DAMAGEPLAN – NEW FOUND POWER

Crítica

Parece que, al fin, Phil Anselmo encontró lo que buscaba cuando montó sus dos proyectos paralelos (Down y Superjoint Ritual), y Pantera saltaba por los aires a mediados del pasado año, dejándole a él tiempo libre para hacer sus cosas, dejando a Rex Brown momentáneamente en paro, y a los hermanos Abbott sendientos de metal.

Para acabar con esa sed, Vinnie Paul y Dimebag Darrell decidieron montar un nuevo “plan” (como parece que está de moda ahora, siguiendo el ejemplo de “Masterplan”), y fundaron “Damageplan”, lo que debía ser la continuación de Pantera, reclutando para ello al ex guitarrista de Halford Patrick Lachman como vocalista y al desconocido bajista Bob Zilla.

Mucho prometía ésta unión, el retorno al thrash mas puro que Pantera ofreció en 1990 con “Cowboys From Hell”, pero lo cierto es que se han quedado a medias en su intento.
“New Found Power” no es un mal disco, de hecho es un buen disco de heavy metal, pero que dadas las expectativas que había depositadas en él (prometía ser uno de los mejores del año) se ha quedado demasiado corto.

El sonido es impecable, contundente, con los típicos solos paranoicos y demás efectos “marca de la casa Dimebag” (que además son “marca de la casa Pantera”, no lo olvidemos), con buenos riffs; y Vinnie Paul demostrándole a Anselmo que no tiene nada que ver lo de estar gordo con darle a la batería como un demonio. Hasta aquí, notable para la parte instrumental obra de los hermanos Abbott.

Pero ¿qué es lo que falla en este disco entonces?. Pues si ya hemos nombrado la cara buena, la cara mala recae sobre los otros dos miembros. Básicamente, Patrick Lachman es un correcto vocalista de heavy metal, pero eso no basta. La sombra de Phil Anselmo es demasiado alargada, y Patrick ha intentado al máximo emularle, como podemos ver en temas como “Breathing New Life”, o “Explode”. No lo hace mal, pero demuestra una total y absoluta falta de carácter en ese sentido, y además, le falta la chispa necesaria para tocar con dos monstruos del metal como Dimebag y Vinnie Paul.

También es negativo, especialmente para los fans de Pantera, el hecho de que el disco suene excesivamente Nu Metal (lo que ha destapado multitud de críticas, algunas diciendo directamente que el único espíritu que mantenía a Pantera dentro del heavy metal era el propio Anselmo), y era algo que se veía venir, especialmente cuando escuchamos a Lachman cantar al estilo rapero tan propio de bandas como Limp Bizkit o Linkin Park. Tampoco ha trabajado excesivamente las letras y los estribillos, que quedan algo pobres comparándolas con las líneas instrumentales. Y sobre el tal Bob Zilla, pasa totalmente desapercibido. Nada de imaginativas lineas rítmicas de bajo, nada de efectos o distorsiones como las que utilizaba Rex Rocker en Pantera.

Para concluir, recomiendo escuchar especialmente el tema “New Found Power, “Breathing New Life”, “Wake Up”, “Explode”, “Reborn” y “Fuck You” (ésta ultima contando con la colaboración en las voces del vocalista de Slipknot Corey Taylor, para mas inri), que son buenos temas, directos y con fuerza. Nos queda esperar a ver si Anselmo y los Abbott hacen las paces (por motivos verdaderos o económicos, lo mismo da), y en el futuro podemos volver a ver a Pantera repartiendo. Porque, de momento, ni unos ni otros se comen una rosca por separado.

Lo bueno: El retorno del sonido Pantera
Lo malo: Las líneas vocales

Damageplan:

Patrick Lachman (voz)
Dimebag Darrell (guitarra)
Vinnie Paul (batería)
Bob Zilla (bajo)

01. Wake Up
02. Breathing New Life
03. New Found Power
04. Pride
05. Fuck You
06. Reborn
07. Explode
08. Save Me
09. Cold Blooded
10. Crawl
11. Blink of an Eye
12. Blunt Force Trauma
13. Moment of Truth
14. Soul Bleed

Puntuación: 6

Autor: Luis Bellés

<< volver a discos