THE TANGENT – COMM

Crítica

Dos años después de “Down And Out In Paris And London” y tras la sorpresa que fue “A Place On The Shelf” (un lanzamiento destinado exclusivamente a miembros del grupo de Yahoo de la banda, lo que podría considerarse como un lanzamiento exclusivo para fans, compuesto por rarezas y caras b), THE TANGENT nos presentan una vez más un nuevo disco.

Tras nuevos cambios en la formación, el grupo queda compuesto como un cuarteto, con la participación de Theo Travis (anteriormente un miembro estable de la banda) como invitado. Este detalle tiene un peso mayor de lo que cabría esperar en el resultado final del disco, ya que su participación es mucho menor y la aparición elementos de viento queda, por tanto, drásticamente reducida. Si añadimos a esto la práctica desaparición del uso del Hammond, sustituido por sintetizadores más actuales. Estos cambios alejan al grupo del sonido Canterbury que les habia caracterizado en otros lanzamientos…lo cual resulta muy apropiado para este disco, ya que “COMM” (que así se llama la criatura) es un disco que habla sobre las nuevas comunicaciones y tecnologías, repasando sus pros y sus contras, pero con el mensaje de que, pese a todo lo malo que puedan tener, al final las ventajas hacen valer su uso. Y digo que es un cambio apropiado, porque resultaría algo paradójico afrontar un disco con este concepto desde un prisma de sonido tan clásico y añejo como el grandilocuente estilo Canterbury que tanto brilló en las bandas progresivas británicas de mediados y finales de los sesenta y principios de los setenta.

El disco da el pistoletazo de salida con “The Wiki Man” un mastodóntico corte de algo más de veinte minutos en el que rápidamente percibimos la evolución en el sonido del grupo y la dirección que Andy Tillison ha querido darle a este nuevo trabajo. Se trata de un tema que, cómo es habitual en el grupo, nos guía por una estructura plagada de sorpresas, en la que la intensidad interpretativa aumenta a cada paso, alcanzando distintos y simultaneos clímax, que enlazan con el inicio de nuevas etapas dentro de su composición. Un trabajo de grandes dimensiones, que resulta toda una experiencia para los más acostumbrados a este estilo, pero que también cuenta con una cadencia melódica y una vivacidad que la hacen muy atractiva para cualquier fan. La voz y los teclados de Andy brillan con luz propia, pero a su misma altura o puede que incluso mejor se encuentran las guitarras de Luke Machin, que cuaja en este corte una interpretación digna de los mejores maestros. “The Wiki Man” nos presenta el día a día del mundo de Internet, sus mejores virtudes y sus peores defectos, a través de una de las composiciones más apasionantes que se han visto en lo que va de año. Sin lugar a dudas todo un atrevido acierto para comenzar este trabajo.

En segundo lugar le llega el turno a “The Mind’s Eye”, un corte con un ambiente más misterioso que su predecesor, con ritmos más vivos y un uso más actual del sintetizador. Se trata de uno de los cortes más enrevesados y difíciles de comprender del disco. Sin lugar a dudas es un tema que necesita varias escuchas para conseguir sacarle todo el jugo, pero es un esfuerzo que vale la pena, porque la recompensa nos presenta una interpretación de batería y bajo (cortesía de Nick Rickwood y Jonathan Barrett respectivamente) de auténtico lujo. La labor compositiva se despliega tras un par de escuchas como coherente, fresca y capaz de sorprender, gracias al cuidado en la creación de atmósferas, utilizando los distintos instrumentos, el sintetizador y los silencios de forma magistral, para conseguir un efecto casi cinematográfico, en el que podemos ver avanzar el tema a través de parajes dignos de un film de Tim Burton, si se me permite tal comparación. Colorido, de apariencia alegre, pero al mismo tiempo lleno de sombras, de sorpresas y giros absolutamente inesperados. Los dedos de Luke Machin vuelan por las seis cuerdas y mientras el teclado y sobre todo el sintetizador se encarga de cohesionar todos los elementos, incluida la voz de Andy Tillison, que se muestra comedida, refugiada, quizás demasiado en segundo plano, pero que a pesar de ello consigue atraer la atención desde su entrada hasta su desaparición. Uno de los mejores temas del disco y una nada desdeñable pieza en la discografía del grupo.

“Shoot Them Down” es un tema poco habitual para THE TANGENT, ya que se trata de una especie de balada. Este corte es la primera aportación compositiva de Jonathan Barrett en el grupo y se revela rápidamente como una pieza entrañable y que despierta esa necesidad de ser escuchada una y otra vez. Tiene cierta influencia de los Pink Floyd de “Wish You Were Here”, pero aún así es capaz de plasmar un sonido y un estilo personal y reconocible. Se trata de un tema que suena a THE TANGENT, en el que el trabajo al sintetizador, la comedida percusión y la voz de Tillison me parecen los elementos más destacables, con la salvedad del sobrecogedor y absolutamente impresionante solo de guitarra que nos ofrece Luke Machin; es posiblemente uno de los mejores solos que escucho en mucho tiempo, cargado de feeling, surgiendo desde el fondo y aguantando el transcurrir de la canción. Sorprendente. Compositivamente es correcta y muy coherente en todas sus facetas, dándole al disco un aire fresco y diferente.

También “Tech Support Guy” supone un cambio de aires y tesituras en el disco. Se trata del tema más corto de este LP (con menos de seis minutos) y también del primero en el que los instrumentos de viento, cortesía de Theo Travis, se muestran como protagonistas. Es un corte más directo que sus predecesores, con una divertida lírica sobre los problemas que surgen en una gran empresa mientras el informático del departamento de mantenimiento está en su día libre. En esta pequeña historia todo parece fallar, pero en la canción todo encaja perfectamente, siendo un corte divertido y muy fresco, con una composición adictiva y con mucha personalidad.

Y con esto llegamos a “Titanic Calls Carpathia”, dieciséis minutos y medio en los que THE TANGENT han plasmado una de las mejores composiciones de su carrera, con unos arreglos orquestales sublimes, en los que la presencia de Theo Travis es crucial y su interpretación magistral. La canción avanza de forma sutil, en una evolución casi imperceptible. Poco a poco van incorporándose todos los elementos, los sintetizadores y la percusión hacen su aparición, creando un envoltorio sonoro en el que poco a poco aumenta la intensidad y la incertidumbre. Podemos sentir cómo se aproxima un clímax, que se culmina con la entrada de guitarras y bajo y que desemboca en un nuevo remanso de paz para que Andy Tillison haga su aparición sobre un manto de teclados, sintetizadores y la genial labor de Nick Rickwood. El tema nos narra distintos momentos claves en la evolución de nuestra tecnología, desde el Titanic hasta el Apollo 13, todo ello con la dosis justa del característico enfoque social queTillison gusta plasmar en sus temas. Es un corte en el que todo parece indicarnos que nuestra tecnología actual nos lleva demasiado lejos, a lugares a los en los que quizás no deberíamos aventurarnos…pero que a pesar de todo lo malo que pueden acarrear las nuevas tecnologías, en todos los campos y particularmente en la comunicación, el bien que conllevan es mayor que sus defectos.

Musicalmente es un corte lleno de fuerza, que condensa la más pura esencia de lo que es este grupo, de lo que son capaces de conseguir, de lo que quieren transmitir. Es sencillamente una obra maestra que no se puede reproducir con palabras.

THE TANGENT nos presentan en “COMM” un serio candidato a convertirse en el disco del año, al menos para aquellos que disfrutamos del rock y el metal progresivo en todas sus vertientes y expresiones. Es uno de esos discos que merecen escucharse con detenimiento, con todos los sentidos puestos en el. Una obra de arte absolutamente imprescindible.

Tracklist de COMM:

01 – The Wikki Man
02 – The Mind’s Eye
03 – Shoot Them Down
04 – Tech Support Guy
05 – Titanic Calls Carpathia

THE TANGENT son:

– Andy Tillison – Teclados, Voz
– Jonathan Barrett – Bajo
– Luke Machin – Guitarras
– Theo Travis – Saxofón, Flautas
– Nick Rickwood – Batería

Nota:  El batería oficial de THE TANGENT es Tony Latham, pero tuvo que mantenerse alejado del grupo durante varios meses, incluyendo la grabación de «COMM» y siendo sustituido por Nick Rickwood. Así mismo, Theo Travis no es un miembro a tiempo completo del grupo y debe considerarse como un invitado.

Puntuación: 10

Discográfica: Inside Out

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos