro en la que apreciamos sonidos épicos entramos de lleno en lo que es el trabajo propiamente dicho con “Slave Of The Dark”, un corte con una gran técnica instrumental y un estilo muy cercano a registros pertenecientes al black metal, sobretodo por la velocidad de batería y una distorsión de guitarra muy pronunciada. Aunque notamos en un principio voces guturales, a lo largo de la pista las voces van suavizándose un poco mientras que se alternan con efectos guturales y los sonidos instrumentales, especialmente el de guitarra, se vuelven menos distorsionados y se hacen más contundentes. Buen tema para comenzar con este “A New Dark Apology”.

“Out Of The World” nos asalta con una temática basada en un gran acompañamiento de teclado y un doble bombo de batería sublime. El corte queda muy equilibrado y completo en el apartado vocal ya que se van alternando voces más limpias con otras más desgarradoras al estilo de los suecos Scar Symmetry. Además posee un estribillo muy pegadizo y bien estructurado para dar remate a un grandísimo corte como éste, sin olvidarnos del solo de guitarra que suena hacia la mitad de la pista para introducirnos en una interpretación de violín más que aceptable. Sin duda uno de los temas más buenos del plástico.

Sin darnos cuenta llegamos a “Faraway” para disfrutar de una atmósfera psicodélica acompañada de una buena base de metal puro y duro a base de guitarra y batería contundente  y una letra interpretada con mucho sentimiento y solvencia. Es un corte que baja de velocidad pero derrocha bastante calidad y donde volvemos a ver el uso de una dualidad en el apartado vocal entre registros sonoros más limpios y claros con otros menos depurados. Es un tema en el que observamos una evolución del estilo que pasa de un metal más pausado y potente a unos ritmos más alegres y frenéticos con uso de teclados e influencias claras del power metal.

El quinto en sonar es “Ilmariel”. Si hablábamos de la influencia power metalera que la banda mostraba en los acordes del anterior tema, éste es la confirmación de lo anteriormente dicho con una elaboración más centrada en el protagonismo de las bases de teclados y tonos mucho más melódicos.

“Dark Matter” sigue la ruta marcada de ritmos frenéticos y melódicos alternados con un sonido de guitarra descarado que va distorsionándose con el paso de los minutos ensamblándose en un registro de voces muy limpio y sentido. La escucha de este corte nos sumergirá en un estado de tranquilidad, aunque en ocasiones nos producirá sobresaltos por los cambios de velocidad que la banda imprime a la hora de componer la pista musical.

Llegamos al séptimo tema, “Your Blood In My Hands”, donde volvemos con registros similares a los primeros cortes reseñados, es decir, volvemos a un metal más denso y contundente con una batería pesada y monótona y la introducción de voces guturales para darle esa pizca de oscuridad a la composición y hacerla verdaderamente especial.

El octavo tema recibe el nombre de “Nightmare” donde observamos un doble bombo atronador con una ambientación siniestra acompañada de un sonido eléctrico de guitarra. Quizás este sea un corte donde la letra es menos atractiva y en ocasiones abusa mucho de un estribillo muy poco estructurado y unos sonidos más extremos que quedan un poco desubicados.

Nos acercamos al final con “Revenge” donde destacan de forma espectacular los riffs de guitarras y diferentes acordes para acoplarse perfectamente a una ambientación que se vuelve más electrónica y un apartado vocal muy nítido. Es imperdonable no citar el impresionante solo de guitarra del que vamos a disfrutar casi al final del corte. Estamos ante otro de los grandes temas de este trabajo.

Cierra el redondo “Tragedy Of Soul”, seis minutos de derroche musical, de energía y de puro power metal con leves pinceladas de death metal. Sin duda es un corte acertadísimo para cerrar este sorprendente “A New Dark Apology”.

Puntuación: 7,2

Discográfica: Maldito Records

Autor: Jose Manuel Jurado

<< volver a discos