Belzebubs – Pantheon of the nightside gods

Crítica

¿De qué hablamos cuando hablamos de BELZEBUBS? ¿Tal vez de un proyecto más en el que la identidad de sus integrantes se mantiene oculta para que nos fijemos más en la música? ¿De un ejemplo claro de hasta dónde se llega para hacer comercial a un grupo? Pues de todo eso y de mucho más.

BELZEBUBS es música, claro, pero también cómic y los dibujos animados para los videoclips, lo que hace que, desde el primer momento nos encontremos con algo que va más allá de lo meramente musical. Todo esto podría, en un primer momento, llevarnos a pensar que es algo creado para hacer su música más atractiva comercialmente. Sin embargo, cuando vemos que detrás de este proyecto está la todopoderosa discográfica Century Media, nos empezamos a plantear si no habrá verdadera calidad en la propuesta de BELZEBUBS. Y cuando escuchamos las canciones que conforman su “Pantheon of the nightside gods”, su primer disco de larga duración, nos damos cuenta de que realmente hay calidad.

Las canciones de este álbum se mueven dentro de un Black Metal melódico muy noventero, con melodías de teclado muy pegadizas y unas guitarras sencillas pero muy efectivas que arropan a una voz cavernosa y muy agresiva, todo ello unido de manera muy coherente y realizada con muy buen gusto.

Desde el tranquilo inicio de “Cathedrals of mourning”, una canción que después se convierte en toda una bomba de caña sin contemplaciones, ya vemos que esto es Black Metal, sí, pero un Black que permite que personas que no están muy metidas en este tipo de música puedan disfrutarla también, gracias, entre otras cosas, al sonido del teclado y de los coros femeninos.

Sin embargo, otros temas mantienen unos elevados niveles de agresividad, como por ejemplo “The Faustian alchemist”, que tiene unos momentos verdaderamente salvajes.

Por su parte, “The crowned daughters” se desarrolla durante casi toda su duración con mucha tranquilidad, con la guitarra acústica y la voz, pero añadiendo también algunos momentos de agresividad. Este tema se enlaza con “Dark mother”, una canción en la que se la caña es constante desde el primer momento, con unas voces muy agresivas que suenan por encima de una base rítmica muy contundente. Finalmente, el largo tema que da título al disco es muy variado y nos presenta unos coros muy bien introducidos.

En definitiva, vemos un proyecto muy interesante, con el que Century Media nos presenta una música muy bien construida por unos talentosos músicos cuya identidad no conocemos, pero que, desde luego, tienen que tener un importante bagaje en el mundo de la música. Además, el universo creado con los cómics (por lo que vi en internet, muy divertidos) y por los propios videoclips (también muy divertidos) es muy completo y lleva a una nueva dimensión esta música.

¿Qué BELZEBUBS no han inventado nada? Ni falta que hace. Sus canciones están hechas para disfrutarlas, y el resto de elementos que están alrededor también, así que, si tenéis oportunidad, escuchad este disco y, si cae en vuestras manos, echadle un vistazo al cómic, que también tiene muy buena pinta.

Track list:

1. Cathedrals of mourning.
2. The Faustian alchemist.
3. Blackened call.
4. Acheron.
5. Nam gloria Lucifer.
6. The crowned daughters.
7. Dark mother.
8. The werewolf bride.
9. Pantheon of the nightside gods.

BELZEBUBS son (o dicen ser):

Hubbath: Voz y bajo.
Sløth: Guitarra y voz.
Obesyx: Guitarra solista.
Samaël: Batería.

Discográfica: Century Media.
Puntuación: 8,5/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos