THE OFFSPRING – SPLINTER

Crítica

Tras amenazar a Axl Rose con robarle el título “Chinese Democracy”, The Offspring decidieron huir de polémicas (y ahorrarse problemas con las discográficas) y llamar “Splinter” a su séptimo trabajo de estudio. Un séptimo álbum que, como su nombre y la propia portada muestra, ha sido todo un quebradero de cabeza que hizo saltar una de las piezas básicas de la banda, el batería Ron Welty, que había formado parte de The Offspring desde su fundación.

Para la grabación del álbum contaron con la ayuda de Josh Freese, batería de A Perfect Circle, que decidió echar una mano a sus amigos hasta que encontraran un batería definitivo, cuyo nombre (Atom Willard) fue revelado hace escasamente un mes.
Con todo este lío, el disco se retrasó considerablemente, pero han conseguido tenerlo a punto para la campaña navideña, una buena época en cuanto a venta de discos.

Básicamente, lo que mas llama la atención de “Splinter” es su corta (cortísima) duración. Y es que apenas llega a la media hora, algo que puede sonar natural si tenemos en cuenta que The Offspring es una banda de punk rock, pero que no encaja con lo que hasta ahora había venido ofreciendo la banda, y aún se entiende menos que lancen un álbum de corta duración tras 3 años en el dique seco. Y también es digno de mención que la canción que mas dura está en 3:32, y la que menos (sin contar la intro), 1:42.

El álbum sigue la estela de “Americana” y “Conspiracy Of One”, pero con matices. The Offspring nunca ha sido una banda de punk normal, siempre han querido innovar en cuanto a sonidos y mezclar distintos tipos de musica, y en esta ocasión le ha tocado al reggae. Temas como el single “Hit That”, de corte mas pop, la balada “Spare Me The Details”, o “The Worst Hangover Ever” son muestras claras de la idea que han perseguido en esta ocasión, y que en general resulta curiosa y divertida, pese a que los fans de álbumes como “Ignition” o “Smash” dirán que la banda está en decadencia y que se vendió a partir de “Ixnay On The Hombre”.

Pero como este álbum tiene temas para todos los gustos, para esos fans mas antiguos están temas como “Da Hui”, o “Long Way Home”, de corte muy rápido y que captan toda la esencia del punk rock. Y por supuesto, temas mas cercanos al metal, como son “The Noose”, “Never Gonna Find Me”, o “Race Against Myself”, que también encajan con lo que el grupo había venido ofreciendo hasta ahora. También hay algún tema, como “(Can’t Get My) Head Around You”, que recuerda a discos anteriores (este tema en concreto, es de estructura similar a “Staring At The Sun”), pero la sorpresa mayúscula llega al final. “When You’re In Prison” es la típica canción que al empezar te deja con cara de “¿qué coño es esto?”, y al terminar con cara de “esto debe ser una broma”, pero no lo es. No hay guitarra, no hay bajo, no hay batería. Tan sólo la voz «camuflada» de Dexter Holland, acompañado de un ruido constante de vinilo rayado, acompañado por violines y demás instrumentos de viento. La voz narradora de un personaje que parece nacido hace mas de un siglo, nos da consejos por si vamos a prisión… tales como no despegar la espalda de la pared, no agacharnos a coger el jabón… en resumen, la cosa mas extraña que podáis imaginar, pero hecha para arrancar las carcajadas del oyente.

La producción es fantástica, buen sonido de todos los instrumentos y buen trabajo a nivel compositivo de toda la banda. No hace falta mencionar que las letras son tan ácidas como de costumbre (cosa que algunos no entienden… ¿porqué Dexter Holland sigue cantando temas propios de adolescentes, cuanto ya pasa de los 40 años?, quizá le haga sentirse joven xDDD) y cargadas de humor, con el típico contraste “canción pegadiza y comercial / letra corrosiva” que ya pudimos ver en “Why Don’t You Get A Job”.

Para concluir, espero que The Offspring no tarde tanto en sacar otro álbum, y menos después de lo corto que se hace este.

– Lo mejor: El sonido marca de la casa, la voz inconfundible de Dexter Holland, y los grandes estribillos.

– Lo peor: La duración del disco.

The Offspring:

Brian “Dexter” Holland – Voz, Guitarra.
Kevin “Noodles” Wasserman – Guitarra.
Greg K (Kriesel) – Bajo, Coros.
Atom Willard – Batería.

01. Neocon
02. The Noose
03. Long Way Home
04. Hit That
05. Race Against Myself
06. (Can’t Get My) Head Around You
07. The Worst Hangover Ever
08. Never Gonna Find Me
09. Lighting Rod
10. Spare Me The Details
11. Da Hui
12. When You’re In Prison

Puntuación: 7

Autor: Luis Bellés

<< volver a discos