AQUELARRE – TEMPO

Crítica

AQUELARRE llegan desde Vigo, y nos presentan su segundo disco, “Tempo”, que continúa con la senda marcada con su primer álbum, “Requiescat in pace”, es decir, un Power Metal muy épico, aunque en este caso encontramos canciones mucho más trabajadas, aunque, en algunos momentos, un tanto lineales en su desarrollo.

Aquelarre logo

Nos presentan así diez canciones, más una intro y una outro que redondean el resultado final de este álbum, en el que nos muestran buenas ideas y una búsqueda constante de un sonido propio, ahondando en el Power, aunque dejando sitio para otras influencias más agresivas, como en la primera canción, “Ríos de sangre”.

La producción, a cargo de José Rubio, que también colabora tocando la guitarra, es muy nítida, y permite apreciar los muchos detalles que tienen las canciones, que están llenas de melodía, pero también de contundencia. En la portada, el libreto y también en los títulos de las canciones juegan con la idea del paso del tiempo, lo que hace que el disco tenga cierto carácter casi conceptual.

Hay canciones más introspectivas, como “Esclavo del ayer”, y otras más potentes, como “Ríos de sangre”, mientras que otras, como “Roto”, siendo rápidas, también introducen algunos cambios de ritmo.

Aquelarre foto oficial

Canciones como “Respirar”, “El mismo pecado” o “Arcilla y mármol” son ejemplos muy claros de que este grupo sabe muy bien como servirse de la contundencia y la furia, pero también de la melodía, para dar lugar a canciones muy complejas y con una gran riqueza de matices. “Ojos de niebla” es otra canción que hay que tener en cuenta, por su letra, muy currada, y por los coros, que completan el tema y lo hacen más “redondo”. Una pasada, en suma.

Las colaboraciones enriquecen mucho el sonido, y así, a la de José Rubio se suma la de Juan Flores, “Chino”, también a la guitarra, la de Pilar Fernández (DHARMA) en “Sentencia”, canción en la que juegan con la combinación de melodía y potencia. Además, también colabora José Andrëa (URÓBOROS, ex MÄGO DE OZ) en “El mismo pecado”, la que, desde mi punto de vista, es la mejor canción del álbum, por su potencia, el contraste de su voz con la de Icko, y también lo pegadizo de su riff.

El resultado final de este álbum es muy homogéneo, con canciones que encajan muy bien entre sí, pero que a veces suenan un poco repetitivas. No obstante eso no impide que sea un disco que se disfruta mucho. Un disco que vale la pena escuchar.

Tracklist:

1- 0:00 a. m.
2- 2:29 a. m. Ríos de sangre.
3- 3:15. Sentencia.
4- 16:51. Arcilla y mármol.
5- 5:46 a. m. Parte de ti.
6- 6:02 a. m. Esclavo del ayer.
7- 19:23 p. m. Roto.
8- 20:12 p. m. Respirar.
9- 9:00 a. m. El mismo pecado.
10- 22:47 p. m. Ojos de niebla.
11- 11:35 a. m. Triste final.
12- 23:59 p. m.

AQUELARRE son:

Icko Viqueira: Voz.
Adrián Rosende, “Viyu”: Guitarra solista.
Cristóbal Otero: Guitarra rítmica y coros.
Ramón Rodríguez, “Moncho”: Bajo.
David Castro, “Wevas”: Batería y percusión.
Ramón Viqueira: Teclado.

Discográfica: Duque Producciones.

Puntuación: 8/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos