STEVEN WILSON – INSURGENTES

Crítica

Steven Wilson es sinónimo de calidad, tanto compositiva e interpretativamente como en términos de producción. En los últimos años ha sabido ganarse un nombre y un respeto más que justos, especialmente en el campo progresivo de nuestra música.

Tras el innegable éxito del último disco de Porcupine Tree, “Fear Of A Blank Planet”, Steven Wilson no ha dejado de trabajar, incluso durante la gira del disco, que pasó por España con resultados más que satisfactorios. Con varios proyectos de producción sobre la mesa, entre los que se encuentra un inminente DVD de Porcupine Tree y el esperado nuevo disco de Orphaned Land, el trabajo ya comenzado para el próximo disco de Porcupine Tree y algunos otros proyectos, es casi milagroso que haya sacado tiempo para presentarnos una obra como la que tengo ahora mismo entre manos. “Insurgentes” ha visto la luz con los últimos compases de 2008 y lo hace para alzarse como uno de los grandes discos de la escena progresiva del año.

Desde el comienzo con “Harmony Korine” nos encontramos ante un trabajo que rebosa misterio y que nos engaña constantemente en un cautivador juego de luces y sombras. El talento de este hombre desafía lo imaginable por los simples mortales y se pueden contar con los dedos de una mano las personas capaces de concebir canciones como “Salvaging” o “Veneno Para Las Hadas”.

Grabado y nombrado como la mítica calle Mexicana(la más larga del mundo), “Insurgentes” es posiblemente el disco más personal de Steven Wilson hasta la fecha, y posiblemente uno de sus esfuerzos más maduros.

La complejidad en las estructuras y la enorme labor en los arreglos hacen que este disco sea como un laberinto en el que uno gusta de entrar, pero del que resulta imposible salir. “No Twilight Within The Courts Of The Sun” es un ejemplo de como construir una instrumentalización perfecta.

En un disco en el que cada tema es un pequeño tesoro resulta difícil destacar alguna, pero si tuviera que hacerlo creo que “Only Child” sería mi elegido como diamante de este redondo.

“Twilight Coda” y “Get All That You Deserve” mantienen la tónica de este trabajo con una exhibición de cómo transmitir todo tipo de sensaciones a través de la música. Son el último paso antes de “Insurgentes”. El tema título de este disco es el encargado de cerrar la edición normal del mismo con el sonido más cercano a Porcupine Tree del disco.

La edición especial de este trabajo incluye nada menos que cinco temas bonus, de los cuales uno es una versión ligeramente distinta de “Insurgentes”. “Port Rubicon”, “Puncture Wound”(impresionante), “Collecting Space” y un tema sin título completan la lista, siendo todos ellos cortes que bien podrían aparecer en la edición convencional si por calidad nos entendemos.

En resumen, se trata de una obra imprescindible para los fans del progresivo y del trabajo previo de Steven Wilson.

Puntuación: 10

 Autor: David Rodrigo (Coon)
<< volver a discos