ARCANIA – SWEET ANGEL DUST

Crítica

La verdad es que no sabría decir cuantos grupos existen con este nombre, pero estoy seguro de que los franceses ARCANIA no son ningún alarde de originalidad en este aspecto, todo y cuando estamos en un momento donde es básica una ligera diferenciación inicial, ya sea en el nombre, en la imagen y, sobre todo, en la música que propones.

ARCANIA es un cuarteto francés cuyo origen data de 1999 (por aquel entonces sus miembros no tenían más de 13 años) y cuya carrera se vio truncada tres años después por la trágica muerte de uno de sus miembros, lo cual determinó tremendamente el hecho de que hasta finales de 2004 no sacaran su primera demo y no sea hasta la actualidad en la que podamos hablar de un primer lanzamiento en firme, bajo el auspicio de un desconocido sello para un servidor, llamado Great Dane Records, y la masterización de Peter In Betou (Opeth, Enslaved, Dimmu Borgir, Meshuggah…) en los Tailor Maid Studios de Suecia.

Las estructuras, los riffs, la profundidad de la base rítmica de la que hacen gala los franceses enseguida nos encaminan a una referencia absoluta en sus composiciones, METALLICA. El legado musical de Hetfield y los suyos, sobre todo en eras como la de Master of Puppets o incluso en el Black Album, es la piedra angular sobre la que se basan los conocimientos musicales de ARCANIA, los mismos riffs, las mismas estructuras compositivas y los mismos desarrollos rítmicos pueblan cortes llenos de una influencia descarada hacia los californianos, bajo un prisma actual y  contemporáneo, por supuesto, bajo un aire de modernidad en ciertos blast beats o en el tratamiento de la voz, donde podemos encontrar un ligero aire a NEVERMORE, pero, en definitiva, con un descarado acercamiento a lo que cualquier fan del thrash metal ha escuchado previamente ya hasta la saciedad, sin ni una sola pizca de innovación o, al menos, frescura y determinación personal, solo cierta dosis de nostalgia y melancolía que los caracteriza por momentos.

Es por ello que las esperanzas puestas en un disco que suena como un tiro, con un gran groove y una potentísima sección rítmica, así como un perfecto tratamiento vocal sobre la base musical de la banda, se desvanecen como si de briznas de hierba en un tornado se trataran. El prometedor inicio con “Sweet ngel Dust” y “No end”, probablemente las dos composiciones más personales de la banda en todo el álbum, con el respeto de determinadas secciones aisladas en el resto de los temas y el final “My Funeral”, se derrumba cuando llegamos a un corte como “Leave my mind” y su desarrollo pausado de pronto hace que se nos encienda un chip en la mente y nos revele que estamos ante una copia mal hecha de un tema que METALLICA solo dio salida a través del directo “S&M”, aquel “No leaf clover” que pasó con más pena que gloria y que ahora incluso se ve manipulado y utilizado para dar forma a otro tema totalmente insulso y con total falta de sentimiento en la interpretación.

Pero el atrevimiento de tal hecho no se queda solo ahí. Desde ese mismo momento el error cometido por los franceses hace que nuestras miras se tornen mucho más críticas, puesto que veremos retazos de los ritmos típicos del “And Justice for all” y su clásico “One” en un corte como “Against my fear” así como u una nueva copia de ciertos ritmos en “As we fall”, que pronto nos trasportará a aquel “My friend of misery” del “Black Album”.

Desafortunadamente todos estos detalles despistan la atención sobremanera y nos muestran a una banda que aún debe de hacer muchos deberes en términos compositivos para despegarse de aquello que tan solo debería ser una sana influencia. Escuchar un álbum así aburre y deja en segundo plano aspectos como la potente producción y el buen despliegue técnico de un thrash metal correcto y bien interpretado, pero que en este caso se queda en agua de borrajas por lo anteriormente comentado. ARCANIA es, por tanto, una buena banda, que suena bien y tiene maneras, pero que se equivoca de pleno en la dirección y que nos entrega una escucha frustrante y poco destacable en el desarrollo actual del thrash metal.

Puntuación: 4,5

Discográfica: Great Dane Records

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos