CAAMORA – SHE

Descripción

Agnieszka Swita y Clive Nolan comenzaron hace tiempo un proyecto que ha visto la luz convertido en el debut de Caamora y que lleva por título “She”. Se trata de una ópera rock inspirada en la novela de Rider Haggard. El disco salió a la venta en Febrero de este año y si no he escrito antes esta review es porque este trabajo requiere que nos tomemos su tiempo con él. Es un disco con un gran peso progresivo, con muchos detalles cuidados hasta el máximo y con una duración verdaderamente larga.

“She” sobrepasa las dos horas de música y nos cuenta una de las historias más fascinantes que he tenido el placer de conocer en formato musical. En este disco se han cuidado hasta el extremo tanto las aportaciones vocales como el contenido instrumental. Algo que diferencia este disco de otras óperas rock es la forma en la que se ha tratado la obra como a un todo. En otros trabajos de estas características podemos percibir cómo la parte instrumental y la parte vocal de los mismos se ha tratado y cuidado de forma independiente, de forma que durante las distintas canciones hay momentos en los que una u otra destacan más, o una se convierte simplemente en acompañamiento de la otra. En el debut de Caamora es no sucede. El contenido lírico del disco es enorme y las partes vocales son casi completamente constantes, por lo que encontrar piezas estrictamente instrumentales dentro de alguno de sus temas es una excepción. Sin embargo bajo unas trabajadísimas líneas vocales y unas interpretaciones soberbias a las voces, la parte instrumental del disco esta completamente estudiada, llena de detalles y variaciones y de forma que las voces y la música se complementen a la perfección.

El disco comienza con “Overture” un corte de seis temas con una melodía misteriosa y cautivadora en la que podemos escuchar por primera vez la voz de Swita(Ayesha), acompañada por el coro. Con unos arreglos muy trabajados, tras disfrutar de la introducción de nuestro viaje llegamos a “The Storm”, un corte enérgico y con un gran trabajo a las guitarras que nos presenta las voces de Clive Nolan (Leo), Alan Reed (Holly) y de nuevo Swita encarnando a Ayesha. Con este tema nos vamos a dar cuenta muy pronto de que estamos ante un disco que promete estar lleno de melodías inolvidables e interpretaciones memorables. Holly y Leo continúan su viaje en barco en busca de una misteriosa leyenda. Atrapados en una tormenta en mitad de un río desconocido, la historia nos conduce hasta “The Veil”. La vena teatral que despide el disco ayuda a que nos metamos poco a poco en la historia, consiguiendo que las cuidadas melodías nos transporten a un lugar lejano, a un paraje perdido en una jungla perdida.

Aunque casi todo el disco hasta ahora ha sido acústico (algo que no notas hasta que te paras a fijarte en ello) “Covenant Of Faith” es el primer tema que podríamos definir como un medio tiempo, con mucho feeling, en el que Nolan nos hace una demostración de su capacidad como vocalista. La influencia progresiva que Clive le ha dado a las composición de este trabajo consigue darle el dinamismo apropiado a la música para mantenernos pendientes de cada detalle. En “Rescue” escuchamos por primera vez la voz de Christina Booth (Ustane), haciendo su aparición en un momento importante en el esta historia que aún está comenzando. Acompañada del coro nos dan algunas pistas sobre una misteriosa mujer a la que sirven y que les ha enviado en busca de nuestros viajeros perdidos. Tras la animada melodía de “Resuce” nos vamos a sumergir en “The Lost City”, que se presenta de forma intrigante y misteriosa. Holly, Leo y Ustane mantienen una conversación que nos desvelará importantes datos de la historia, acompañador por el coro. Musicalmente consigue crear la atmósfera necesaria para guiarnos hasta “The Bonding”, actuando casi de introducción para esta.

En “The Bonding” Christina Booth deja muy claro su talento como vocalista acompañada por una pieza interesante, con una gran guitarra acústica, unos arreglos perfectos y una composición sin tachas. En este disco cada tema tiene sentido e importancia, por eso cada frase cuenta en una historia de amor, traición y tragedia. A pesar de las indicaciones de la misteriosa mujer que parece comandar en la distancia a los nativos de aquellas tierras, algunos rebeldes deciden atacar a los extranjeros. Holly y Leo ven sus vidas puestas en peligro en “Ambush”. Tras un comienzo misterioso pronto podemos escuchar la aparición de la guitarra, la betería y un omnipresente y acertadísimo teclado para dar entrada a las voces de Clive Nolan y Alan Reed, acompañados por Christina Booth nos cuentan el momento en el que son traicionados por su propia guardia y como son rescatados por los hombres de esa poderosa y misteriosa reina. Guiados por las melodías casi mágicas de este disco los rescatadores llevan a sus invitados y a los rebeldes ante la reina. Leo ha resultado herido en la revuelta, por lo que de momento solo Holly puede contemplar a la poderosa Ayesha en “Judgement”. Swita, acompañada por el coro, da una muestra del poder de la Reina haciendo ejecutar a los traidores. Personalmente este es uno de mis temas preferidos del primer acto de este trabajo.

Aún impresionado, Holly atiende la petición de Ayesha y se dispone a contarle como ha cambiado el mundo en los últimos dos mil años en los que ella ha permanecido retirada de la civilización. En un tema interesante, Alan Reed cuenta la historia del mundo a esa misteriosa mujer, a cambio de que atienda las heridas de su amigo y lo salve de la muerte.

Ustane se encuentra velando a Leo cuando Ayesha entra para cumplir su promesa de sanarle y se sorprende al encontrar un amor que creía muerto hacía dos mil años. Enfrentadas por el amor al mismo hombre, Ustane y Ayesha nos ofrecen uno de los mejores temas del disco, lleno de interesantes interpretaciones vocales y con una instrumentación cautivadora.

Ayesha impone su autoridad sobre Ustane y nos narra “Vigil”, un tema íntimo y bien trabajado en el que seremos testigos de los cuidados que proporciona a Leo, velando por recuperar un amor perdido hace dos mil años. La sabiduría que Ayesha ha adquirido en sus largos años de vida le permite salvar a Leo de una muerte segura y, tras su recuperación, invita a Leo y Holly a un festival organizado en su honor. Obviamente los viajes aceptan la invitación. “Shadows” nos cuenta los pensamientos de Ayesha y parte de las celebraciones preparadas para el festival. Ella ha identificado en Leo la re-encarnación de Kallicrates, el amor que ha esperado durante dos milenios y no va ha dejarlo escapar. Ustane ama a Leo ¿hasta dónde llegará esta situación? Es algo que deberemos descubrir en el segundo acto de esta ópera, puesto que “Shadows” pone fin al primero con una composición de primer nivel.

“Fire Dance” comienza el segundo acto de este disco de una forma oscura y misteriosa, contándonos la naturaleza de las celebraciones del festival, que pronto toma un macabro giro. De nuevo la composición es impecable y los arreglos prácticamente inmejorables, que junto a unas interpretaciones a la altura de lo que venimos escuchando en la primera parte de este trabajo, consiguen uno de los mejores temas del disco. La parte más importante de esta historia se desarrollará en este segundo acto y tras el comienzo con “Fire Dance” las cosas comenzarán a seguir un cauce inevitable en “Cursed”.

Los poderes de Ayesha escapan al entendimiento de una persona normal y cuando los celos ante la perspectiva de perder a Leo y con el a Kalicrates para siempre se apoderan de ella, las consecuencias resultan terribles para Ustane. En un tema lleno de feeling y fuerza, con una melodía trágica y atrayente “Cursed” nos desvela como Ayesha maldice ha Ustane hasta llevarla a una muerte inevitable.

Con su último aliento Ustane le pide a Leo, testigo impotente de la escena, que se acerque a ella y la acompañe en los últimos instantes de su vida. “Closer” nos revela sus últimos minutos en un corte lleno de sentimiento, con una gran sección de piano y una interpretación vocal de primer nivel. Leo y Holly piden a Ayesha que explique sus actos en “Disbelief”, un oscuro interludio que sirve de introducción para “Murder”.

Ayesha rebela a nuestros viajeros un secreto que ha mantenido guardado durante dos mil años. Un tema lleno de fuerza y oscuro, siguiendo una historia cada vez más misteriosa y trágica. Personalmente, “Murder” es uno de mis temas preferidos de este segundo acto.

Leo y Ayesha mantienen una intensa conversación en “The Eleventh Hour” cuando Ayesha le ofrece a Leo la única oportunidad y el único arma que puede privarla de su inmortalidad, pero Leo ya está enamorado de ella y la historia debe seguir su cauce. De nuevo nos encontramos ante un tema con una melodía que te atrapa, lleno de feeling y fuerza. “Resting Place” nos permite seguir observando cómo la relación de Leo y Ayesha sigue evolucionando, mientras se preparan para afrontar su destino. Ayesha muestra a Leo y Holly el cuerpo perfectamente conservado de Kallicrates. Ambos quedan completamente asombrados al comprobar que ese hombre de hace dos mil años y Leo son idénticos. Cuando al fin comprenden la situación, Ayesha decide revelarles el secreto de su inmortalidad y ofrecérselo también a Leo, para que puedan pasar la eternidad juntos como rey y reina.

“The Hermit” nos cuenta cómo Ayesha adquirió sus inimaginables poderes y su inmortalidad, a través de un misterioso ermitaño, un hombre perdido de la civilización, y de un milagroso fuego latente en el interior de una montaña, la fuente de la juventud que la humanidad ha perseguido durante años era, en realidad, una llama de vida. “The Sands Of Time” nos cuenta las decisiones de nuestros protagonistas acerca de si deben o no buscar esa llama de la vida, ignorando las posibles terribles consecuencias.

Leo ha decidido su camino y en “Embrace The Fire” Holly ofrece a su amigo su ayuda una vez más para alcanzar sus objetivos, a pesar de albergar serias dudas acerca del resultado de su expedición. Con todas las decisiones tomadas Leo, Holly y Ayesha se preparan para llegar hasta la montaña dónde arde el fuego de la inmortalidad. Mientras esperan la llegada de la última mañana antes de alcanzar su meta, Ayesha y Leo comparten una última noche juntos, narrada en “The Night Before”, dónde ambos hacen gala de su mutuo amor y piensan sobre el vasto futuro que les aguarda.

El final del viaje está cerca, al igual que el final de este disco. “The Fire Of Life” es el final de esta ópera. Se trata de uno de los temas más cuidados de todo el disco, con una duración cercana a los once minutos. Una canción que te atrapa en su melodía y en su historia. El final perfecto para este disco.

“She” es una obra maestra, las composiciones no tienen ningún punto débil y las interpretaciones son intachables. Además la historia es una de las más interesantes y mejor desarrolladas que se han adaptado a una ópera rock. Una escucha casi obligatoria.

PERSONAJES:

Agnieszka Swita – Ayesha
Clive Nolan – Leo
Alan Reed – Holly
Christina Booth – Ustane

HAN PARTICIPADO:

Mark Westwood – Guitarras
Alaster Bentley – Oboe
Mark Kane – Cuerno
Hugh McDowell – Chelo
Clive Nolan – Teclados y Orquestación
John Jowitt – Bajo
Scott Higham – Batería y Percusión

El CORO:
Anoushka Reynolds
Jaime Fletcher
Tima Riley
Penny Roberts
Siobban Clarke
Agnieszka Swita
Pete Morton
Mark Westwood
Scott Higham
Clive Nolan
Daniel Holmes

Puntuación: 10

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos