Bloody Brotherhood – Don’t Break The Circle

Crítica

Seguro que lo primero que llama la atención es esa buena ilustración que BLOODY BROTHERHOOD han elegido para su segundo disco. Hay que decir que es obra de José Antonio Vives (ITNUVETH, RETROFAITH o CICLÓN), el mismo que realizó la tapa para el primer álbum del grupo, aquel «Ritual of Blood» de 2015, aunque antes el grupo se dio a conocer con una canción en el «Rebirth Of The Grotesque – Tributo A Vomitory» de 2014, y hace un año vio la luz el compartido «Alliance for Death Domination» con los veteranos KARONTE.

Pues una vez que ya dejas de mirar embobado la ilustración, toca concentrarse en la música que, después de una intro que no se hace muy pesada, arranca con «Into the Darkness«, una mezcla donde contundencia y melodía se dan la mano en una pieza que sabe combinar con acierto el death con el thrash metal. Más inclinada al death es «Kingdom of Evil«, recordándome mucho a OBITUARY, si bien algunas guitarras tienen esa distorsión propia del sonido sueco, con ecos a ENTOMBED o EDGE OF SANITY, por ejemplo.

La propia «Don’t Break the Circle» arranca densa, con un halo de oscuridad, para luego dejar una buena colección de riffs y estructuras llamativas. Tema largo, bien elaborado y muy desarrollado. Lo bueno de toda esa amalgama de sonidos e influencias que BLOODY BROTHERHOOD han incluido en su música, es que logran cohesionar todo de una manera que tiene sentido escucharlo, sin que suene a una mezcla extraña, incluso dejando espacio donde poder escuchar el bajo eléctrico en diversos temas, que siempre es un instrumento muy maltratado en este estilo.

Además, el sonido acompaña, bien grabado en los Ederson Studios (San Sebastián). Aunque se han registrado más de sesenta minutos, por lo que uno no debe acudir a la grabación con prisas… que ya sé que para alguno es mucho pedir, pero si lo hace sabrá apreciar el aire siniestro de los siete minutos de «The Impaler» o los nueve de la final «Behind the Sacrifice«, con varias cosas en su patrón compositivo, comenzando por varios solos y siguiendo con unos riffs de esencia doom.

Por el medio podrás disfrutar de cosas como la llamativa «I’m the Shadow (We Are the Shadow)«, con buena parte solista, los arreglos de «Death to False King» o una «Destroyer» vertiginosa, temas que se adaptan bien a los BLOODY BROTHERHOOD que han perdido a un guitarra durante este tiempo y ahora se presentan como trío.

Hay edición CD y casete, con buen diseño del libreto de Hard As Iron Studio, muy unido al sello Dead Sheep Productions (Cantabria), que han sido los que han lanzado este notable «Don´t Break the Circle» que, si bien se disfruta desde el primer segundo, merece la pena dedicarle tiempo para exprimirlo hasta la última gota.

Tracklist:

1. Intro
2. Into the Darkness
3. Kingdom of Evil
4. Don’t Break the Circle
5. The Impaler
6. I’m the Shadow (We Are the Shadow)
7. Massacre in the Gates of Fire
8. Sword of Ignorance
9. Death to False King
10. Destroyer
11. Behind the Sacrifice
12. Outro

Formación:

Imanol – Guitarra y voz
Camps – Bajo
Juan – Batería

Nota: 7.5/10

Autor: Arcadio Rodríguez Tocino

Sello: Dead Sheep Productions

<< volver a discos