ANTONELLO GILIBERTO – THE MANSION OF LOST SOULS

Crítica

Desde la inspiradora Sicilia, más concreto desde la histórica ciudad de Siracusa nos llega el debut discográfico en solitario del guitarrista Antonello Giliberto, un maestro de las seis cuerdas que nos presenta un compendio de 12 composiciones instrumentales reunidas bajo el título de “The Mansion of Lost Souls”.

Probablemente desconocido por todos vosotros, como para mi hasta que recibí el disco directamente del propio Antonello, este guitarrista ya lleva unos cuantos años considerado como una de las grandes promesas de las seis cuerdas de Sicilia, en especial en lo que respecta a los guitarristas de estilo neoclásico, si bien ya lleva algunos años participando en varios certámenes de guitarra y atesora un amplio currículum de cursos académicos de guitarra en los que ha ido perfeccionando una técnica que no viene a ser nada novedosa sino que, por lo que podremos apreciar a lo largo de este variado y bien trazado álbum, explora y reproduce con gran maestría el legado de hachas como Yngwie Malmsteen, Jason Becker o Tony MacAlpine y lo readapta a composiciones que en ocasiones da la sensación de que tendrían un buen resultado dentro de una banda con vocalista, tal y como podemos extraer de su clara influencia de su paisano Luca Turilli o el finés Timo Tolkki.

Tremendamente capaz de desenvolverse a la perfección en estilos como el rock más directo, cosa que atesoran sus más de 100 conciertos anuales con la banda italiana FLOWERS GRANDSONS, o hacer sus pinitos dentro del blues (BLUE TRAIN), Antonello explora en este primer álbum su faceta más rimbombante y neoclásica, sin llegar a perderse en virtuosismos infinitos, pero si desarrollando composiciones que se extienden hacia un minutaje medio-alto y que inevitablemente suelen caer, a partes iguales, entre el power más italiano y la influencia de compositores clásicos como el eterno Johann Sebastian Bach.

El resultado es un trabajo que viene a poner sobre la mesa las amplias capacidades como guitarrista del italiano no solo a nivel técnico, sino también su visión más global y compositiva, dado que como ya hemos comentado antes, la mayoría de los temas podrían tener una salida más que aceptable dentro de una banda de power progresivo o heavy metal neoclásico al más puro estilo Malmsteen.

Obviamente un trabajo de estas características corre siempre el peligro de caer en la repetición y en el tedio y quizás esa sea la razón por la que el músico italiano va poco a poco exponiendo todas sus armas a través de cada una de las composiciones del álbum, desde el aguerrido y potente “Equinox” al medio tiempo más oscuro y arábigo “Lotus Effect” o la energía, luminosidad, velocidad y melodía de “The Mansion of Lost Souls”.

Dentro de estas tres primeras composiciones el guitarrista siciliano va a desplegar gran parte de las armas que le definen como guitarrista, algo que se completa con su sentimentalismo y clasicismo con la guitarra acústica tal y como podemos comprobar en “Sorrow”, “Dream of the Dead Tree” o la más eléctrica, melodiosa y onírica “Ballad nº3”.

Por lo demás “Mansion of the Lost Souls” se desenvuelve, con las bases rítmicas programadas por el propio Antonello,  de forma solvente entre el virtuosismo de “Rise of the Titans”, la épica de “The Power of the Whip”, el neoclasicismo de “Flight of the Sleeper” o el ramalazo heavy a lo DIO de “The ride”, completando una importante carta de presentacion llena de recursos, grandes riffs y potentes melodías que piden encarecidamente ser arropadas por una producción que incluya toda una banda detrás y, quizás, un vocalista para ocasiones puntuales.

TRACKLIST:

01- Equinox
02- Lotus Effect
03- The Mansion of Lost Souls
04- Sorrow
05- Flight of the Sleeper
06- Entr’act
07- The Power of the Whip
08- Dream of the Dead Tree
09- Rise of the Titans
10- Ballade no.3
11- The Ride
12- Commiato

Puntuación: 7,8/10

Discográfica: Independiente

Autor: Dany Velasco

<< volver a discos