THE AMBER LIGHT – PLAY

Crítica

Definir The Amber Light como progresivo es algo bastante temerario. De hecho, definirlos como Rock es casi arriesgado. ¿Qué tocan The Amber Light? O para empezar ¿quienes son The Amber Light? Pues para ir metiéndonos en materia diré que se trata de un cuarteto alemán que se unieron allá por el año 2000 para sacar adelante una propuesta musical que no tenía cabida en estilos, tendencias o modas de cualquier tipo.

La formación lanzó su primer disco en 2004 y recibió el aplauso de la crítica y los fans, algo que les llevó a girar por toda Europa junto a bandas de gran calibre como Marillion. Una inusitada afición por introducir elementos nuevos en su música y un cuidado y detallado trabajo en el aspecto compositivo de su música les valió la etiqueta de progresivos, aunque su música esta algo alejada de lo que los fans del estilo podrían esperar a priori.

El referente más eficaz con el que comparar a The Amber Light posiblemente sean Coheed & Cambria. Aunque ambos grupos tienen un sonido bastante distinto y personal, su estilo, por llamarlo de alguna forma, podríamos calificarlo de pop/rock progresivo. Más en el caso de Coheed & Cambria que en el caso de The Amber Light, pero nos servirá para entendernos.

Con su segundo disco, el que aquí nos ocupa y que se llama “Play”, la formación germana ha querido explorar más profundamente su sonido y abrir fronteras tanto musicales como de cara a los fans. Por eso nos encontramos con un disco en el que predominan las melodías, las canciones cortas pero inteligentes y los ritmos difíciles de olvidar. Todo aderezado con una producción muy propia del rock alternativo, lo cual le confiere un aire de actualidad y hace que su música, lejos de la simpleza que muestran muchos grupos dentro de este género tan mal definido, sea igualmente atractiva y asimilable.

Pero no todos los cortes de “Play” se limitan a eso. En los casi cincuenta minutos que dura este trabajo nos vamos a topar con canciones como “The Deep Twist”, “No Love Lost” (posiblemente el tema más progresivo del disco, en el que nos sorprende el importante uso del sintetizador) o la impresionante “…and then it stopped raining”, una preciosa balada íntima, oscura y con bastante carga progresiva.

La música de The Amber Light es sobre todo visceral, nacida desde los más profundos sentimientos de sus creadores, para llegar a lo más profundo de nuestro ser. Interpretativamente este cuarteto tiene una valía innegable y para aquellos abiertos a sonidos quizás poco habituales entre sus escuchas, sin duda son una banda a tener en cuenta en el futuro. Una unión interesante entre la parte más comercial del rock alternativo y la llegada y el sentido melódico de sus compatriotas RPWL. Un disco recomendable para casi todos.

Puntuación: 8,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos