FYRE! – MISSY POWERFUL

Crítica

Casualidades de la música, allá por el verano de 2013, me fui con unos colegas a ver la actuación de CRUDO en el escenario central de la Semana Negra de Gijón. Con pocas ganas de volver a casa, después del concierto, fuimos hasta una de las carpas del festival para seguir escuchando música en directo, y nos encontramos con la actuación de la guapa argentina Alejandra Burgos y su banda. Pues bien, ahora me veo en la tesitura de comentar el primer disco de FYRE!, otro de los proyectos de la porteña, que se une en esta ocasión nada menos que al alemán Lars Ratz, al que conocemos por su antigua pertenencia a METALIUM, y al español Tolo Grimalt, entre otros. El resultado de la unión de estos tres talentos multinacionales es “Missy powerful”, un álbum de Hard Rock de sonido muy actual, en el que la melodía nos guía a través de unas canciones contundentes y muy conseguidas, que no dejarán a nadie indiferente, y que ya ha funcionado como carta de presentación de la banda, hasta llevarlos a talonear a gente tan dispar como ANASTACIA y MICHAEL SCHENKER.Fyre

El disco arranca con calma, la de los primeros compases de “We are here”. Pero que nadie se asuste, que la canción muy pronto se acelera y gana potencia, hasta ser un verdadero torrente de caña con mucha melodía pero también con un ritmo que llama la atención desde el primer momento.
Un potente grito nos da la bienvenida a “Get the hell out”, el primer single del disco, un tema variado y cargado de actitud, que va ganando velocidad poco a poco, hasta llegar a un estribillo que se nos queda en la cabeza desde la primera escucha. La aportación del saxofón completa el tema y le da un aire muy original.
Con el sonido de la guitarra acústica empieza “Stay until the moonshine”, segundo single del álbum. Es un tema fácil de escuchar, algo carente de potencia, pero muy conseguido, con un estribillo muy logrado.
Con mucha calma y el sonido del violín empieza “No happiness”, una canción que rápidamente gana garra y fuerza, hasta llegar a un estribillo muy efectivo y de corte muy clásico. Los cambios de ritmo sirven para remarcar las diferentes partes del tema, haciendo que la música sea tan expresiva como la propia letra.
Volvemos a la caña con “I love to rock”, un tema directo, pegadizo y de sonido muy actual, quizá algo convencional por momentos, pero con una calidad innegable. Su estribillo es de lo mejor del disco y funcionará muy bien en directo.
Crazy little woman” empieza con un cierto aire de grabación añeja y cierto tono Country, pero muy pronto la cosa gana potencia, hasta convertirse en una canción muy conseguida, con un estribillo muy efectivo, que funcionará muy bien en los conciertos, y en la que los cambios de ritmo, muy bien introducidos, enriquecen mucho el resultado final.
Como bonus track en la versión en digipack se incluye “Lost in the dark”, una canción de rollo muy americano y comercial, con unos violines completando la instrumentación. Aunque es un tema poco original, porque tiene un regusto muy claro al sonido de bandas como BON JOVI, no cabe duda de que el grupo ha sabido como hacerlo muy bien con esta canción, sobre todo en lo que se refiere al solo de guitarra.
Con el sonido del piano empieza “27”, una canción sobre todos esos músicos que fallecieron a esa edad (por cierto, el título de la canción se canta en castellano). Es un tema con un rollo muy melancólico, denso y oscuro, en el que los instrumentos y la voz crean una atmósfera casi opresiva en la que destacan los cambios de ritmo.
Volvemos a la caña con “Devil is me”, uno de los temas que más me gustan, que empieza con un riff muy reconocible y un aire muy chulo. Es una canción de Rock sin contemplaciones, directa a la mandíbula, con un estribillo muy pegadizo y unas líneas de guitarra muy reconocibles.
Llegamos a la balada del disco, “Eyes of the world”, un tema en el que la voz cristalina de Alejandra nos acaricia los oídos, aunque poco a poco, la porteña va introduciendo matices en la manera en la que canta, dando más variedad al tema. La aportación del piano y el violín completan la instrumentación hasta hacer que sea un tema muy completo.
Otro tema que solo vamos a encontrar en la versión en digipack es “Watch me close the door”, que empieza con la voz de Alejandra dejando un mensaje en un contestador automático. Muy pronto arranca un tema fácil de escuchar, pero con mucha fuerza, en el que destaca el tono revanchista que tiene la letra. Seguro que ninguna tía había pasado de nosotros con tanto estilo.
Otra canción que solo está en el digipack es “Stay in bed”, un tema con una instrumentación muy sencilla (solo con las guitarras acústicas y el violín), sobre la que Alejandra canta con garra. Es un tema muy corto que, tal vez, nos corte un poco el rollo, sobre todo teniendo en cuenta lo que llega después.
Y es que “Front row kids” empieza con caña, siendo una de las canciones más contundentes del disco. Se trata de una declaración de intenciones de quienes siempre estamos en la primera fila de los conciertos dándolo todo, y tiene un estribillo sencillo pero muy efectivo y pegadizo, que funcionará genial en los conciertos. Es una de las canciones que más vamos a recordar del disco, precisamente por su fuerza. Además, tiene unos solos de guitarra y teclado muy logrados.
El disco termina con una versión de “Starway to Heaven” de los inmortales LED ZEPPELIN que es todo un regalo para los oídos, y en la que la dulce voz de Alejandra nos guía por una versión en la que el piano y un violín que suena en algunos momentos dan lugar a una versión muy original y que está hecha con un buen gusto impecable. Con ella, vemos la capacidad y versatilidad de estos músicos, que han sabido adaptar una canción tan difícil a su estilo, hasta hacer que nos resulte tan sorprendente como agradable de escuchar.
En definitiva, FYRE! han creado un disco muy contundente y muy variado, en el que una producción muy cuidada nos permite apreciar los diferentes matices de unas canciones en las que brilla con luz propia la carismática Alejandra Burgos, que ha sido llamada a veces, con razón, “El Vendaval Porteño”. Su fuerza, su garra y también su expresividad al cantar son lo que más llama la atención en estos temas, que no dejarán a nadie indiferente.
No podéis de dejar de escuchar este disco.

Track list:

1- We are here.
2- Get the hell out.
3- Stay until the moonshine.
4- No happiness.
5- I love to rock.
6- Crazy little woman.
7- Lost in the dark.
8- 27.
9- Devil is me.
10- Eyes of the world.
11- Watch me close the door.
12- Stay in bed.
13- Front row kids.
14- Starway to Heaven (versión de LED ZEPPELIN).

FYRE! son:

Alejandra Burgos: Voz y guitarra.
Tolo Grimalt: Guitarra.
Lars Ratz: Bajo.
Sergi Tomás Vidal: Batería.

Discográfica: AFM Records.
Puntuación: 8,5/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos