SOMBRAS DEL DESTINO – QUEBRANTAHUESOS

Crítica

Por fin nos llega el primer larga duración de SOMBRAS DEL DESTINO, una banda que nunca ha tenido ni el calado ni el respeto que se merece por esos 3 Eps que nos han ido dejando desde el año 2005, dejando entrever una gran calidad musical y unas ideas bastante claras con respecto a como hacer música.

Los jienenses presentan un larga duración muy cuidado, con diez temas entre los que no incluyen nada de sus anteriores trabajos llegando al total de casi cincuenta minutos de puro power metal, con cortes speed y sobre todo heavy metal en mayúsculas.

En cuanto al sonido, pues decir que han llegado a un punto por el cual deberían seguir tirando, me suenan al mejor power metal que ha salido en este país a finales de los noventa y principios de los dos miles, con grupos por todos conocidos aunque mucho mejor producido obviamente, y no tiene mucho que envidiar a muchos plásticos que nos llegan de la escena europea.

El nuevo plástico se abre a través de una marcha militar titulada con el nombre de «Si Vis Pacem… para Bellum», quien se antepone a los nueve temas de puro heavy metal comprometido con temas bastante actuales, como «Oro Negro» que es un grito inicial en defensa del mal uso que estamos haciendo del planeta, todo un himno en el que se dejan la piel con esa voz tan característica y esos instrumentos claramente inspirados.

Continuan la caña sin complicarse excesivamente con «A Través del Espejo», una canción en el que Ángel comienza poniendo todo su mejor hacer, sonando con la rotundidad exacta y sin exagerar nada ninguna parte, los riffs del guitarra son bastante simples y creo que es lo mejor que podían hacer para que terminen sonando tan efectivos, no buscan excesivas florituras pero si lo que hacen, marcarlo bien como por ejemplo el solo que presentan.

Por otro lado, en cuarto lugar nos ofrecen el corte que bautiza al trabajo; «Quebrantahuesos», dejando unos ritmos potentes y un agudo inicial que podría hacerla muy interesante a la hora de comenzar sus nuevos trabajos, para mi gusto termina siendo uno de los temas más completos que plantean en su debut discográfico, con partes mas suaves y riffs bailables siguiendo una clara directriz.

Alcanzamos la mitad de la obra con la energía inicial de «Hijos de la Noche», que se muestra terriblemente dinámico y con fuerza para parar a una locomotora, y es que únicamente debemos prestar atención a cualquier instante de la batería para darnos cuenta de la caña que buscan transmitir en este corte y para mi entender con incluso mejor resultado, nos dejan «Élite», cuyos primeros segundos me han dejado estupefacto por el buen rollo que transmite el corte,  a través de esa guitarra que se mezcla con la base rítmica, además la lírica goza de un gran feelling y estoy seguro de que a muchos les pasará algo desapercibida la canción puesto que no busca ser un bombazo, pero para este que os escribe cree ferreamente que se trata de una de las mejores del disco.

Estoy convencido de que mucha peña que esté dentro del rollo, comprenderá perfectamente la lírica de «Sucio Trovador»; y es que no me ha hecho falta vivir en carnes la situación para ponerme en el pellejo de esta canción y solidarizarme con lo que cuentan, desafortunadamente experiencias de esta índole se dan más de lo necesario en este mundillo. Se trata de la canción más larga del disco, y se comprende perfectamente para lo que buscan con el corte, quizás no sea la mejor del disco pero chapó, por haber tratado de esta manera un tema que no muchos quisieran tratar.

La banda continua con la tónica anterior en «Desde Debajo del Suelo», otra canción en el que doy más importancia a la parte lírica que a la estrictamente musical, esa manera de transmitir en las que muchas veces se hacen ciertos silencios que nos hacen pensar para dar lugar a los coros del corte, solamente puedo decir bravo por otra gran iniciativa, sin abusar de guitarras, ni batería, se logra dejar un tema muy sólido de heavy metal, con el que muchas bandas a díad e hoy deberían sentirse identificadas.

Para ir despidiéndose, llega el frenesí de «La última Cruzada», una canción que me ha recordado mucho a los primeros AVALANCH, muy positivamente en la parte inicial, con mucha garra y gancho, ofrecen el justo momento de descanso para enfatizar la guitarra y es que en definitiva, parece una canción mucho más pensada por los instrumentos.

El broche del nuevo trabajo, aparece de la mano de «Pasaporte a la Eternidad», una despedida impresionante que deja un relativo amargo sabor de boca por no poder disfrutar de nada más, porque el tema merece mucho la pena, de hecho la haría fija desde ya en todo directo de la formación, así como la primera que abre el disco. Temática acertada y ejecución poco criticable la que escuchamos por parte de SOMBRAS DEL DESTINO, para decirnos adiós y esperar que nos sorprendan con otro plástico con una idea similar al que nos dejan.

Tras haber escuchado la nueva obra ni se sabe las veces, únicamente puedo poner un pequeño pero con respecto a la linealidad de los temas, aunque alguno se salga un poquito de la tónica, el disco se me ha hecho demasiado recto aunque como lo que han planteado, esta bien ejecutado, esta idea tampoco viene a ser negativa, me gustaría mucho que se adentraran en el estudio de guitarras algo más progresivas dentro de su heavy metal y que Ángel buscara otros juegos con ese gran «chorro» de voz que posee. Es un disco muy recomendable, si buscamos la nostalgia del mejor power español de hace años.

 

TRACKLIST:

01.- Si Vis Pacem… para Bellum
02.- Oro Negro
03.- A Través del Espejo
04.- Quebrantahuesos
05.- Hijos de la Noche
06.- Élite
07.- Sucio Trovador
08.- Desde Debajo del Suelo
09.- La última Cruzada
10.- Pasaporte a la Eternidad

 

SOMBRAS DEL DESTINO SON:

Ángel Ruiz – Voz
Carlos Fuentes – Guitarra
Francisco J. Roa – Bajo
Alberto Fuentes – Batería
Víctor de la Chica – Guitarra y Coros

 

Puntuación: 7.8
Discográfica: Boomtrack Records
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos