BLOODBATH – THE FATHOMLESS MASTERY

Crítica

Después del sobresaliente EP “Unblessing The Purity” todos los fans de este “super grupo” estábamos ansiosos por escuchar su nuevo larga duración. La espera para “The Fathomless Mastery” se estaba haciendo muy larga y las expectativas no dejaban de crecer.

El EP previo solo había sido una muestra de lo que estos cinco genios del Death Metal son capaces de hacer. Cuando la espera comenzaba a hacerse insostenible nos llegó el directo de su actuación en Wacken y sirvió para suavizar nuestros deseos.

Ahora por fin nos llega “The Fathomless Mastery”, su nuevo y esperado trabajo de estudio. Once nuevos temas repartidos en algo más de cuarenta minutos de un Death Metal brutal, fresco, virtuoso. A juzgar por este disco, el límite de esta formación lo marca la estrella más lejana del universo.

El comienzo de este nuevo CD lo marca “At The Behest Of Their Death”, un tema que arranca sin medias tintas. Ni intros acústicas o ambientales ni nada por el estilo. La batería y los riffs nos asaltan desde el primer momento para dar entrada a la portentosa voz de Akerfeldt que, disco tras disco, se esta erigiendo en uno de los mejores grunters de la escena, si no el mejor. Lo más raro en este tema, y es algo que se va a repetir en todo el disco, es que me resulta imposible destacar prácticamente nada sobre lo demás, porque todos y cada uno de los miembros de esta formación cuaja su interpretación con una fiabilidad casi insultante.

“Process Of Disllumination” continúa el trabajo de su antecesora, manteniendo la vista fija en convertir nuestras ya maltrechas cervicales en poco más que un puñado de gravilla. Un trabajo sobresaliente en la batería, el bajo de Jonas cobrando bastante protagonismo y las guitarras de Nystrom y Per Eriksson dando el trasfondo más apropiado para la voz de Mikael. Riffs, solos, melodías…otro tema sobresaliente.

Voy a obviar mencionar el aspecto compositivo del disco, porque imagino que os basta con echarle un ojo a la formación para imaginaros la calidad que derrocha este trabajo en ese aspecto.

El siguiente riff es de esa clase que te taladra el cráneo para quedarse a vivir en tu cerebro. “Slaughtering The Will To Die” se muestra como un tema con una batería más rápida en muchas partes y con riffs muy pegadizos, quizás es un tema menos brutal que los dos anteriores pero es más técnico y más elaborado. Siguen los aciertos.

“Mock The Cross” me parece uno de los mejores temas del disco, con un juego de guitarras sorprendente y muy adictivo, con un Akerfeldt más brutal que nunca y una sección rítmica de primerísimo nivel. Y ya van cuatro.

Y no tiene sentido que siga hablando tema a tema de un disco en el que no soy capaz de encontrar fallos. Lo único que puedo criticarles es que me hubieran gustado uno o dos temas más, porque con la calidad que derrochan cortes como “Treasonus” o “Drink From The Cup Of Heresy” lo menos que puedes desear es más y más canciones.

Este año, aunque comenzó algo más flojo que el anterior, esta remontando bien y nos está trayendo varios discos muy interesantes. En lo referente a Death Metal, Bloodbath han conseguido en “The Fathomless Mastery” un disco muy difícil de superar y en el que todos los integrantes de la banda nos demuestran una vez más que se encuentran entre los mejores y más virtuosos músicos de la escena actual. Con cortes como “Iesous” o la genialidad que es “Hades Rising” están poniendo el listón muy arriba para el resto de grupos y para si mismos. Pero como dije al principio, todos ellos son músicos a los que aún les queda una larga carrera por delante, gente con un talento y un sentido musical del que muy pocos músicos pueden presumir por lo que la mejor opción es decir las cosas con la boca pequeña, porque por muy alto que este el listón, nos encontramos ante una formación capaz de superar todas las barreras.

En resumen, “The Fathomless Mastery” es un ejemplo de brutalidad y virtuosismo, una demostración de cómo hacer Death Metal. Al menos para mi gusto y mi forma de entender el estilo, este disco es casi perfecto, el mejor disco en su campo junto al Hammer Batallion de Unleashed. Altamente recomendable para todos los que disfruten del estilo.

Puntuación: 9,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos