ALLEN/LANDE – THE BATTLE

Crítica

Desde que supe que este album saldría al a venta he estado en ascuas. No había un solo día en que no mirase por ahí a ver si ya había aparecido o no. Y cuando finalmente lo tuve en mis manos (y más concretamente en mi discman) superó todas mis expectativas. The Battle es un disco redondo, sencillamente no tiene fallos.

Bueno, no voy a dejarme llevar por mi fanatismo, alguna pega tiene, pero es mínima. Se trata del mejor album de Hard Rock con tintes progresivos que he escuchado en mucho tiempo; y si a eso le añadimos que tenemos a Jorn Lande y Russell Allen a las voces, no podemos pedir más. Estos dos enormes vocalistas pueden jactarse de contarse entre los más destacados del mundo.

Habrá quien prefiera a Jorn y habrá quien opina que Russel es mejor, pero aquí se ve quien es quien y porqué. Tal vez sea la pega (aunque también la ventaja) más grande del disco, y es que Jorn Lande literalmente minimiza a Russell; se lo come por todas partes. Esto no quiere decir que, con todo y con eso, Allen no cuaje en este album una de sus mejores interpretaciones desde el The Divine Wings Of Tragedy. Un breve repaso por los temas puede ayudarnos a dejar las cosas aún más claras, vamos con ello:

Another Battle: Un comienzo bastante relajado, suena como misterioso, buena ambientación, una intro muy interesante para abrir tema y disco. Paulatinamente esta misteriosa introducción desemboca en un interesante riff y no tarda mucho en comenzar a estructurarse la primera joya del disco. El sonido del tema encaja dentro del hard melódico con cierto toque progresivo y la entrada de las voces lo remata todo. Cuando llega el primer estribillo ya estas enganchado con el tema y convencido de que es todo un temazo. No obstante, no me parece una de las canciones más reseñables del disco. Una buena candidata para single del disco. Lo más interesante, el solo, no es especialmente complejo, ni rápido ni espectacular, pero es justo lo que necesita el tema, ni más ni menos.

Hunter’s Night: Este es uno de mis temas preferidos del disco. Arranca con una breve introducción y con unas lineas de batería muy interesantes. La melodía del tema se dibuja desde el principio y resulta más “heavy” que el tema anterior. Se trata de una canción que podría encajar perfectamente en un album en solitario de Jorn. El puente – estribillo del tema es altamente pegadizo, tal vez el más pegadizo del tema. Hard Rock, con toques muy muy ligeros de progresividad, con mucha garra y una gran calidad tanto compositiva como interpretativa. No obstante aquí ya empezamos a notar que Russell sufre al lado de Jorn. Es una canción para disfrutar, yo sin duda la incluiría en un buen set list. Vale la pena fijarse en el apartado instrumental.

Wish For A Miracle: Un buen riff y el dibujo de una interesante melodía dan entrada a este tema. Más relajado que el anterior, con una batería que se sale por todas partes y nuestros privilegiados cantando una frase cada uno y a dúo en el estribillo, estribillo por cierto bastante bien trabajado. De nuevo simplicidad y progresividad se funden en un gran tema de Hard Melódico Progresivo. Se trata de una canción muy bien trabajada a nivel compositivo e interpretativo, no obstante la veo como una canción de estudio, no creo que en directo tuviese el resultado adecuado. Lo más destacado el solo, impresionante, es mi preferido del disco.

Reach A Little Longer: El teclado abre el tema para la entrada de las voces sobre una base muy suave, casi a capella. El duo Jorn-Russell suena estupendamente, pero, como ya dije, Allen se queda un poco corto junto a Jorn. El tema tiene muchos tintes de balada hasta este punto. Si dijéramos que es una balada mentiríamos, si dijéramos que no lo es también. Y tampoco es el típico medio tiempo. Es un tema diferente, muy bueno, con un gran trabajo sobre el papel y una emotiva interpretación. Sobresaliente, y de nuevo conviene prestarle atención al sector instrumental.

Come Alive: Este es el tema más duro del disco, el mas netamente heavy. Es una de las mejores bazas para un directo. Come Alive es un tema ideal para un concierto. Si una buena composición, una gran sección rítmica, un gran trabajo en la melodía y una interpretación ideal en el solo le añadimos las siempre buenas voces de Lande y Allen, tenemos Come Alive. Y si además mete caña, mejor. Sin embargo, no es un tema 100% heavy metal, sino que sigue la linea Hard progresiva del disco, con mucha melodía. Buen solo y buena letra. Escuchen y disfruten, no se puede hacer otra cosa.

Truth Of Our Time: Este es el tema-himno del disco. Una canción pensada para triunfar en directo, volver locos a todos los fans del estilo, ser número uno de las radios(si las radios pusieran música)…en definitiva, un himno en toda regla. Truth Of Our Time cuenta con un increíble trabajo interpretativo y una de las mejores composiciones del disco. En sus líneas encontramos una mezcla perfecta de melodía y progresividad (desdibujada, oculta y ligera, eso si). Durante buena parte del tema podemos comparar muy bien las voces de ambos vocalistas; y durante buena parte del tema tenemos la sensación de que ambos se están conteniendo. Otro punto importante es la batería, muy acertada. Según nos acercamos al final del tema (tras disfrutar de un solo buenísimo, impresionante, orgásmico…pero cortito) confirmamos que ambos vocalistas se estaban conteniendo y volvemos a constatar que Jorn Lande es mucho para cualquiera a día de hoy, aunque se llame Russell Allen.

My Own Way: Un comienzo bastante “épico”, de los más directos del disco, para un tema de los más “raros” del disco. Ligeramente más progresivo que otros temas, My Own Way ofrece variados y buenos cambios de ritmo y un estribillo ideal para corear en directo. En cuanto al sector compositivo, como has ahora, sobresaliente. No se le puede poner ninguna pega a la sección instrumental (menudo solo!!). Uno de los mejores temas del disco si lo que quieres es hacer headbagging (no muy rápido, eso si, y solo con el estribillo).

Ask You Anyway: El tema arranca directamente con la voz de Russell y una melodía muy interesante, dónde se nota de manera muy clara la parte progresiva del disco. Se trata de un tema con una base bastante cañera aunque calmada al mismo tiempo. La melodía esta muy bien trabajada en este tema y el estribillo es muy inteligente. Yo diría que este tema es un medio tiempo de libro. Me gusta mucho como suena el bajo de este tema. Compositivamente sigue en la línea del disco, buenas composiciones, sin complicaciones innecesarias ni florituras excesivas, sobriedad, calidad y efectividad. Un buen tema.

Silent Rage: Un gran riff y una fuerte base de batería dan comienzo a este tema, uno de los más cañeros del disco junto a Come Alive. Se trata del típico tema Hard Rockero que invita al movimiento, con un ritmo muy pegadizo. Es un tema que me cuadra para un show, justo antes de los “encores”. Es un tema que podría encajar muy bien en la discografía en solitario de Jorn Lande. Me gustan muchos las líneas de guitarra muy a lo whitesnake. Un tema muy “chulo”. Gran solo de corte clásico.

Where Have The Angels Gone: Este tema tiene, para mi, la mejor melodía de todo el disco y el mejor riff. Calidad compositiva y efectividad interpretativa. Me parece uno de los cuatro mejores temas del disco y por alguna extraña razón me encanta la letra. Tiene un estribillo muy interesante, aunque bastante simplón compositivamente hablando. Por cierto, de nuevo observamos el repaso que le da Jorn a Russell. Prestad mucha atención al apartado instrumental.

Universe Of Light: Este es el trallazo del disco. Un tema puramente heavy, sin florituras ni melodías suavizantes ni nada similar, un tema sin tapujos; una canción dónde puedes hacer headbagging sin parar. Composición efectiva y contundente. Ideal para un directo. Lo mejor, las voces, impresionante.

The Forgotten Ones: Este es, según el punto de vista del que suscribe, el mejor tema del disco a nivel compositivo. Una genialidad de principio a fin, superior incluso a Truth Of Our Time, pero le falta ese pequeño toque para tener tanto éxito como pueda tenerlo la anteriormente citada. Se trata de una canción con una melodía exquisita, melancólica, acertada, triste, esperanzadora…sorprendente. La combinación de las voces de Lande y Allen en este tema es sencillamente perfecta, es el único tema del disco dónde realmente se amoldan al 100% el uno al otro. Una canción relajada, con tintes de balada o medio tiempo, con florituras que, en lugar de sobrar, enriquecen más aun el tema y con un apartado instrumental (dios que guitarra!!) increíble. No encuentro las palabras adecuadas para este tema, es una canción que se me antoja muy difícil de cualificar, suena a clásico, pero en el fondo es sorprendentemente innovadora. Todo un acierto y un placer.

En definitiva, un disco para disfrutar, para dejar libre la imaginación y saborear cada nota. Un disco que supera tanto el que para mi es el mejor disco de Lande en solitario (Starfire) como el reciente Atomic Soul de Russel Allen. Si tuviera que definirlo en una palabra diría delicioso. Disfrutadlo.

Allen/Lande:

– Russell Allen (voz)
– Jorn Lande (voz)
– Magnus Karlsson (guitarras, bajo y teclados)
– Jaime Salazar (batería)

01. Another Battle
02. Hunters Night
03. Wish for a Miracle
04. Reach a Little Longer
05. Come Alive
06. Truth of Our Time
07. My Own Way
08. Ask You Anyway
09. Silent Rage
10. Where Have the Angels Gone
11. Universe of Light
12. The Forgotten Ones

Puntuación: 9

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos