ALLEN/LANDE – THE SHOWDOWN

Crítica

Allá por el ya lejano 2005 salió a la luz “The Battle”…Recomendado por un buen amigo, creo que , personalmente, escucharlo y descubrirlo ha sido uno de los momentos musicales más interesantes de los últimos tiempos.

La reunión de dos de los mejores vocalitas actuales de Hard Rock y Heavy Metal mundial, como son Jorn Lande (conocido principalmente por sus trabajos en solitario y con Masterplan, y comparado con clásicos de la altura de nuestro gran Ronnie James Dio, Joey Tempest o David Coverdale  –  escuchad Hourglass, de Millenium -) y Russell Allen (actual vocalista de la banda de metal progresivo Symphony X), con el guitarrista sueco Magnus Karlsson (con claros ejemplos de su talento en proyectos como “The Codex” junto a Mark Boals o su trabajo reciente en Primal Fear), dio como fruto un disco diez para los amantes de este género, reflejado en temas como “Another Battle”, “Hunters Night” o “The Forgotten Ones”.

Más tarde vino “The Revenge”, un disco que tuvo un recibimiento menos apabullante que su sucesor. Para un buen grupo de fans se quedó un paso por detrás de su predecesor y para otros mantuvo la altura. No obstante, más allá de todo tipo de juicios este disco nos dejó temas como “The Revenge” o la fantástica “Master Of Sorrow”. Pero todo eso quedó atrás…en la memoria histórica…porque ahora lo que nos ocupa es su tercer trabajo…y yo diría “gran” trabajo: The Showdown (Frontiers).

El disco sigue los parámetros que marcaban las dos anteriores obras , siempre con la figura del guitarrista sueco Magnus Karksson una vez más a la composición e instrumentación, pariendo unos muy trabajados  temas, realmente brillantes algunos de ellos, y redondeados por la enérgica y poderosa, no exenta de técnica,  pegada de Jaime Salazar a la batería.

En este disco vamos a comprobar que será Russell Allen que tome mayor protagonismo en cuanto a minutaje grabado, probablemente debido al gran número de proyectos en los que Jorn se ha visto involucrado recientemente. Sin embargo la participación del vocalista noruego sigue siendo, por descontado, superlativa y su voz está presente en mayor o menor medida en la mayoría de temas de este disco.

Iniciamos el recorrido con la canción que da nombre al disco, “The Showdown”, al igual que en los anteriores trabajos…Aquí la potencia y la melodía se combinan con acierto para engancharnos desde el primer momento. Un  tema pleno de virtuosismo vocal directo y convincente, siguiendo los pasos marcados en las dos anteriores entregas con los temas “Another Battle y “The Revenge”, dando paso al segundo corte, un poco más épico (por aquello de las coros y el órgano) y primer single,  “Judgement Day”, en el que Jorn Lande se hace dueño y señor del micrófono.  Si he destacar algo más de este single es el solo de guitarra de Karlsson y el vídeoclip dirigido por Thomas Tjader.

Pero esto no sería Allen/Lande/Karlsson si no suavizaran un poco el sonido con su tercer corte,  “Never Again” , donde mezclan perfectamente  unas cadencias más lentas con subidas  melódicas intensas y espectaculares, marcadas por una serie de potentes riffs y con un estribillo marca de la casa. Volviendo a la línea donde el protagonismo lo marca el ritmo alegre, melódico y contundente, nos encontramos con un maravilloso estribillo a dos voces en la sólida “Turn All Into Gold”. En este tema podemos destacar la habilidad melódica de Magnus Karlsson en las seis cuerdas y los buenos arreglos con los teclados, sutiles pero imprescindibles en la construcción final del tema.

¿Nos falta el aire? Llega “Bloodlines” , dándonos un nuevo respiro con el piano y las voces que la abren. La canción va variando en ritmo y velocidad en todo su  desarrollo, invitándonos a la relajación. Se trata posiblemente de uno de los cortes musicalmente más interesantes de este disco, con una estructura que oculta más sorpresas de las que se revelan a primera escucha y una buena interacción de las dos excelentísimas voces que protagonizan este disco. La cadencia relajada del tema sirve para prepararnos ante la llegada de la más aún  cálida y llena de clase “Copernicus”, a la que únicamente un afilado solo de guitarra del sueco  da un toque algo más heavy…”(…)…when I was a child I had the strangest dream…(…)”  Maravillosa composición, de mis preferidas, donde en algunos momentos Russell consigue ponerme la piel de gallina con su increíble  interpretación vocal…

No le va a la zaga otro  de los temas más destacados del trabajo, “We Will Rise Again”, donde clara y nuevamente lleva el peso  Allen,  complementado por los tonos más desgarrados de Jorn Lande. Me encanta el sonido del piano de fondo, siempre adornando los momentos más suaves de casi todas las composiciones.  Destacable especialmente el puente-estribillo de este tema.

Si tuviese que decir por qué estas dos, junto con “Eternity” (de la que hablaremos más adelante), son las que más me gustan y llenan, tendría que decir que porque me recuerdan en cierta medida a las fenomenales e intensas “Wish for a miracle” , “Reach a little longer” y “Thruth of our time” de su primer trabajo.

Momento para melodías algo más  hard en la rasgada “The Guardian”; un corte fácil de asimilar, en la línea más melódica y pegadiza del flamante “The Battle” (temas como “My Own Way”). Nuevamente bajamos  la intensidad con el medio tiempo “Maya”, al más puro estilo Foreigner, apoyando toda su fuerza en una melodía llena de feeling y un estribillo llamativo y fácil de corear.

Interesantes los arreglos, que ponen de manifiesto el excelente trabajo de producción llevado a cabo en este redondo. Arreglos orquestales comandan  “The Artist”,  con aires épicos y teatrales, donde las voces se tornan profundas sobre la rotunda base rítmica de Salazar, que para mi gusto hace un gran trabajo de principio a fin…algo difícil y complicado cuando estás rodeado de gente del calibre que nos ocupa. Este tema vuelve a permitirnos disfrutar de la conjunción de las voces de Russell y Jorn en una exhibición al alcance de muy, muy pocos vocalistas. Oxígeno a modo de “cuasi” despedida con la dulce “Eternity”. Una vez más los toques de piano le dan ese tono solemne y maravilloso que solamente este instrumento es capaz de transmitir…”(…)I will be waiting…waiting for  Eternity…(…) “.

Decía “cuasi”, porque el disco lo cierra en calidad de bonus track,  “Alias” ágil y dinámica como la que más y que engancha particularmente por sus trabajadas  guitarras. Un tema veloz y bastante directo dentro de los estándares de este disco que vuelve a mostrar el inconfundible sello de esta franquicia. No se puede terminar esta review sin hacer una pequeña valoración: desde el título del primer disco hasta el último minuto de “Alias”, estos discos han sido una gran batalla…una batalla de poder a poder entre los que, posiblemente, sean los dos vocalistas más en forma del momento. En las dos entregas anteriores parece bastante claro que Jorn se alzó con la victoria, sin embargo en este nuevo “The Showdown” es Sir Russell Allen quien se lleva la palma.

Lo que se anunció como un disco  “épico, grandioso y muy melódico”, no se queda tan sólo en una bonita portada…y es que la unión de grandes talentos generalmente da como resultado grandes trabajos. Este no lo es menos. Disfrutadla.

Puntuación: 9,3

Discográfica: Frontiers Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos