THE CREEPSHOW – THE ALL FALL DOWN

Crítica

Soy de esos a los que, de vez en cuando, nos gusta echar un vistazo fuera de los círculos más metálicos para refrescar un poco los oídos con otros sonidos. Nunca he ocultado que soy melómano mucho más allá del metal. Por eso siempre es un placer encontrarse con discos como este, que destilan frescura y bastante personalidad. The Creepshow es un grupo joven, formado en 2005, pero que con este nuevo trabajo nos presenta ya su tercer LP.

Y os preguntaréis ¿qué hacen esta gente? Pues desde luego es una buena pregunta. Cualquiera que los escuche podrá decir de primeras que el grupo tiene un marcado corte punk-rock, y es cierto. Muy posiblemente este sea el estilo del que más beban The Creepshow, aunque es absolutamente innegable el peso que rockabilly y psychobilly tienen en el sonido y la lírica de este grupo canadiense.

Ellos definen su sonido como “Horrorbilly” un término que, pese a su poca convencionalidad, se ajusta bastante a lo que podemos encontrarnos en este nuevo “They All Fall Down”. El cuarteto de Ontario construye sus letras siempre con cierta influencia de películas e historias de terror y la ya comentada fusión de punk-rock y rockabilly les da un sonido bastante personal que se ve bien reflejado en temas cortos y enérgicos como “Get’s What Coming”, “Someday” o el tema título “The All Fall Down”.

La voz de Sarah “Sin” Blackwood (que también se hace cargo de las seis cuerdas) se ajusta perfectamente al sonido de las composiciones del grupo y consigue muy buenas combinaciones con el apoyo de sus compañeros Sean “Sickboy” McNab (contra-bajista/bajista) y The Reverend McGinty (teclados), quienes se encargan de todos los coros y voces masculinas en el disco.

Un simple vistazo al tracklist del disco nos revela que el grupo ha concentrado sus esfuerzos en la formación de temas cortos y directos (el tema más largo del disco no llega a cuatro minutos y la media está en dos y medio) que les permiten sacar el máximo partido a su sonido, ofreciendo cortes orgánicos y directos, sin complicaciones, sin vueltas de tuerca ni sorpresas ocultas.

Es un disco destinado a golpear de primera escucha y su corta duración consigue que las limitaciones del estilo pasen completamente desapercibidas y podamos disfrutar de un trabajo muy entretenido, en el que cortes como “Last Chance”, “Disk Hill Dawn” o “Hellbound” nos harán saltar, cantar y bailar. Uno de los cortes más sorprendes del disco es el medio tiempo/balada “Sleep Tight”, que ofrece un sonido rock muy clásico extraído directamente de los años sesenta, ideal para nostálgicos (aunque la producción y unas guitarras más pesadas de lo esperado hacia la mitad del tema lo delatan como un corte actual).

El final del disco llega con uno de mis cortes favoritos en este plástico: “Road To Nowhere” pone el broche de oro a un disco muy divertido y fácil de escuchar, que permitirá a los más peregrinos disfrutar de un trabajo interesante fuera de las fronteras del metal, refrescando los oídos y las neuronas. Muy recomendable para todo el que disfrute de la música en otros terrenos.

Tracklisting:

1.- The Sermon III
2.- Get What’s Coming
3.- Someday
4.- The All Fall Down
5.- Last Chance
6.- Sleep Tight
7.- Dusk Till Down
8.- Keep Dreaming
9.- Hellbound
10.- Going Down
11.- Road To Nowhere

The Creepshow son:

Sean “Sickboy” McNab – Contra-bajo/bajo, Coros
Sarah “Sin” Blackwood – Guitarra, Voz
The Reverend McGinty – Teclados, Coros
Matt “Pomade” Gee – Batería

Puntuación: 8

Discográfica: People Like You Records

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos