STONE COLD BLACK – THE CELL

Descripción

He de reconocer que hasta hace unos días desconocía por completo la existencia de este grupo alemán de Hamburgo que se muestra al mundo bajo el nombre de STONE COLD BLACK, exactamente hasta que lo recibí como el primer larga duración de una banda que lleva pateándose la escena underground alemana más de 16 años, desde su formación allá por principios de la década de los 90 procedente de otras bandas de la misma escena como ASMODIS o COSMIC AMBIENCE. Dicho esto, que probablemente la lejanía haga que a muchos, como a mí, os suene a chino, lo que realmente importa es a lo que estamos, a darle el protagonismo que merece esta primera puesta de largo de la banda de cara a mostrar al mundo sus armas, las cuales pueden llegar a enganchar a más de uno.

En cierto modo STONE COLD BLACK no vienen a traernos nada novedoso, y más en esta época en la que apelar al pasado y la vuelta a las raíces, no solo en el estilo sino más directamente en el sonido que las bandas producen de forma intencionada, es algo habitual. “The Cell” es un ejercicio que recorre prácticamente todo el abecedario que compone una buena pieza de thrash metal de la vieja escuela. Los riffs crudos y veloces de Langer y Wolle, la voz medio rota pero poderosa e incansable de Korea Black y la batería imparable de Rotter en perfecta combinación con un bajo profundo y presente, hacen de los germanos una buena máquina de thrash que solo piensa en thrash tanto al comienzo como al final de cada uno de los 10 temas que componen el disco. Riffs sucios, mucha rapidez y continuidad al ritmo de casi todos los temas, letras directas y nada complejas y melodías solamente entrevistas en algunos de los temas, de cara a crear el gancho que necesitan estribillos que están pensados para no cambiar la cadencia del headbanging de los fans en ni uno solo de los minutos que dure cada uno de sus shows.

Cortes tan rápidos y directos como “Betrayer”, “Blinded” o “Down” (la pieza más completa de todo el disco de lejos) pueden llegar a montar muy buenos pogos en los conciertos, así como otras cosas no tan veloces pero igualmente con olor a los 80 como “The Cell”, cuyo comienzo va a hacer las delicias de los que esperen thrash metal sin concesiones y sin florituras de ningún tipo, y “D-fense”, con una linealidad que puede llegar a ser cansina en algunos puntos pero que consigue que nos aprendamos de memoria un potente estribillo que se queda a la primera.

La linealidad de la que hace gala la banda entre algunos temas puede llegar a ser una maravilla para aquellos que busquen una ración rabiosa y sin descanso de thrash metal, pero también puede llevar a pensar a otros oídos más inquietos a pensar que canciones como “Day Without Shadows” (un alegato, en su letra, a los valores de la naturaleza), la ya comentada “D-fense” o “One Foot in the Grave”, están un poco de más tras varias escuchas.

Pero entre medias el grupo también nos deja retazos más doomys que aligeran el viaje o aportan variedad a la propuesta sonora del disco. Así tenemos una gran “Roadhouse”, un corte donde la presencia de guitarras muy heavys y gruesas es absoluta, explayándose además en varios solos de corte muy clásico y sabor totalmente añejo. Y en la misma línea, pero con más presencia del bajo y un gran repunte de velocidad y violencia hacia el final, aparece en octava posición en el tracklist “Reunity”.

Completa este “The Cell” un corte como “Adrenaline” que pone la nota de color ofreciendo un cierto aspecto macarra y que se apoya en una pronunciación totalmente alemana del inglés por parte de Korea Black. Este tema posee todos esos detalles que le faltan quizás a muchos de los otros comentados anteriormente, cuya linealidad puede ser interpretada tanto como una virtud como un gran handicap a la hora de buscarle la personalidad al grupo, que, por otro lado, ya solo por actitud no me cabe la menor duda de que la tiene.

Se confunde también, en muchas ocasiones a lo largo del disco, la intencionalidad de una producción añeja y que quiere rememorar tiempos pasados con el hecho de que ciertos aspectos del grupo necesitan una vuelta de tuerca más para sonar del todo potentes y, sobre todo, mucho más compactos y abrasivos. Por lo demás sin duda este “The Cell” es un primer esfuerzo claramente destinado a poner la primera piedra de toque para un grupo que tiene toda la pinta de poder alcanzar cotas mucho más altas de las que actualmente pretende o ha logrado. Solo tienen que recuperar el tiempo perdido y hacer que esos 16 años de bagaje musical se transformen en un nuevo golpe de ánimo al regreso del thrash de la vieja escuela, allí donde STONE COLD BLACK se mueven como pez en el agua…

STONE COLD BLACK son:

Korea Black – Voces
Ulf – Bajo
Langer – Guitarra solista
Rotter – Batería
Wolle – Guitarra rítmica

TRACKLIST:

01-The cell
02-Betrayer
03-Roadhouse
04-Blinded
05-Day Without Shadows
06-D-Fense
07-Adrenaline
08-Reunity
09-One Foot in the Grave
10-Down
Puntuación: 7,25

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos