STEELER – STEELER

Descripción

Una persona que ha sido muy importante en mi vida y de la cual he aprendido mucho, un día me deleitó con el disco debut de STEELER, “Steeler” (1983). Me habló delicias del mismo, especialmente en referencia al guitarrista, el cual ya conocía, había disfrutado y sabía que era un virtuoso como pocos: Yngwie Malmsteen.Aunque me podía imaginar que se trataba de un buen disco de hard rock (como a mí me gustan), sabemos que poco se puede comunicar con palabras cuando se trata de música, por lo que con gran expectación y excitación puse el disco en mi mini-cadena, dejé que la música me envolviera y lo más importante, me dejé llevar por ella.

¡Y qué decir del disco! Desde el principio hasta el fin es una maravilla. Inicia sus andadas con la hard rockera canción “Cold Day in Hell”, la cual fue compuesta un año antes de que saliera el disco debut de la banda, cuando Malmsteen todavía no formaba parte del tinglado. Pero, sin duda, se la hizo propia y le aportó su toque personal, especialmente hacia el final, con un gran solo de guitarra (¿cómo iba a ser si no?).

“Backseat Driver” es una canción cuyo inicio con acordes contundentes y espaciados me recuerda inevitablemente a los australianos AC/DC, lo que denota cierta influencia. Concretamente, el inicio es muy similar a “Problem Child”, aunque existe una clara distinción a nivel vocal por el tono más grave de Keel (Ron Keel, quien posteriormente lideró KEEL). Tiene un final acelerado que contrasta mucho con el ritmo del resto de la canción.

Convirtiéndose con el tiempo en mi canción predilecta del disco, mi cerebro se deleitó aquél día con “No Way Out”. Sin duda es una canción pura de Malmsteen, ya que da rienda suelta a su creatividad y huella personal. Suave inicio melódico y clásico (¿quizá los primeros pasos del metal neo-clásico?) preparándote para permanecer en un estado medio de alerta, medio de
relax. Es una canción que, a pesar de ser bastante lenta, tiene mucho potencial. Y, aunque la letra es ciertamente repetitiva, puesto que el no way out es prácticamente constante, no se percibe como tal ya que a cada momento se pueden extraer matices únicos. Es curioso este contraste.

Más de tres minutos de introducción para “Hot On Your Heels” en los que Malmsteen despliega parte de todo su conocimiento guitarrístico, dejando con ganas de más a todo aquél que ha tenido la gran gracia de toparse con este genio de la seis cuerdas (seis cuerdas porque en Steeler todavía no utilizaba la guitarra doble). A un buen volumen se sienten las vibraciones que hacen imposible la quietud y que, por fuerza, te deja bien caliente (en el sentido de activo, ¡no me seáis!). Tremendo. Me quedo sin palabras.

Seguimos repasando este imprescindible trabajo con la breve instrumental “Abduction”, que es ciertamente la introducción de “On The Rox”. Siendo “Abduction” la canción más corta de todo el album, la definiría, por sí sola, como canción de calentamiento, lo que me hace pensar que quizá hubiera sido buena idea ponerla la primera, aunque evidentemente seguida también de “On The Rox”. Solapándose las dos canciones, no es hasta el minuto uno cuando realmente se percibe que ha empezado “OnThe Rox”, con firmes acordes seguidos de una batería imprescindible de base.

Después de una canción tan explosiva como la anterior, nos presentan un corte tanto más tranquilo, “Down To The Wire”, la cual mantiene un nivel bastante homogéneo, sin cambios bruscos, lo que hace que se perciba como más suave. Eso sí, no se libra de un buen solo de guitarra. Acto seguido, con un ritmo pegadizo, damos paso a “Born To Rock”, tema con diversos cambios a nivel vocal y con varias voces en el estribillo. A nivel personal, es de esas canciones que transmiten activación.

Y como si se estuvieran despidiendo amorosamente de todos nosotros para siempre (“And much too soon I’ll have to go”), probablemente sin que fuera esa la intención, Steeler nos ofrecen un poco de calma con la suave balada “Serenade”. Una forma de apaciguar la excitación que ha ido provocando el disco para que nos quedemos más tranquilos y relajados.

Realmente creo que es una pena que el grupo no siguiera adelante y, de hecho, hoy es conocido básicamente porque en él tocó Yngwie Malmsteen, a quien supongo que esta banda le venía muy pequeña. Seguramente por ello decidió abandonar la formación para irse a ALCATRAZZ, que tenía mayor reconocimiento. Más tarde y hasta la actualidad, ha seguido su carrera musical en solitario, forjando su propia música y estilo, lo que le ha consagrado como uno de los mejores guitarristas del panorama musical de Heavy Metal, y le ha permitido ser el padre del metal neo-clásico.

Steeler – “Steeler” (1983)

Formación:

Ron Keel (Vocal y Guitarra)
Yngwie Malmsteen (Guitarra Principal)
Rik Fox (Bajo)
Mark Edwards (Batería)

Track List:

“Cold Day In Hell” (4:17)
“Backseat Driver” (3:24)
“No Way Out” (5:18)
“Hot On Your Heels” (6:35)
“Abduction” (1:10)
“On The Rox” (2:54)
“Down To The Wire” (3:52)
“Born To Rock” (3:06)
“Serenade” (6:15)

Autor: Belén Herrero

<< volver a discos