Aposento – Conjuring the new apocalypse

Crítica

APOSENTO son una de las bandas más clásicas del Death Metal de nuestro país. Formados allá por 1990 en Logroño, hasta 2014 no publicaron su primer disco de larga duración, aunque anteriormente habían editado varias demos, un par de EP’s y un split con otras tres bandas. Este año nos dejaron su tercer largo, “Conjuring the new apocalypse”, del que vamos a ocuparnos seguidamente.

Conjuring the new apocalypse” es una colección de diez canciones cargadas de furia y muy influenciadas por bandas como CANNIBAL CORPSE, en las que destacan, por un lado, la agresiva voz de Mark Berserk y, por otro, el trabajo de los guitarristas, que, aunque a veces suena un tanto tapado por la caña del resto de los instrumentos, resulta de lo más interesante por la gran cantidad de matices a los que hay que prestar atención. Todo ello se puede apreciar gracias a una producción muy lograda. Pero vamos a verlo con más detalle.

El disco arranca a saco con “Liber al vel regis”, un tema que, desde su inicio, ya es tralla pura, con un ritmo endiablado, un trabajo muy logrado en las guitarras y, sobre todo, con la agresiva voz de Mark Berserk guiándonos a través de una canción endiablada y directa que podría funcionar muy bien en los conciertos… si la pandemia nos permitiera asistir a ellos.

Seguimos con “Heretics by the grace of God”, otro tema cargado de furia, pero en el que, el trabajo de los músicos va mucho más allá de la caña. De hecho, si prestamos atención, nos daremos cuenta de que las guitarras intentan llamar nuestra atención por encima de la voz, a la vez que la batería nos aporrea la cabeza con una potencia salvaje.

La agresión sonora continúa con “Kadosh (Spittin on the trisag)”, que empieza con mucha caña, aunque en este caso la instrumentación no llama tanto la atención como la voz. Sin embargo, lo más conseguido de esta canción son los cambios de ritmo, que nos llevan de la velocidad endiablada a sonidos vagamente densos, lo que demuestra la versatilidad de APOSENTO.

Con mucha fuerza empieza “Samhain (The night of ingnis fatuus)”, una canción cuyo riff se queda en la cabeza desde la primera escucha. Es un tema en el que, además, también hay unos cambios de ritmo muy interesantes que enriquecen mucho el resultado final de la canción. Ojo al trabajo con las guitarras.

Akerbeltz” empieza con cierta densidad, y también con un sonido que se nos quedará grabado desde la primera vez que lo escuchemos. Nuevamente, los cambios de ritmo ayudan a que la canción sea muy interesante y nos resulte bastante fácil de escuchar a pesar de la furia que destilan sus compases.

“Noli me tangere” empieza con una potencia demoledora, con un ritmo muy contundente y con Mark cantando con mucha agresividad. El trabajo de los guitarristas queda muy conseguido, de manera que es una canción muy lograda.

Con mucha fuerza y con un ritmo machacón empieza “Vamachara (The left hand path)”. Es una canción cargada de detalles a los que prestar atención, de tal manera que, cada vez que la escuchemos, encontraremos alguna cosa que se nos había pasado por alto la vez anterior. Es de las canciones que más me gustan de este disco.

Con un ritmo que nos hará mover la cabeza casi sin querer empieza “Revelation 777”, una canción que muy pronto se acelera y se convierte en toda una explosión de caña. De nuevo, los cambios de ritmo hacen que resulte de lo más interesante. De lo mejor del álbum.

The dweller on the threshold” empieza con cierta densidad, y también nos hace mover la cabeza. De hecho, con esta canción haremos headbanging como lo más normal del mundo, mientras la banda desarrolla un tema cargado de agresividad y con un trabajo muy conseguido con las guitarras. De hecho, en esta canción se aprecia mucho mejor el trabajo de los guitarristas que en los demás temas del disco. Pero no penséis que las guitarras buscan que dejemos de fijarnos en las voces, porque es todo lo contrario: simplemente son un elemento más en una canción cargada de furia en la que todo está perfectamente ensamblado para conseguir el mejor resultado posible.

El disco termina con “Doomsday (The metanoia of redemption process)”, una canción de sonido machacón en la que Mark canta con una agresividad pasmosa, pero en la que, además, hay un trabajo muy conseguido de las guitarras. Es una canción rápida y cañera que, además, termina de manera abrupta, dejándonos un tanto perplejos la primera vez que escuchamos el disco… y obligándonos a volverlo a pinchar.

En definitiva, “Conjuring the new apocalypse” es un gran disco de Death Metal en un formato muy pequeño, ya que dura poco más de media hora. Pero en ese poco rato, APOSENTO son capaces de conjugar toda la furia, la rabia y la agresividad de este estilo con un sonido cargado de matices, que demuestran que el sonido de esta banda es mucho más que caña.
Por eso considero que es uno de los discos más conseguidos que llevo escuchados en lo que va de año.
Disfrutadlo.

Track list:

1. Liber al vel regis.
2. Heretics by the grace of God.
3. Kadosh (Spitting on the trisag).
4. Samhain (The night of ignis fatuus).
5. Akerbeltz.
6. Noli me tangere.
7. Vamachara (The left hand path).
8. Revelation 777.
9. The dweller on the threshold.
10. Doomsday (The metanoia of redemption process).

APOSENTO son:

Mark Berserk: Voz.
Manolo Sáez: Guitarra.
Eduardo Martínez: Guitarra.
Manu Reyes: Bajo.
Gabriel Valcázar: Batería.

Discográfica: Xtreem Music.
Puntuación: 9/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos