BUTCHER – WELCOME TO THE NIGHT

Crítica

Ni más ni menos que catorce años han pasado desde que los norteamericanos BUTCHER editaran su debut “Iron Tiger”, cargado de heavy metal de ese clásico  añejo al que todo amante del estilo siempre vuelve y siempre anhela respirar… Catorce años de ausencia en los que BUTCHER sin duda han acumulado rabia y ganas de volver a hacer música y añadir cierto aliciente a su segundo trabajo discográfico, el cual nos ocupa en estos momentos y que el cuarteto ha titulado con el nombre de “Welcome to the night”.

“Welcome to the night” es un trabajo bastante completo y con un cierto interés para quienes busquen raíces y sonido añejo en la actualidad, es decir, el trabajo de una banda cuyos ojos miran directamente hacia la década de los 80, algo que quizás a mediados de los 90 no era de lo más buscado pero que ahora, entrados de lleno en la segunda década del tercer milenio, parece como si cobrara una cierta revalorización, como si tras unos cuantos años llevando al metal por un montón de derroteros y caminos diferentes, hiciera falta recordarnos a todos de donde vienen ciertas bases y ciertas actitudes que hoy en día parecen difuminadas y algo confusas…

En el fondo este es uno de los puntos más fuertes de un “Welcome to the night” que rebosa presencia de sus cuatro miembros sobre nuestros canales auditivos. Es un trabajo descarado, sin grandes alardes ni técnicos ni de producción, sino un compendio de casi 14 cortes que rinde homenaje a las bases estilísticas sobre las que se nota que han crecido todos sus miembros, cuatro personalidades que  han mamado heavy metal auténtico durante toda su juventud y que, llegados a este punto de madurez, como personas y como grupo renovado, nada les importa más que ser sinceros consigo mismos, dar sobre la superficie de un disco todo lo que para ellos es el heavy metal.

No importa facturar un sonido claro y nítido, acorde con la estilística dominante en la actualidad. Por el contrario BUTCHER suenan crudos, sucios y al mismo tiempo construidos sobre esquemas definidos pero no lineales, variados y presentando una cierta actualización con respecto a su versión de los 90, incluyendo la voz femenina (aunque muy rasgada y casi masculina) de Lil Tang quien, junto a StoneAge comparte el 50% de los temas sin entremezclarse demasiado en ellos, repartiéndose las composiciones de forma casi indistinguible en algunas ocasiones, si bien StoneAge le da a la banda un toque mucho más thrash que Tang, con una pose más heavy a la par que versátil (claro ejemplo de ello es la dulce e intensa balada que nos entregan en “Silence”).

Atendiendo a cortes como “King of the Hill”, “Battleaxe” o “Wreck’n’ball” pronto tendremos claro por donde andan los derroteros de BUTCHER. Una buena dosis de heavy metal de escuela NWOBHM con cierta dosis de crudeza que no puede considerarse como parte de thrash metal más que por cierta actitud de mala leche en algunas composiciones como “Gates of Hell” o “Your own enemy”. También a BUTCHER les va una predisposición algo terrorífica y teatral (ejemplos claros de ello son cortes más pausados como “Days of Troy” o “Welcome to the night”) pero al fin y al cabo la banda acaba compartiendo multitud de similitudes con clásicos como Lizzy Borden, Tygers of Pan Tang o incluso Grim Reaper, sin olvidar referentes como Accept, Judas Priest, Iron Maiden o Warlock..

Resumiendo, “Welcome to the night” no es ningún alarde de originalidad o técnica, ni siquiera de temas realmente espectaculares en ningún caso, pero al mismo tiempo ofrece variedad y una reproducción tan extensa como auténtica y sincera. Sin duda se trata de un disco que sabrán valorar, en su justa medida, los amantes de los estilos comentados, con la salvedad de que no se trata de una copia pura y dura de nada en concreto, sino más bien una correcta interpretación personal de 4 músicos con el heavy metal realmente metido en las venas. Eso si que se nota.

Puntuación: 6,8

Discográfica: Infernö Records

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos