COLLISION – WE ARE DUST IN THE CENTRE OF EXISTANCE

Crítica

Nada menos que desde Polonia nos llegan COLLISION, una banda que practica un Thrash Metal muy influenciado por el Death. Desde 2009 han publicado tres demos y un dvd, y todo su trabajo ha dado lugar a la grabación de su primer disco de larga duración, titulado “We are dust in the centre of existance”, que pasamos a comentar seguidamente.
A lo largo de los nueve temas que forman este álbum, algunos muy largos, nos encontramos con una música muy técnica que COLLISION ejecutan de forma muy contundente demostrando lo mucho que les gusta dar caña. No obstante, también saben introducir ritmos densos y oscuros en algunos momentos, que remarcan a través del uso de unos cambios de ritmo muy conseguidos.
El disco empieza con “Blessed is the thought”, una extensa canción de más de ocho minutos que arranca con unos sonidos misteriosos que dan paso a un sonido contundente y un tanto oscuro. Cuando empezamos a escuchar la voz, el tema comienza a desarrollarse con mucha fuerza y agresividad, aunque manteniendo durante estos primeros momentos también la densidad. Sin embargo, ya tenemos la oportunidad de darnos cuenta de que la instrumentación del tema es muy compleja, con un ritmo muy variado y complejo en la batería, y con unos punteos muy trabajados de las guitarras. Un cambio de ritmo en la segunda mitad del tema da paso a un solo de guitarra sorprendente, que sirve de prólogo a la segunda parte del tema, en la que se vuelve a la furia anterior, justo antes de que el tema finalice con tranquilidad.
Continúa la diversión con “Parasite of progress”, una canción que desde el primer momento es caña en estado puro, con una voz gutural cargada de rabia y un ritmo machacón y contundente, y los punteos de la guitarra que suenan por debajo de la voz están muy conseguidos. Un cambio a un ritmo más denso enriquece el tema, y después de él el grupo vuelve otra vez a la potencia anterior. No obstante, lo mejor de esta canción son las guitarras, que suenan de forma muy compleja y lograda.
Con un riff repetitivo e hipnótico empieza “Created to recall”, una canción de más de siete minutos y medio en la que podemos escuchar un ritmo denso en su principio, justo antes de que el ritmo se acelere gracias a la potente pegada de Pawel con su batería, que marca el ritmo con mucha contundencia. La voz no suena hasta que llevamos casi dos minutos de canción, y cuando lo hace, es con un sonido casi desquiciado que se escucha por encima de unos punteos de guitarra muy originales. Y es que, otra vez, las guitarras son lo más interesante de la canción, rivalizando con la voz a la hora de llamar nuestra atención. El solo, de una velocidad impresionante, es muy técnico.
Con muchísima caña empieza “Inmprison”, una canción furiosa y muy rápida, con un ritmo potentísimo sobre el que escuchamos una voz muy agresiva. Es un tema que no nos deja ni un momento de respiro, y de hecho lo que más nos va a llamar la atención es la velocidad de la batería, hasta el punto de que no podremos fijarnos en casi ningún otro matiz del tema. No obstante, también es un tema muy variado, con cambios a ritmos algo más densos, que nos demuestran la versatilidad de estos tíos.
Otro tema que empieza con mucha fuerza es el siguiente, “Collision”. Se trata de una canción muy potente, en la que el grupo intenta dejar muy claro que, por un lado, lo que quieren es dar caña, y, por otro, que saben como hacerlo sin dejar de lado unos cambios de ritmo que sirven para que el tema sea más completo.
Loss of faith” empieza con un riff muy fácil de recordar, que suena sobre un ritmo machacón, justo antes de que empecemos a escuchar la voz. El ritmo muy pronto se acelera, con una batería que suena con mucha contundencia y velocidad. De nuevo, los cambios de ritmo son constantes, pero siempre a ritmos rápidos. El solo, aunque es corto, está muy logrado.
Death as a man” arranca con muchísima fuerza, y en esta canción se alternan las voces guturales más graves con otras más agudas y desquiciadas. El ritmo es endiablado y cargado de potencia, con una batería y unas guitarras que no nos dejan ni un segundo de respiro. A pesar de ser uno de los temas más cortos del disco (poco más de tres minutos), es también uno de los más completos y cargados de matices.
Volviendo a los temas largos, “Congenital selfishness” dura más de siete minutos, y es una canción que empieza con mucha potencia, pero en la que, además, podemos escuchar unas guitarras de sonido cargado de matices, que de nuevo vuelven a ser lo más interesante del tema. Y es que, a lo largo de esta canción, podemos notar un trabajo muy grande en las guitarras, con unos punteos y unos ritmos que no dejarán a nadie indiferente. Por encima de esas guitarras, la voz mantiene unos niveles de agresividad enormes. Aproximadamente hacia la mitad de la canción, el ritmo cambia, para volverse más complejo, y también más rápido, justo antes del solo, muy largo.
El disco termina con el tema que le da título, que, con sus casi ocho minutos y medio, es también el más largo. Empieza con suavidad, con las guitarras sonando de forma muy tranquila, para desarrollarse después como si fuera un medio tiempo. Sin embargo, cuando empezamos a escuchar la voz, cargada de agresividad, el tema se desarrolla con más potencia, sin mucha velocidad pero sí con mucha contundencia. En un momento dado, la música se para, para escuchar solamente una voz, justo antes de empezar con un ritmo mucho más potente y rápido, que es el que domina en la segunda mitad de la canción, aunque alternándose con otras partes más densas.
Como hemos visto, “We are dust in the centre of existance” es un disco de debut muy conseguido, con el que COLLISION nos dejan claro que, aunque todavía tienen que seguir trabajando, tienen muy buenas ideas que nos llevan a suponer que sus próximos trabajos también pueden ser muy interesantes.
Eso sí, absteneos si solo os gustan las voces limpias.

COLLISON son:

Grzegorz Salamon: Guitarras y voces.
Bartosz Glodo: Guitarras y voces.
Krzysztof Pilat: Bajo.
Pawel Wojtyra: Batería.

Track list:

1- Blessed is the thought.
2- Parasite of progress.
3- Created to recall.
4- Inmprison.
5- Collision.
6- Loss of faith.
7- Death as a man.
8- Congenital selfishness.
9- We are dust in the centre of existance.

Discográfica: Szron Productions.
Puntuación: 7,5/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos