ROSY FINCH – WITCHBORO

Crítica

El trío ROSY FINCH ya tenían editado el “Wolves Waiting”, un EP de 2013. Dos años después regresan con su primer disco que ve la luz a través de Discos Macarras (España y entrevistados hace unos meses en esta web… no seas vago y busca la entrevista) y Deathbound Records (Canadá). Y tiene una duración de cuarenta y seis minutos y está dividido en dos partes.

La primera parte se llama “Black Hills” y la integran cinco temas en los que dominan los riffs más agresivos y duros. Y eso se comprueba rápidamente. Elena García nos lleva con lentitud a través de una letra en castellano, si bien instrumentalmente el comienzo de “Úrsula” es un tema rápido, con muchas influencias entre las que destacar L7, SONIC YOUTH o MELVINS… permítanme que esta vez sí copie las bandas que menciona la hoja promocional, pues en estos sonidos el menda anda casi perdido.

ROSY FINCH

El sonido perfectamente profesional de “Hyde Formula” hace de la canción algo disfrutable desde el primer segundo en que el tema nos ataca con un imponente riff. Por el contrario, la posteriormente ruidosa “Miss Howls” comienza con sonidos de tambores, dando a cada tema un rasgo diferenciador. Terminando estos cinco primeros temas tenemos el segundo tema en castellano, un “Polvo Zombi”, con el apoyo en los sintetizadores de Miguel Ángel Sanz, que ha quedado lento y asfixiante.

La segunda parte es “Sea of Trees”, con cuatro composiciones. Comienza con “Will O’ the Wisp”, pista rockera y abierta musicalmente, con «muchas cosas» dentro de la misma composición. La melódica y arpegiada “Ligeia” tiene una duración extensa, donde se juega con la experimentación que se continúa con “Mistress of All Evil”, de cierto sonido grunge, y finalizan con la etérea “Daphne VS Apollo”.

Si prestas atención a cada tema podrás llegar a la conclusión de que hay un poco de las dos partes en cada tema del disco, aunque si con alguno de los cinco primeros temas ROSY FINCH se sumergen un poco en la experimentación, con los cuatro cortes finales se ahogan del todo en ella.

Mención especial para un libreto de sobresaliente, con preciosas fotografías interiores en tonos grises, obra de diferentes fotógrafos y que, como siempre, da un extra a la adquisición del disco. Las letras están incluidas, si bien no es complicado comprender qué están cantando las chicas en cada tema que compone este notable “Witchboro”.

Tracklisting:

Black Hills
01. Úrsula
02. Hyde Formula
03. Miss Howls
04. Sexkinesia
05. Polvo Zombi 

Sea Of Trees
06. Will O’ the Wisp
07. Ligeia
08. Mistress of All Evil
09. Daphne VS Apollo

ROSY FINCH son:

Elena García – Bajo & Vocal
Mireia Porto – Guitarra & Vocal
Lluís Mas – Batería & Percusión

Discográfica: Discos Macarras / Deathbound Records
Nota: 7.25/10
Autor: Arcadio Rodríguez

<< volver a discos