CRASHDIET – THE SAVAGE PLAYGROUND

Crítica

“Europeos que suenan como americanos que ya no saben sonar como americanos”.Esta es una conclusión, más o menos acertada, pero que podría generalizar bastante bien lo que está ocurriendo desde hace algunos años con un estilo engendrado al otro lado del charco, como es el Hard/Sleazy Rock. Bandas como Hardcore Superstar, Crazy Lixx, Reckless Love, Heat o la que nos ocupa, han demostrado su valía a la hora de rescatar un sonido que ni siquiera sus verdaderos precursores han sabido mantener con dignidad desde hace más de una década. Algo curioso si descuidamos en que todos los nombres anteriormente citados pertenecen a bandas originales de la fría escandinavia, y el Hard Rock es – o al menos debería ser – una de las vertientes, en teoría, más ardientes en lo que a esencia se refiere.En el caso de CRASHDIET, quienes no estén familiarizados con la carrera del grupo podrían pensar que hablamos de una banda que ha podido acercarse más o menos a lo que hace tres décadas se practicaba en EEUU casi por norma general, pero lo cierto es que este concepto sería injusto. “Rest In Sleaze”, el primer LP de la banda, supuso para muchos seguidores del género todo un estandarte contemporáneo; un auténtico resurgir de la vertiente más macarra, directa, enérgica, atrevida y sugerente que marcó e inspiró a tantas generaciones. Así mismo, sería imperdonable no hacer mención al malogrado vocalista Dave Lepard, cuyo único legado es “Rest In Sleaze”; un legado que a día de hoy todavía pesa sobre los esfuerzos de un grupo que dificilmente podrá ser juzgado con objetividad sin tener en cuenta la genialidad de su disco debut.

Fueron muchos los que dieron por finiquitada la prometedora trayectoría de CRASHDIET al saber que Dave Lepard se había suicidado, y para más inri, su segundo trabajo – para el cual contaron con el vocalista finés H. Olliver Twisted (RECKLESS LOVE) – no terminó de cumplir con las expectativas de los seguidores más exigentes que el grupo ganó con “Rest In Sleaze”, a pesar de gozar de una aceptación bastante buena por parte del público en general.

Por suerte, en 2010 la banda lanzó su tercer larga duración, “Generation Wild”, el cual presentaba a Simme como nuevo responsable de las labores vocales, además de unos temas que recuperaban notablemente muchos de los rasgos que hacían tan atractivo a “Rest In Sleaze”. Esto devolvió la credibilidad al grupo y allanó el terreno para que pudieran dar el golpe definitivo en la mesa con el disco que acaba de llegar a las tiendas, “The Savage Playground”…pero lo cierto es que “The Savage Playground” ni es tan “savage” como muchos esperábamos; de hecho, ni siquiera es tan “Savage” como se presenta por sí solo.

Decepción no es la palabra, pero he reconocer que más que expectativas, tenía la esperanza de que CRASHDIET volviesen a hacer otro disco de Hard Rock imprescindible, y por desgracia, se han quedado a medio camino. “The Savage Playground” no consigue si quiera aproximarse a la esencia de “Rest In Sleaze”, y tampoco supera a su predecesor “Generation Wild”. No me malinterpretéis; nos encontramos ante un disco de Hard Rock casi colosal, pero en mi humilde opinión, no hace justicia al nombre del grupo que luce en su portada.

La apertura con “Change The World” no podía ser más alentadora: un cañonazo de heavy metal melódico muy elaborado que ya quisieran para abrir sus directos muchos grupos de hoy, de ayer y de mañana. La fiesta sigue con la contundecia de “Cocaine Cowboys”, el primer single del album que por cierto, rezuma rollo yankee sureño por los cuatro costados, y para rematar llega el tercer corte, “Anarchy”, con madera de clásico. Hasta aquí todo parece perfecto, pero algo no está en su sitio…¿es esto CRASHDIET? Obviamente sí, pero mi sed de Hard/Sleazy macarroso escandinavo no se está saciando. Y así sigue el cd, hasta que finalmente advierto que a quien yo esperaba, aun no lo he visto entrar por la puerta.

No tengo nada en contra de los grupos que arriesgan o comprometen las pautas del estilo que han marcado hasta la fecha, siempre y cuando conserven su identidad y la firma sea legible; no obstante, CRASHDIET han hecho un disco de Hard Rock tan genérico, que a pesar de las pegadizas melodías, la gran ejecución por parte de los músicos y los buenos temas, no he encontrado nada extraordinario en “The Savage Playground”. Suena exigente, pero esta gente ha demostrado más y mejor en el pasado, y yo esperaba, como mínimo, más de lo mismo.

Aun siendo “California” una maravilla llena de nostalgia que el oído agradecerá de inmediato, para ser un tema de estos suecos, se me antoja excesivamente melosa. “Lickin’ Dog” recuerda al mejor Bon Jovi (y para eso ya está “Slippery When Wet”) y “Circus”, si bien puede presumir de llevar la marca de la casa, no termina de funcionar como tema.

“Sin City”, “Drikin’ Without You” o “Snakes In Paradise” también cumplen perfectamente y son temazos a la vieja usanza de mucha altura, pero las reminiscencias al citado Bon Jovi, a Skid Row, Cinderella, los KISS de los ochenta o Mötley Crüe son tan palpables que no dejan ver mucho más allá.

En definitiva, “The Savage Playground” es un plástico más que recomendable, que hará las delicias de los amantes del Hard Rock, pero como disco de CRASHDIET sabe más bien a poco. Comparándolo al mundo del cine, podría decirse que nos encontramos ante una de esas superproducciones palomiteras para pasar un rato agradable, con unos efectos especiales increibles y un argumento correcto, para todos los públicos. El problema es que muchos esperábamos una película para mayores de 18 años, con una producción más modesta, pero tras la cual se puediese reconocer el estilo de ese director, que nos cautivó cuando se dió a conocer con sus primeros trabajos…

CRASHDIET son:

Martin Sweet – Guitarras
Peter London – Bajo
Eric Young – Bateria
Simon Cruz – Voz

TRACKLIST:

01 – Change The World
02 – Cocaine Cowboys
03 – Anarchy
04 – California
05 – Lickin’ Dog
06 – Circus
07 – Sin City
08 – Got A Reason
09 – Drinkin’ Without You
10 – Snakes In Paradise
11 – Damaged Kid
12 – Excited
13 – Garden Of Babylon

Puntuación: 7.5
Discográfica: Frontiers Records
Autor: J. Vicente Albaladejo

<< volver a discos