SYMPHONY X – PARADISE LOST

Crítica

Y le llega el turno a otro gran disco. Es sorprendente la calidad que están teniendo los lanzamientos de este 2007. Muchos discos calificables de “notable” están pasando casi sin pena ni gloria ante la avalancha de “sobresalientes”. Para mi gusto personal aún no ha aparecido ningún disco “diez”, pero si muchos “nueves” y eso es verdaderamente sorprendente y gratificante para todos los que disfrutamos de esta música. En esta ocasión voy a tratar uno más de esos nueves, “Paradise Lost” de Symphony X.

Desde que sacaron “The Odyssey” (su mejor disco para mi) Symphony X han tenido a sus fans en vilo a la espera de un nuevo lanzamiento y finalmente han decidido satisfacer las exigencias de todos con su inminente “Paradise Lost”. Gracias al magnífico disco del proyecto “Allen/Lande” ya sabíamos que Russel estaba en un gran momento, lo que no sabíamos con tanta certeza era que Michael Romeo & CIA estaban igual de bien. El virtuoso guitarrista y líder de la formación hace alarde de toda su técnica y capacidad expresiva en este nuevo trabajo. El disco ofrece una gran variedad de riffs de distinta índole y un amplio repertorio de solos magistrales, dónde Michael Romeo deja bien claro que no tiene nada que envidiarle a ningún guitarrista del planeta (con permiso de Steve Vai).

Desde la más que interesante introducción que es “Occulus ex Inferni” el disco te atrapa en una vorágine de melodías increíbles que acompañan a una historia habitual, tratada de forma exquisita. El “paraíso perdido”, la guerra en el cielo y en el infierno. Como viene siendo habitual en la banda el uso de los coros es extraordinario. Siempre ha habido cierta “rivalidad” establecida por los fans entre Symphony X y Dream Theater ya que son las dos bandas de metal progresivo con mayor seguimiento. Dream Theater siempre han ido por un camino más intrincado y técnico (y últimamente más duro) mientras que Symphony X ha sabido encontrar un gran equilibrio entre su magistral despliegue técnico y una fuerza y espíritu indispensable en el mundo del metal. La clave está, bajo mi punto de vista, en ese espíritu rockero que Allen lleva dentro y las influencias neoclásicas del Romeo.

En esto de la música casi todo va en gustos y yo siento predilección por Symphony X sobre Dream Theater. Los más puristas estarán seguramente de mi lado, mientras que un buen número de fans amantes del progresivo preferirán a Dream Theater. Como digo, cuestión de gustos, y más cuando se trata de dos grupos como estos.

Entrando en el disco “Set The World On Fire” y “Domination” se presentan como dos “trallazos” de un heavy & power técnico y muy bien estructurado, con elementos sinfónicos y un uso de los cambios de tiempo y el peso de los riffs magistral. Sería una injusticia pasar por alto el trabajo de LePond al bajo, realmente acertado y determinante en el resultado final de los temas. La fuerza que Russel le imprime a las voces y la contundente y milimétrica batería de Jason Rullo son una de las partes más importantes en casi todo el disco. Escuchando canciones como “Paradise Lost o “Eve Of Seduction” nos viene a la cabeza la figura de un tipo llamado Michael Pinella, encargado de los teclados de Symphony X. Si alguien merece un sobresaliente sin lugar a dudas es él. En especial por esa delicia sonora que es “Paradise Lost”. Sencillamente impresionante. No se de quien será la mano que la ha compuesto, pero la elegancia se desborda en cada nota y la interpretación general es insuperable. Fuerza, feeling, precisión, todo. Esta para mi gusto entre las mejores del disco.

El primer tema verdaderamente largo del disco es “The Walls Of Babylon” y resulta todo un acierto. Cuenta con una gran ambientación y una colección de riffs demoledores y muy pegadizos. Compositivamente es un gran acierto, más técnica que sus predecesoras pero sin perder apenas esa garra que caracteriza el sonido de Symphony X. El tema juega muy bien con los “claroscuros” y resulta una escucha realmente interesante. Cargado de variantes y dinamismo, la canción habla por si sola.

Ahora vamos a adentrarnos en la recta final del disco y no podríamos hacerlo de mejor manera que de la mano de “Seven”, octavo corte del disco y uno de los que más me ha llamado la atención por su insuperable dinamismo y por ese “duo” de Romeo y Pinella en el inicio, simplemente sublime. Si tuviera que ponerle alguna pega es que su base rítmica es demasiado parecida a la de algún otro tema, sin que ello desmerezca en absoluto la magnífica interpretación de Rullo y LePond. Por lo demás, el tema tiene garra, caña, una composición bien trabajada y una buena interpretación. Posiblemente lo elegiría como single ya que es un tema bastante “standard” dentro de Symphony X y al mismo tiempo muestra la esencia de este gran disco que es “Paradise Lost”.

Continuemos nuestro camino hacia el fin con el que es para mi gusto el mejor tema del disco “The Sacrifice”. Una canción emotiva dónde Russel demuestra todo su potencial y que puede traernos a la memoria joyas como “Candlelight Fantasia”. Sublime, mejor la escucháis vosotros y luego me contáis. Sobresaliente.

Y para terminar “Revelation (Divas Pennae ex Tragoedia)” un monstruo de nueve minutos que permite al grupo explayarse y explorar todas las variantes de su sonido. Excelente composición y no menos buena interpretación para un broche ideal para este magnífico trabajo.

En definitiva, altamente recomendable y placentero, así es el nuevo disco de Symphony X. Ahora falta comprobar que tal trasladan los nuevos temas al directo.

Symphony X son:
Michael Romeo – Guitarras
Russen Allen – Voz
Jason Rullo – Batería y Percusiones
Michael Pinnella – Teclados
Michael Anthony LePond III – Bajo

Track List:
01. Oculus ex Inferni
02. Set the World on Fire (The Lie of Lies)
03. Domination
04. The Serpent’s Kiss
05. Paradise Lost
06. Eve of Seduction
07. The Walls of Babylon
08. Seven
09. The Sacrifice
10. Revelation (Divus Pennae ex Tragoedia)

Puntuación: 9

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos