WILD – LA NUEVA ORDEN

Crítica

A día de hoy, todavía hay quien cae en el tópico de que todo lo que salga de España jamás estará a la altura de los grupos de fuera de nuestras fronteras y afortunadamente son grupos como este del que hablo los que hacen ver que en nuestro país hay calidad de sobra sacando un disco bastante notable como es la nueva orden y respaldándolo en directos a los que ya poco queda por pulir, aunque no por ello dejar de mejorar.

En esta línea podríamos hablar de un sin fin de grupos aunque en este caso vaya a hablar de los WILD y su fantástico debut “La Nueva Orden”, precedido por un fenomenal Ep ya más que rallado en el tocadiscos titulado “Calles de Fuego”.

Antes de meternos en materia con el plástico propiamente dicho, puedo apuntar que WILD es una banda de detalles, como demuestra el hecho de haber vuelto a contar con el prestigioso portadista Ed Repka, a la hora de realizar la carátula del disco cuando fácilmente podían haberlo resuelto con las dotes al dibujo de su guitarra Javier Pastor; cuyo trabajo hemos podido ver por ejemplo en el Ep de los también madrileños CICLÓN.

El redondo deja tras de sí diez pistas que demuestran una gran vuelta de tuerca en el sonido de la banda, con aproximadamente tres cuartos de puro heavy metal donde los himnos aparecen canción tras canción como podréis escuchar al dar una oída al disco.

Una intro llamada “MMXI” como el año en el que estamos, comienza la esencia del disco sin olvidarse de empalmar perfectamente con “Condenado”tema de estribillo fácil y guitarreo efectivo para mover la peluca, una gran baza para abrir el trabajo sin duda alguna. Estoy totalmente convencido que la carismática voz del señor Javier Endara pondrá los primeros puntos sobre las íes en caso de que alguno no se fiara de por dónde iban a ir los tiros del primer trabajo de los madrileños.

Y de esta forma es como van desgranando uno a uno varios perdigones perfectamente dirigidos de los que destacaré por ejemplo el homónimo al trabajo; “La Nueva Orden” en el que vemos como se doblan tanto las guitarras como algunos fragmentos vocales, «Hijos del Rock» que propone otra dinámica en el formato mucho más cerca del rock más puro que del heavy metal propiamente dicho.

“Reina de la noche”, cuya temática ya nos acercaría BANZAI muchos años atrás y elegantemente la banda ha sabido adaptar a los nuevos tiempos, es otra de la baza del disco bajo mi punto de vista, tal y como “el Extraño” me ha resultado un poco más duro en las primeras escuchas.

Y los últimos coletazos del disco quizás sean lo mejor del mismo, ese “Heavy Metal (Es mi Religión)” se ha convertido en un emblema para la banda como pueda ser su Salvaje”un tema con mucha garra y una finalidad perfectamente conseguida. Mientras que “Juicio Final” aúna lo mejor de la banda durante más de diez minutos de puro metal.

Este es el camino correcto y no seré yo quien vaya a parar a la banda, les deseo mucha suerte para el siguiente disco y espero que mínimamente cumpla los esquemas de este que nos acaban de ofrecer.

Puntuación: 7
Discográfica: Santo Grial Records
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos