CADAVEROUS CONDITION – BURN BRIGHTLY ALONE

Crítica

Los austríacos CADAVEROUS CONDITION, si bien activos desde los años 90 y con una carrera bastante productiva a sus espaldas, parecen no saber muy bien qué es lo que quieren practicar. Supuestamente, sus inicios estuvieron marcados por la putrefacción del Grind más sucio y, en cambio, a día de hoy difunden una extraña mezcla entre Death y Folk con un toque de Doom. Tras ver quién masterizó el álbum, Mika Jussila (Reverend Bizarre, Amorphis, Impaled Nazarene, Moonsorrow…), mis expectativas en cuanto a este grupo se dispararon, cosa que irremediablemente me ha llevado a una decepción.

“Burn Brightly Alone” empieza de manera muy directa con el tema “Ghost”, que presenta una clara influencia del Death / Doom más pesado. Los riffs, lentos y machacones, y una voz algo plana y aburrida fluctúan a lo largo del tema para dejar paso al segundo corte, igualmente pesado. En éste, las dos mismas melodías se repiten a lo largo de la canción y las guitarras suenan muy poco fluidas, acabando todo ello en una sensación de monotonía de la que es difícil de escapar a pesar de encontrarnos sólo en el segundo tema. Un soplo de aire fresco se sucede con el tercer corte, “We Knew They Were Coming”. Un piano entona, a modo de intro, una melancólica melodía mientras el vocalista gruñe las líneas a través del tema; nos encontramos, pues, delante de un fragmento que nada tiene que ver con el estilo que dicen practicar. Tras más de un minuto, las guitarras retoman el protagonismo junto a una batería bastante sencilla. Entonces, cuando se da pie al oyente a que piense que vuelve a escuchar Death Metal, el cuarto tema irrumpe con unas notas de guitarra acústica a lo Neo-Folk, al más puro estilo de DEATH IN JUNE o FORSETI. Sin duda, otro giro inesperado que desconcertará a más de uno. El resto del álbum sigue alternando entre el Death / Doom y el Folk / Neo-Folk hasta el punto en el que la confusión se apodera del oyente y la escucha llega a ser amena.

CADAVEROUS CONDITION hace gala de una evolución que se podría definir, al menos, como original. A pesar de esto, personalmente me parece una evolución sin sentido y Burn Brightly Alone en particular es muy poco coherente a nivel de estilos. ¿Qué clase de grupo empieza tocando Grind, luego se pasa al Death / Doom y finalmente incorpora influencias del Neo-Folk? No lo sé, pero de lo que sí estoy segura es de que estos austríacos se han concentrado tanto en parecer originales que han olvidado dos elementos muy importantes a la hora de hacer música: la coherencia y el talento.

CADAVEROUS CONDITION son:

Peter Droneberger: Bajo
Paul Droneberger: Batería
René Kramer: Guitarra
Wolfgang Weiss: Voz

TRACKLIST:

01. Ghost
02. Driftwood
03. We Knew They Were Coming
04. We Both Go Down Toghether
05. Alone I Will Travel In Time Tonight
06. Wicklow Nightall
07. Use Your Blood
08. Into My River
09. Order Of The Forlorn
10. The Clearing
11. The Small Roads Out Of Town
12. Shine Unseen, Then Disappear
13. Deathless

Puntuación: 5

Discográfica: Independiente

Autor: Andrea Moya

<< volver a discos