STAR ONE – VICTIMS OF THE MODERN AGE

Crítica

Lo confieso: soy un incondicional de Arjen Lucassen; todo lo que toca este hombre se convierte en una pieza indispensable para mi colección y una escucha obligada en cuanto tengo la primera oportunidad. Aunque en los comienzos de Ayreon no recibió todo el apoyo que tiene ahora, Arjen siempre siguió trabajando fiel a sus ideas y estilo y a día de hoy es, sin duda, uno de los artistas más respetados y relevantes del panorama progresivo.

Ahora mismo estamos asistiendo a un momento particularmente fructífero del holandés, ya que con este nuevo disco nos presenta su tercer lanzamiento consecutivo, después de que en 2008 viera la luz “01011001”, hasta ahora el último “capítulo” de Ayreon, en 2009 “On This Perfect Day”, primer disco de su nuevo proyecto Guilt Machine; y ahora, en 2010, uno de los lanzamientos más esperados en su carrera hasta ahora: una segunda entrega de su aclamado proyecto Star One.

El primer disco de este proyecto ha sido y es reverenciado como uno de los hitos más destacables de los últimos años dentro del metal progresivo y prácticamente desde su salida, los fans han reclamado y esperado ansiosos una nueva entrega. Ha sido una larga espera, ya que “Space Metal” vio la luz en 2002, pero en apenas una semana llegará a las tiendas “Victims Of The Modern Age”, el esperado segundo disco de Star One.

Para ello Arjen ha contado prácticamente con los mismos músicos que intervinieron en el primer episodio de este proyecto. En las labores instrumentales nos encontramos con un habitual en la batería: Ed Warby, otro viejo conocido en los teclados; Joost Van Der Broek, Peter Vink al bajo y el reputado Gary Wehrkamp al cargo de los solos, además del propio Arjen haciéndose cargo de los arreglos y el resto de guitarras y teclados. En el apartado vocal tampoco hay sorpresas de ningún tipo: cómo ya ocurriera en “Space Metal” las voces de Star One correrán a cargo de Russell Allen, Damian Wilson, Dan Swano y Floor Jansen.

El disco da el pistoletazo de salida con la intro “Down The Rabbit Hole”, conduciéndonos hacia el potente inicio de “Digital Rain”. Potentes riffs y una batería veloz y contundente sirven de base para la aparición de las voces en un tema que rápidamente revela la señas de identidad de las composiciones de Arjen. Si en “Space Metal” las letras se habían inspirado en el espacio, en esta ocasión el genio holandés ha puesto su mira en la tierra y en los posibles futuros que podríamos encontrarnos, inspirando sus letras en películas distópicas y post-apocalípticas. En esta ocasión la lírica deja poco lugar a las dudas: “Digital Rain” está claramente inspirada en Matrix.

El segundo corte nos presenta un riff potente y pegadizo bajo el que aparecen unos curiosos arreglos de teclado y sintetizador antes de la aparición de las voces. Resulta difícil destacar a uno de los vocalistas (en esta ocasión quizás me inclinase por Damian Wilson), pero sin duda lo más destacable en este tema (titulado “Earth That Was”) es su bombástico y terriblemente adictivo estribillo y el gran uso de los sintetizadores y los teclados (algo ya habitual en las composiciones de Arjen). Por cierto, se trata de un corte inspirado en la serie de culto “Firefly”.

El tema que da título a este lanzamiento “Victims Of The Modern Age”, nos presenta en papel protagonista al gran Russell Allen (aunque, como ocurre en el resto de temas, el resto del cartel tiene también una importante presencia) y se inspira en una de las películas más icónicas de la historia del cine: La Naranja Mecánica. Interpretativamente estamos ante uno de los mejores cortes del disco, con un gran despliegue de Russell y un inconmensurable trabajo instrumental. Compositivamente es un tema característico de Arjen, muy intenso en todo su recorrido, casi siempre “in crescendo”.

“Human See, Human Do”, con una introducción bastante curiosa, es un corte rápido y que reposa sobre todo en las guitarras. Nos ofrece una gran labor vocal por parte de Dan Swano y Damian Wilson y nos da la oportunidad de descubrir, en forma de canción, la mítica película “El Planeta De Los Simios”. A pesar de ser un gran tema, sobre todo compositivamente, se ve algo eclipsado por el que le sigue.

Y es que “24 Hours” es sin duda uno de los mejores (si no el mejor) cortes de los que podemos disfrutar en este redondo, con las apariciones de Damian Wilson y Russell Allen en su máximo esplendor , dotando al tema de un halo de energía y misterio que favorece mucho la composición inicial y la instrumentación, cuidada hasta el más mínimo detalle. “Rescate En Nueva York”, la mítica película protagonizada por Kart Russell, sirve de inspiración para la lírica de este tema (circunstancia que me gustaría aprovechar para recomendar a todo el que no lo haya hecho ya que vea este fantástico film).

“Cassandra Complex” es un tema que me llevó un par de escuchas llegar a entender. Es quizás uno de los más complicados de asimilar en este disco (en parte porque cuando llega aún estamos dándole vueltas al increíble estribillo de “24 Hours”). No obstante acaba haciéndose notar muy positivamente gracias en buena parte al “duelo” vocal que protagonizan Russell Allen y Floor Jansen. Potente, melódico y enigmático, el tema se inspira en la conocida “Doce Monos”.

“It’s Alive, She’s Alive, We’re Alive” es quizás el corte menos inspirado del disco (al menos para mi gusto), a pesar de contar con unas grandes líneas de teclado y guitarra y con una portentosa interpretación vocal. El tema da vida musical a la película “Hijos De Los Hombres” (una de las mejores películas de los últimos años, si se me permite esta apreciación) y nos permite disfrutar de una gran interacción entre Damian Wilson y Floor Jansen.

Puede que mi opinión sobre “It’s Alive, She’s Alive, We’re Alive” se vea influenciada por la grandeza de “It All Ende Here”, tema encargado de cerrar el disco (si hablamos de su edición estándar) y que se inspira en la película “Blade Runner”. Su particular intro será fácilmente reconocida por todos los que hayan visto alguno de los videos de presentación de este disco, ya que fue usada en todos ellos. Pronto aparecerán las voces de Damian, Dan y Russell para comenzar a dibujar un oscuro y misterioso escenario.

Durante sus casi diez minutos de duración seremos testigos de una de las mejores composiciones recientes de Arjen y de una verdadera exhibición vocal por parte de los cuatro protagonistas de este disco (porque, no nos engañemos, son estos cuatro monstruos de la voz los que verdaderamente protagonizan este lanzamiento). Es esa clase de tema que solo puede comprenderse cuando se escucha. Mención especial para el solo de Gary Wehrkamp.

No obstante, la edición especial de este trabajo incluye un segundo CD en el que podemos encontrarnos cinco temas adicionales y un video del “Making Of” de este trabajo. Entre los temas incluidos en este disco nos encontramos con “As The Crow Dies (con Mike Andersson tras el micrófono e inspirada en “The Road”), “Two Plus Tow Equals Five” (inspirada en “1984”) “Lastday” (inspirado en “La Fuga De Logan” y con Arjen a la voz), “Closer To The Stars” (inspirado en “Gattaca” y con Tony Martin a las voces), además de un cover de “Knife Edge”, de Emerson, Lake and Palmer.

Sin lugar a dudas “Victims Of The Modern Age” es un digno sucesor del reverenciado “Space Metal” y una nueva demostración del genio que atesora Arjen Lucassen. Imprescindible para cualquier fan del holandés.

Puntuación: 9,3

Discográfica: Inside Out

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos