CROWNLESS – CROWNLESS

Crítica

El panorama underground tiene sorpresas y un poso de bandas de una calidad arrolladora que os puedo asegurar no deja de sorprenderme. Que un disco como este “Crownless”, de la banda madrileña del mismo nombre, no cuente aún con un apoyo discográfico potente que lo respalde es, simple y llanamente, incomprensible. Ya no solo la banda consigue regalarnos un conjunto de seis temas de una factura compositiva prácticamente incontestable, salvo en algunos aspectos, sino que encima la producción, el diseño y la presentación del disco es absoluta y rotundamente de lo más profesional que he visto últimamente a estos niveles.

Nos encontramos por tanto ante un disco y un grupo al que no debería dejar pasar por nada del mundo ningún seguidor tanto del power metal de corte más operístico como del metal gótico más contundente. Y es que todo está en su sitio en este “Crownless”, todo suena al nivel que tiene que sonar, todo se escucha nítida y claramente y, lo que es más importante, todo presenta una factura compositiva de más que sobresaliente calidad dentro de los rangos estilísticos que propone la banda.

Hay variedad en el disco, de hecho considero que este tiene dos partes claramente diferenciadas como ya comentaré más adelante, pero también hay variedad dentro de cada uno de los temas gracias a aspectos como la versatilidad vocal tanto de su cantante principal, Vanessa Ramírez, que se mueve a la perfección entre los terrenos que van desde una voz más pop hacia aquellos dominados por la ópera y el lírico, como de su contrapunto masculino en la persona del bajista Sergio Mena, quien enriquece los temas con aportaciones vocales desde los tonos más melódicos y limpios hasta las voces guturales utilizadas en su justa y puntual medida. A ello solo hay que añadirle un gran trabajo a la guitarra por parte de su principal compositor Jorge Escudero, cuyos riffs se apoyan con gran armonía en las secciones del teclado de Pablo Sánchez, y sus solos presentan con gran sentido y presencia allí donde aparecen.

Musicalmente el disco queda dividido en dos secciones que, bajo el punto de vista de un servidor, son claramente diferenciables y que quizás (esto es solo una suposición) van perteneciendo cada uno a diferentes etapas del grupo.

En un primer bloque tenemos los 3 primeros cortes del álbum, incluyendo la atmosférica y creciente intro que da paso primero a “Freak Garden” y a “Night Crawler” después. Si bien ambos temas difieren bastante compositivamente, los dos presentan una clara influencia del metal gótico más contundente, con una sección rítmica totalmente arrolladora, con pasajes más lentos acoplados a otros de corte también sinfónico, y una gran presencia de las voces guturales en acompañamiento de una voz de Vanessa más comedida en aspectos líricos. Salvando las diferencias podríamos encontrar algunas cosas de los italianos Lacuna Coil y, sobre todo, de After Forever.

Para el segundo bloque es el power metal de corte mucho más operístico quien campa a sus anchas a través de nuestro reproductor y donde resulta asombrosa la transformación que sufre la voz de Vanessa en estas composiciones sin tener problema alguno en atreverse con los tonos más típicos de las primeras grabaciones de Tarja Turunen en Nightwish. El mayor ejemplo de esto lo apreciamos en el cuarto tema, “Oceans of Sorrow” donde, intuyo que de forma premeditada, el grupo demuestra porqué cambiaron su primer nombre hacia este actual “Crownless” ya que coincide a la perfección con lo que Nightwish nos ofrecieron en aquel tema del mismo nombre de su “Wishmaster” de 2000. CROWNLESS añade a la composición puntuales momentos guturales que no están por estar sino que enriquecen enormemente el tema y, en definitiva, nos demuestra que no han venido a plasmar a pies juntillas el legado de los fineses, sino que se trata de un estilo donde se encuentran muy a gusto y dominan con gran buen hacer.

Con “Touch the Sky” el nivel de producción baja un poco y compositivamente es un tema mucho más asequible a los oídos acostumbrados a los grandes temas de Stratovarius, de quienes su guitarrista bebe en gran medida. El tema presenta un estribillo típico y resultón para un corte que se me antoja (y de hecho ya lo he comprobado) perfecto para poner el punto final a sus conciertos.

Remata el álbum “El Ángel de los Sueños” una bonita nana en clave medieval y cantada en español donde lo más destacable es lo dulce de la voz de Vanessa que, estoy convencido que sería capaz de amansar a las fieras más salvajes.

En definitiva un disco redondo donde la única pega que yo pondría al grupo es que adolece de ese ligero toque personal que defina su estilo y centre a sus seguidores mientras que, por otro lado, ofrece una gran variedad compositiva que nuestro tiempo y nuestros oídos sin duda agradecerán. Con un poco de suerte y trabajo estarán llenando salas a no mucho tardar. Estoy convencido.

CROWNLESS son:
Vanessa Ramirez – Voz
Jorge Escudero – Guitarra
Sergio Mena – Bajo y voz
Pablo Sánchez – Teclado
Pablo Bazán – Batería

TRACKLIST:
01 – Intro
02 – Freak Garden
03 – Night Crawler
04 – Oceans of Sorrow
05 – Touch th Sky
06 – El angel de los Sueños

Puntuación: 8,9

Autor: Daniel Velasco

<< volver a discos