CAVALERA CONSPIRACY – INFLIKTED

Crítica

Hay discos ante los que es difícil adoptar una actitud profesional a la hora de escribir sobre ellos, sobre todo si te han gustado. “Inflikted” es uno de esos casos en los que por mucho que escriba o intente explicar, lo más acertado sería decir que estamos ante un trabajo que suena de la ostia, de esos para romperse el cuello a gusto, como diría mi amigo Miguel Angel.

Todos los que en algún momento hayáis sido seguidores de SEPULTURA seguramente andaréis algo decepcionados por lo que ha ido ocurriendo con esta banda desde que Max Cavalera abandonara el barco, allá por 1996. No fuimos pocos los que nos alegramos al enterarnos de esta reunión, llegando a pensar que estos dos hermanos nos devolverían lo que ya no tenemos con los actuales «Sepul». Más que alegraros o decepcionaros, quedaréis positivamente sorprendidos cuando escuchéis este monstruo al que se ha bautizado como CAVALERA CONSPIRACY.

“Inflikted” es un trabajo que por encima de influencias y nombres brilla con luz propia. Un disco que se apoya sobre las bases del thrash de vieja escuela y nos transporta a una interesante dimensión de sonidos extremos de la mano de estos dos hermanos, que se han reunido para regalarnos un poco más de esa esencia salvaje que los caracterizó en el pasado y que por lo visto, conservan intacta.

Tras 10 años sin contacto, Max e Igor no parecen haber tenido la más mínima dificultad a la hora de crear música y la prueba indiscutible es el comienzo del disco que nos ocupa: “Inflikted” y “Sanctuary” son dos latigazos de esos que disipan dudas donde las hubiera. Directos y agresivos irrumpen en tu equipo para recordarte con quien estás tratando.

Muchos temíamos por la dirección musical de este trabajo, aunque no hay nada de que preocuparse. Podría definirse como un album de Thrash metal, por momentos extremo, pero no hay experimentos ni fórmulas inesperadas en los 43 minutos que dura «Inflikted». Hay más vieja escuela en este album de la que se podía esperar, y las partes más experimentales se basan principalmente en Marc Rizzo desgañitando las cuerdas de su guitarra al son de un sin fín de tempos que Igor Cavalera va dirigiendo como si de un maestro de orquesta se tratase.

Temas como «Terrorize» y «Ultra-Violent» traen bastantes remiscencias a lo que fueran los últimos trabajos de Max con SEPULTURA. Es sorprendente el papel que juegan las guitarras y en especial los solos en muchos de los cortes, como puede ser «Dark Ark», repleta de partes en las que los instrumentos asumen todo el protagonismo. En «Nevertrust» y «Heart of Darkness», por poner un ejemplo, los solos aparecen de la nada, ya sea a principio, mitad o final de la pista y el resultado es siempre más que acertado.

«Hex», endiabladamente rápida, es otra de esas que recuerdan a SEPULTURA, pero a diferencia de las mencionadas antes, esta trae un aire a los primeros coletazos que diera la formación brasileña. Junto a las tres primeras pistas y a la que le sigue, «The Doom of All Fires»es de lo mejor del disco.

«Bloodbrawl» nos devuelve el Thrash más salvaje, convirtiendose a mitad de pista en propiedad de Marc Rizzo y sus que haceres, para desembocar finalmente en un curioso pero simplemente correcto final acústico.

«Must Kill» despide el redondo y a pesar de ser un gran tema, peca de ser demasiado similar a lo que ya hemos escuchado a lo largo de las 11 canciones anteriores.

Y podría seguir explicando como suena esto y a que recuerda lo otro…y no estaría diciendo nada que se acercara a lo que este album supone. «Inflikted» es un trabajo lleno de riffs, algunos simples, otros más elaborados, pero a fín de cuentas todos e efectivos. Los temas son muy buenos, algunos pueden hacerse un póco repetitivos, pero ninguno llega a sobrar del track listing. Marc Rizzo cobra un protagonismo que sinceramente no me esperaba, pero viendo el resultado me alegro de que se le haya dado más papel en la función .

En resumen, un disco que no debería decepcionar a ningún seguidor del buen Thrash Metal, así como tampoco debería decepcionar a los seguidores de Max e Igor Cavalera, que vuelven a estar ahí haciendo lo que mejor saben hacer. Para los melancólicos: lo más cercano a los SEPULTURA que perdimos en 1996 se encuentra en este cd, que me parecería igual de bueno si fuera de cualquier otra banda.

No es un simple buen disco. Es el disco en el que se reune, después de 10 años, a los dos brasileños más metaleros de la historia. No podrás quedarte tranquilamente sentado mientras suena este cd, porque la fuerza y la agresividad de los CAVALERA CONSPIRACY se contagia facilmente. Este disco pone a uno como una moto. Esa es la verdad más grande que se puede decir de «Inflikted»..
Puntuación: 8’8

Autor: J.Vicente Albaladejo

<< volver a discos