ZENOBIA – SUPERNOVA

Crítica

Cuando ya tenía hecha la lista de mis discos del año, me pongo a escuchar este cuarto disco de ZENOBIA, que salió este mismo mes de diciembre, y me encuentro con que es de lo mejor de 2014. Con “Supernova” el grupo nos presenta diez canciones en las que, aunque profundizan en muchos de los rasgos típicos de su sonido, también van dando cabida a elementos distintos, que los abren a horizontes nuevos, y en los que, estoy seguro, tuvo mucho peso la aportación de Víctor de Andrés. Nos encontramos así con riffs contundentes, guitarras afiladas, ritmos rápidos y estribillos muy “coreables”, todo ello combinado para dar lugar a canciones muy variadas, en las que el sonido netamente powermetalero se une a influencias diferentes.Zenobia logo

El disco arranca con “Borraré tu nombre”, una canción netamente metalera, perfecta para abrir el disco y, seguramente también los conciertos. Después de unos sonidos que funcionan a modo de intro, la canción se acelera con un riff muy contundente, para después desarrollarse de forma muy fluida, como un tema potente pero fácil de escuchar, con un estribillo que dará mucho juego en directo, con el público cantando a pleno pulmón.

Con un punteo muy reconocible que suena por encima de un ritmo frenético empieza “La última vez”, una canción sobre la violencia doméstica. Vocalmente no es tan agresiva como la anterior, pero su ritmo es muy rápido. De nuevo, nos encontramos con un estribillo que funcionará muy bien en los conciertos.

Con cierta densidad empieza “El sueño de un loco”, una canción para la que grabaron un videoclip y que es una crítica del totalitarismo a través del ejemplo de la Alemania nazi. Unos coros al principio ya nos van dejando claro que es una canción para el directo. Se trata de un medio tiempo con un ritmo denso, en el que destacan su estribillo, muy pegadizo y que se queda en la cabeza desde el primer momento, y también su solo, muy logrado.

Zenobia_3_web

Con un punteo de aire muy optimista empieza “Al pie del cañón”, una canción que es muy optimista, pero en la que el grupo se abre a sonidos más hardrockeros, lo que hace que sea una canción muy fácil de escuchar, que gustará no solo a los fans del grupo, sino que puede resultar una canción muy accesible incluso para quien no suele escuchar este tipo de sonidos.

Llegamos entonces a “Concédeme una vida”, una tranquila balada, un tanto típica quizá, con la guitarra acústica y las orquestaciones en su inicio, que hacen que sea una canción muy fácil de escuchar. Viene muy bien para recuperar el aliento después de tanta caña, y en los conciertos será la típica canción durante la cual se verán mecheros encendidos.

Volvemos a la caña con el tema que da título al disco, que empieza con un punteo verdaderamente matador sobre un ritmo rapidísimo, para dar forma a una canción totalmente powermetalera con una letra crítica y un estribillo que se queda en la cabeza desde la primera escucha, con unos coros muy bien introducidos.
Con un sonido heavymetalero típico empieza “El conquistador”, un tema que luego se desarrolla con potencia y velocidad. No es la canción que más destaca, pero está muy bien construida, con detalles muy logrados y, sobre todo, un estribillo muy conseguido y pegadizo.

La fiebre del oro” es una crítica a la avaricia, y es una canción muy potente, en la que lo más llamativo es su estribillo, que va a ser una bomba en directo. De hecho, su estribillo es tan potente y tan pegadizo que casi eclipsa a los demás elementos de la canción.

Recuérdame” es otra balada, y está hecha con un buen gusto impecable, con Víctor de Andrés tocando en plan maestro. Es una canción lenta, sí, pero llena de matices que tenemos que descubrir. Su estribillo es muy pegadizo.

El disco termina con “Una de piratas”, un tema rápido y muy potente, en el que cuentan con la colaboración de Óscar Sancho, de LUJURIA, que borda las partes del pirata en un contraste muy claro con la voz de Jorge Berceo (ahora que lo pienso, ¿podía haber un cantante mejor para colaborar en esta canción que Óscar?). El solo de Víctor es de lo mejor del disco, y Jorge canta como nunca.

Como vemos, aunque han llegado casi al final del año, ZENOBIA nos han traído uno de los discos de este 2014. No hay ni un solo tema de relleno, todos tienen su razón de ser y encajan entre sí a la perfección, hasta crear una de las mejores obras del año. No sé a qué esperáis para escucharlo.

Tracklist:

1- Borraré tu nombre.
2- La última vez.
3- El sueño de un loco.
4- Al pie del cañón.
5- Concédeme una vida.
6- Supernova.
7- El conquistador.
8- La fiebre del oro.
9- Recuérdame.
10- Una de piratas.

ZENOBIA son:

Jorge Berceo: Voz.
Víctor de Andrés: Guitarra.
Salva Hache: Bajo.
Javi Herrero: Batería.

Discográfica: Yarhibol Records.

Puntuación: 9/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos