BLIND GUARDIAN – BEYOND THE RED MIRROR

Crítica

Han pasado cinco años desde el último disco de BLIND GUARDIAN. Los alemanes llevan varios discos sembrando división de opiniones entre sus fans: desde el lanzamiento de “A Night At The Opera” los bardos no han conseguido una unanimidad sobre la valía de sus trabajos. No obstante, para la mayoría “A Twist In The Myth”  resultó un pequeño tropiezo (yo lo recuerdo como un disco bastante decente) y el más reciente “At The End Of Time” como un disco mucho más acertado y potente. Ahora los germanos nos presentan “Beyond The Red Mirror”, un trabajo en el que han invertido mucho tiempo y esfuerzo buscando, al fin, ese disco que vuelva a hacer que todos los fans de BLIND GUARDIAN celebren su lanzamiento.
blindguardian_beyondbanner_revs

El disco arranca con “The Ninth Wave”, un tema de nueve minutos y medio lleno de arreglos orquestales, de la épica marca de la casa y que incluso se permite un tímido escarceo con elementos electrónicos pasada la intro coral inicial. Escuchando el tema con atención se perciben muy buenas ideas, una estructura muy inteligente y mucho mimo en cada detalle compositivo. El tema tiene una buena melodía, es interesante y adictivo y tiene la fuerza y magia que se espera de una canción de Hansi Kursch y los suyos. Sin embargo hay algunos tramos del tema (aquellos en los que confluyen más elementos y arreglos) en los que todo parece enmarañarse y diluirse, hundiéndose bajo su propio peso. Es, a mi modo de ver, un claro fallo en la producción de este tema, que deja poco espacio para respirar. Por ello, es posible que el tema no resulte todo lo grandioso que debería escuchándose de modo normal – recomiendo 5.1 y buen volumen (normalmente todo se debería escuchar mejor con unos auriculares buenos, pero este asunto en particular lo impide). En cualquier caso, el resumen de este comienzo es un tema muy potente, con muy buenas ideas y buenas interpretaciones, que sirve de épica y grandiosa introducción al mundo que configura este nuevo trabajo.

Un mundo de fantasía y ciencia ficción que se relaciona directamente con el creado en su disco “Imaginations From The Other Side” y a través del cual haremos un viaje dividido en nueve etapas. Pero no quiero destriparos la historia, mejor volvamos a la música. Utilizar uno de los temas más largos del disco como inicio no es nuevo para BLIND GUARDIAN. Lo han hecho en más ocasiones y especialmente en el anterior trabajo, abriéndolo y cerrándolo con los temas más largos del plástico, un esquema que han optado por repetir en este redondo. El segundo corte de este lanzamiento ya lo conocemos, se trata del single “Twilight Of The Gods”, un corte veloz, potente y con la característica dosis épica de los alemanes, formando un tema realmente adictivo e inspirado, en el que cada pieza encaja y nos hace pensar en los mejores años de los bardos. Posiblemente sea uno de los mejores temas del disco y, me aventuraría a decir, uno de los mejores cortes de su pasado reciente. Absolutamente potente y directo, el tema engancha desde el principio y pone sobre la mesa todas las cualidades de la banda, siendo además una interesante baza de cara al directo. Me atrae especialmente el desarrollo vocal, más variado y exigente que en los últimos discos.

Prophecies” se destapa como otro característico tema de los alemanes, con un ritmo más lento, mucho peso en las melodías y un puente-estribillo con coros y arreglos que llega pronto al oyente. El tema juega con algunos cambios de tempo apoyados en la sucesión de riffs, con un enfoque en las guitarras que me recuerda al que se vio en su día en “Imaginations From The Other Side”. Se trata de un buen tema, con potencial para el directo y grandes interpretaciones, mostrando las cualidades de una banda bien compenetrada. El final del tema, también característico de la banda, descubre una evolución del mismo llevada a cabo con mucha sutileza.

Continuamos avanzando con “At The Edge Of Time”, un tema que, de nuevo, presenta unos interesantes arreglos orquestales (mejor llevados y producidos que los del primer tema) y que arranca como un medio tiempo avanzando “in crescendo”, dibujando un escenario con varios cambios en el tempo y el enfoque melódico en el que la épica y el juego de luces y sombras dominan el tema. Por momento parece que nos estemos enfrentando a un tema de BSO (y podría serlo perfectamente si elimináramos la voz). Grandiosa y bien llevada, consigue hacer de sus casi siete minutos de duración un trayecto muy ameno y plagado de giros y detalles. “Ashes Of Eternity” parece llevarnos de nuevo a una vertiente más veloz y directa del sonido de BLIND GUARDIAN, con un tema realmente heavy y potente, con un enfoque inicial menos centrado en la épica, que sin embargo acaba apareciendo de forma natural tras el primer puente. Melódicamente me parece uno de los mejores temas del disco: inteligente, coherente y poco común. Estructuralmente, por otra parte, me parece un tema un poco “artificioso”: tiene giros y recovecos que empujan a pensar en una trayectoria variada y original, pero en realidad solo repite esquemas y aunque resiste bien las primeras escuchas, con el tiempo puede llegar a ser algo pesada. Suerte que tiene un fantástico solo para compensar.

blindguardian_beyondtheredmiror_earbookThe Holy Grail” es la siguiente parada en la ruta y se nos presenta como un tema veloz, con un enfoque cien por cien BLIND GUARDIAN. Personalmente me parece con mucho el tema menos inspirado del disco y quizás solo rescate un divertido puente-estribillo que favorecerá la intervención del público en directo y un buen solo. Demasiado plano, resulta un corte que a duras penas llega a ser “resultón” y no muestra, ni por asomo, el mismo cuidado que el resto del disco. Bastante prescindible, en mi opinión sería un tema mucho más efectivo si su duración fuera menor (alcanza los seis minutos). El caso de “Throne” es completamente opuesto, siendo para mi gusto uno de los mejores temas de este disco, con un enfoque realmente interesante y original que mantiene la esencia del grupo y le aporta una perspectiva con algunos detalles nuevos, resultando fresco e imaginativo. El puente-estribillo de este tema es sencillamente magnífico, ideal para el directo y completamente fantástico saliendo por los altavoces. El tema cuenta con los que son, desde mi punto de vista, los mejores arreglos de todo el disco, total y fielmente integrados en el tema: forman parte de él, no son un simple añadido por decoración.

La recta final del disco da comienzo con “Sacred Mind”, un corte que también presenta unos buenos arreglos y se destapa como un corte lleno de épica, potente y directo, con una melodía muy aditiva. Un corte marca de la casa, sin excesivas complicaciones pero sin caer en la monotonía, muestra algunos giros internos que le dan un punto extra de dinamismo y originalidad. Le sigue “Miracle Machine”, un tema en clave de balada con una agradable melodía de piano. Se trata de un tema bien interpretado, con algunos discretos arreglos y un estribillo que aporta una dosis extra de época al tema. En general es un corte relajado y corto (solo tres minutos) que cumple casi las funciones de interludio.

Por último el grupo vuelve a ofrecernos una suite que alcanza los nueve minutos y medio y lleva por título “Grand Parade”. El tema sigue un esquema similar al que abrió el disco, pero en una línea más tradicional. Al igual que ocurría con “The Ninth Wave” hay algunos tramos en los que al tema “le falta aire”, aunque no es tan notable como en aquel. Con ingentes dosis de épica y buenas interpretaciones, el tema pone el punto final de la forma más apropiada posible para este disco. La edición especial, que cuenta con dos CDs, incluye dos temas bonus titulados “Distant Memories” (un corte relajado, a medio tiempo o incluso balada, que se posiciona en el sexto lugar del tracklist) y “Doom”, un corte épico y oscuro, no especialmente rápido, que sirve de épilogo tras “Grand Parade”.

El resumen nos deja un disco que, si bien no es perfecto ni tampoco creo que sea sobresaliente, si es muy digno de la banda que lo edita, mostrando un interesante avance compositivo y la calidad interpretativa que se presume a una formación de su trayectoria. Un buen disco de power metal made in BLIND GUARDIAN que satisfará a la mayoría, aunque dudo que no haya también algunos detractores. En mi opinión, cumple sobradamente las expectativas.

 

blindguardian_beyondespecial_revsTRACKLIST:

01. The Ninth Wave
02. Twilight of the Gods
03. Prophecies
04. At the Edge of Time
05. Ashes of Eternity
06. The Holy Grail
07. The Throne
08. Sacred Mind
09. Miracle Machina
10. Grand Parade

 

BLIND GUARDIAN son:

Hansi Kürsch – Voz
André Olbrich – Guitarras
Marcus Siepen – Guitarras
Frederik Ehmke – Batería, Percusión
Barend Courbois – Bajo

Han Participado:

Michael Schüren – Piano
Mattias Ulmer – Teclados, Piano
Thomas Hackmann, William «Billy» King, Olaf Senkbeil – Coros

Hungarian Studio Orchestra Budapest (Peter Pejtsik – director)
FILMharmonic Orchestra Prague (Adam Klemens – director)
Hungarian Studio Choir Budapest (Peter Pejtsik – director)
FILMharmonic Choir Prague (Stanislav Mistr – director)
Vox Futura Choir Boston (Andrew Shenton – director)

Puntuación: 8,3/10
Discográfica: Nuclear Blast
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos