SANDSTONE – DELTA VIRIDIAN

Crítica

Delta Viridian” es el cuarto largo de SANDSTONE. Los británicos, que poco a poco se van labrando una reputación más decente en el circuito, nos presentan en este disco doce cortes en un sonido que, por algún motivo que escapa a mi entendimiento, está siendo considerado cómo metal progresivo. Me he sorprendido leyendo reviews de este disco en las que se describe su sonido como una especie de fusión entre DREAM THEATER y SYMPHONY X con algunos toques de FATES WARNING.

Y, vuelvo a decir, los motivos por lo que esto es así se me escapan. SANDSTONE no son ni remotamente un grupo que deba considerarse metal progresivo. Sí, es cierto que en este disco nos vamos a encontrar alguna influencia de grupos como SYMPHONY X, PAGAN’S MIND o DREAM THEATER, pero podría nombrar de veinte a treinta grupos con influencias similares que nadie, ni por un segundo, se plantearía encuadrar dentro del metal progresivo. SANDSTONE son una banda de power metal: ni más, ni menos. Y sí, añaden a su sonido elementos de heavy clásico, toques de hard rock y alguna influencia de un metal progresivo muy básico (QUEENSRYCHE  es una influencia muy importante en este disco, de hecho el tema “King Of Cipher” podría formar parte de la discografía de la banda de Seattle perfectamente), pero, en fin, ¿qué banda de power metal actual no mezcla algún elemento de otros estilos?

Aclarado este punto, toca repasar el trabajo de la formación en “Delta Viridian”. Lo primero que se le viene a uno a la cabeza para describir este disco es que resulta bastante variado y elude con éxito el peligro de volverse repetitivo. La banda se muestra bastante segura con su sonido actual y eso se nota en cortes como “Red Mist” (uno de los temas con más influencia progresiva del disco), “Monument” o “Fortress”, que nos ofrecen una muy buena y variada colección de riffs y melodías, con un gran trabajo de Decky Donohue a la batería dándole a los temas un dinamismo y una profundidad sorprendente.

Debo reconocer que este disco me ha impresionado. Conocí al grupo con su segundo lanzamiento, “Purging The Past”, un disco que me pareció bastante plano y genérico, pero está claro que cuatro años y la experiencia que conllevan han hecho maravillas en este grupo, que ahora nos presenta composiciones como “Almost Grateful”, “Beneath The Sky”, “Transgression” o, muy especialmente, el broche que marca el cierre del tracklist, la interesantísima “Vitruvian Man” y sus ambiciosos nueve minutos de duración.

Bien estructurado, con algunas ideas muy buenas y unas interpretaciones más que meritorias, este trabajo nos deja un sabor de boca bastante bueno y nos permite intuir muy buenas cosas para el futuro de SANDSTONE. Veremos si se cumplen.

 

TRACKLIST:

01. Cat’s Cradle
02. Almost Grateful

03. King Of Cipher

04. Winter

05. Red Mist

06. Cartesia

07. Promise Me

08. Monument

09. Beneath The Scars

10. Fortress

11. Transgression

12. Vitruvian Man

 

SANDSTONE son:

Sean McBay – Voz, Guitarras
Dee Kivlehaan – Guitarras
Stevie Mclaughlin – Guitarras
David Mclaughlin – Bajo
Decky Donahue – Batería

 

Puntuación: 7,5/10
Discográfica: Limb Music
Autor: David Rodrigo (Coon)

 

<< volver a discos