QUASSAR – ALIENATION

Crítica

Desde Ciudad Real llegan QUASSAR, una banda de Thrash y Death Metal muy contundente que llegan para no dejar títere con cabeza. Después de editar su EP “Evolution to anihilation”, se lanzaron a tocar y a preparar nuevo material, que ha visto la luz este año bajo el título de “AlieNation”, el disco del que ya nos hablaron hace algunas semanas cuando tuvimos la oportunidad de entrevistarlos, y que os vamos a comentar seguidamente.
En “AlieNation” el grupo nos presenta once canciones potentes y directas, con riffs muy agresivos y ritmos furiosos, y en las que desarrollan temáticas centradas en las teorías conspirativas, los extraterrestres y los fenómenos extraños. Todo eso se combina para dar lugar a once temas que nos dejan sin aliento y que demuestran que QUASSAR saben muy bien como dar caña para hacernos pasar un buen rato.

quassar1
El disco empieza con una verdadera patada en la cara, “Reptiliaction”, una canción muy directa y potente en la que nos hablan de los extraterrestres reptilianos a través de sonidos cargados de contundencia y agresividad. El ritmo es rapidísimo y muy complejo, con todos los instrumentos encajando a la perfección para dar lugar a una canción que nos introduce en el disco con mucha furia. Las voces de J. Guti son de una agresividad increíble, y encajan muy bien con el sonido general del tema. Aunque puede parecer caña sin control, si le prestamos atención nos daremos cuenta de que es una canción cargada de matices en la instrumentación, lo que hace que sea una canción muy completa y también muy compleja.

La caña sigue con “Internal state experience”, otra canción cargada de furia y de instrumentación muy compleja. En ella nos hablan del sospechoso suicidio de un científico del ejército de los Estados Unidos mediante un compendio de rabia y contundencia deathmetalera. Es otro tema cargado de matices que nos sorprenderán en el momento en que nos demos cuenta de que nos da mucho más de lo que nos imaginamos en una primera escucha. Además, se introduce un cambio de ritmo que da mucha complejidad al sonido del tema y que sirve para enriquecer la canción.

Vimana” empieza siendo caña en estado puro desde el primer momento. Es una canción directa e ideal para que el público se vuelva loco en los conciertos en la que nos hablan de descubrimientos misteriosos y ataques alienígenas. Mucha velocidad y ritmos muy complejos arropan la voz de J. Guti que canta con una furia totalmente salvaje. La batería y las guitarras hacen un trabajo verdaderamente sobresaliente, y también introducen un cambio de ritmo muy interesante que da más viveza al sonido de la canción.

Un tema que ya habían grabado anteriormente y que ahora nos presentan totalmente remozado es el contundente “Injection”. Se trata de una canción un poco más oscura que las anteriores, y en ella nos hablan de experimentos secretos. No obstante, la gran cantidad de matices que introducen en su música, especialmente en lo que se refiere a su base rítmica, hace que toda la caña que tiene nos resulte bastante fácil de escuchar. Un temazo.

quassar2

Potencia, agresividad y también un cierto punto de oscuridad es lo que escuchamos en la machacona “Silence 12”, sobre la intención de ocultar información sobre la existencia de los extraterrestres. Es una canción en la que lo que más destaca es el trabajo que se hace con las guitarras, cargado de agresividad, pero también de detalles que demuestran la calidad como instrumentistas que tienen estos chavales.

Con mucha contundencia empieza “Elite”, tema en el que colabora Raúl Rodrigo haciendo un solo con su guitarra. En este tema nos hablan de las reuniones del llamado Club Bilderberg y de lo que se podría tratar en ellas. Es una canción en la que podemos notar sobre todo sonidos netamente Thrash que se combinan con unos punteos de guitarra que no dejan a nadie indiferente. El solo es totalmente espectacular.

Con las palabras de Phil Schneider, un tío que, supuestamente habría sido herido por alienígenas en un “encuentro”, arranca la thrashera “Below the shadows”, una canción de punteos muy llamativos, que casi buscan llamar nuestra atención más que las voces, y en la que además hay una compleja base rítmica. No nos da ni un segundo de respiro, pero también nos obligará a prestar mucha atención a sus diferentes matices.

¿Qué hay en las profundidades marinas? ¿Y por debajo de la corteza terrestre? Eso es lo que se preguntan QUASSAR en “One world, two sides”, una canción en la que combinan sus influencias Death con las Thrash para presentarnos una canción muy contundente y de mucha caña, que nos obligará a mover la cabeza como si quisiéramos rompernos el cuello. También introducen unos cambios de ritmo que darán mucho juego en los conciertos, y unas melodías en las guitarras que aportan mucho a la canción.

Con una potencia increíble y un ritmo machacón y repetitivo empieza la furiosa “Dragon’s triangle”, una canción de batería cargada de contundencia y velocidad en la que nos hablan de las extrañas desapariciones de barcos en determinados lugares. Los cambios de ritmo son constantes, y los punteos de las guitarras sirven para introducir matices muy diferentes en función de las distintas partes de la canción. Además, J. Guti alterna diferentes formas de cantar, que también ayudan a remarcar las diferentes partes del tema.

Si leemos al revés el título de “P. R. A. A. H.” tenemos “H. A. A. R. P.”, un programa del ejército estadounidense al que se considera responsable de experimentos de control mental y de devastadores catástrofes naturales y enfermedades. Es una canción cargada de agresividad, en la que lo más destacable es la instrumentación, que crea sonidos muy complejos y mucha furia. Hay cambios de ritmo que nos sirven para apreciar las diferentes partes del tema, lo que nos obliga a prestar mucha atención, porque es una canción de mucha complejidad.

El álbum acaba con “Remote vision”, una canción sobre las posibles consecuencias de un encuentro con alienígenas. Con unas palabras misteriosas empieza esa canción, para muy rápido arrancarse con una velocidad muy rápida y un ritmo vertiginoso de la batería. Sin embargo, esta canción totalmente deathmetalera y que funcionará muy bien en los conciertos, es mucho más que velocidad y agresividad, porque en ella podemos escuchar unos sonidos muy bien introducidos en las guitarras, a los que tenemos que prestar mucha atención para poder apreciar como se merecen. Los cambios de ritmo enriquecen mucho esta canción.

Como vemos, “AlieNation” es un disco muy completo y cargado de matices. No entrará a la primera escucha sino que va ganando a medida que profundizamos en su sonido. Por eso os digo que vale la pena dedicarle un buen rato, para poder escucharlo varias veces y poder disfrutar cada vez más de sus diferentes matices.

Si lo hacéis no os vais a arrepentir.

Track list:

1- Reptiliaction.
2- Internal state experience.
3- Vimana.
4- Injection.
5- Silence 12.
6- Elite.
7- Below the shadows.
8- One world, two sides.
9- Dragon’s triangle.
10- P. R. A. A. H.
11- Remote vision.

QUASSAR son:

J. Guti: Voz.
J. F. Tercero: Guitarras.
J. J. Aranda: Guitarras.
Arturo Camacho: Bajo.
Chus Rodríguez: Batería.

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 8,8/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos