DANTESCO – PAGANO

Crítica

Tras solo cinco años de funcionamiento la Puerto Riqueña banda de metal épico DANTESCOnos ha vuelto a sorprender con un segundo trabajo titulado “Pagano”, que no dejará a nadie indiferente… Se trata de una obra basada en los pilares de la ópera, con un gran trabajo sinfónico y un exacerbado tratamiento de la voz que nos va contando una especie de historia, ya que aunque al principio parece más un disco de singles que finalmente tienen una relación mucho mayor de lo que se puede apreciar a simple vista.

La ópera metal es un género muy poco explotado y es por esto que al trabajar sobre ella se pueden conseguir resultados tan satisfactorios como a mi entender se han conseguido en este segundo trabajo de la joven banda.

Es por tanto una obra muy compleja que no deberíamos escuchar sin conocer los precedentes de la banda; me estoy refiriendo al “De la mano de la muerte”, primer trabajo del grupo, ya que nos dará una visión distinta de lo que podríamos opinar del disco según lo oyéramos por primera vez.

El trabajo cuenta con 9 temas y una duración aproximada de una hora, al tratarse mayormente de temas de inspiración operística, no nos es raro pensar el hecho de que van a estar mayormente trabajados que si no fuera el caso y como consecuencia tendremos temas largos e incluso, en cierta forma, “cargantes”.

Una vez hemos detallado la parte más genérica de la obra voy a comenzar a contaros lo que nos vamos a encontrar según escuchemos el “Pagano”.

Abriendo con “Sta. Cruce Titulus”, estamos comenzando la obra de la manera más correcta, ya que si escuchamos el disco un par de veces caemos en la cuenta que no hay mejor tema para romper el “hielo” que no sea este. Es un tema que nos esta poniendo en antecedentes de lo que va a ocurrir a continuación aunque solamente sea con el acertadísimo uso de una introducción en la que la guitarra y un simple acompañamiento de batería tienen mucho que decir. El tema puede hacerse algo metódico aunque las partes de la canción que se rompen dan el carácter ágil que necesita. Un uso de un pegadizo estribillo me reafirma en la opinión de que es el mejor tema como el que podían haber abierto.

En “La ultima visita de Grendel” se sigue con la tónica anterior, aunque las guitarras intentan definir un método completamente distinto. Es un tema en el que nos tenemos que fijar también en un exquisito acompañamiento vocal en el que se compaginan tanto las voces bajas como los rasgados agudos.

“Por tu santo amor” es uno de los temas más bonitos del disco, aunque cuenta con una introducción, cuanto menos, muy poco acertada. Pese a eso se le da una gran importancia a la lírica, en contraposición a la melodía, y se logra una vez más una contundencia reflejada en las potentes guitarras. La canción tiene varias partes pero en definitiva es un tema genéricamente lento, salvo por el cambio de ritmo que se produce a mediados de la misma y al que tenemos que prestar especial atención.

Continuamos con “Su sangre es mía”, quizás una de las expresiones más intencionadas del disco en el que podemos disfrutar de unos desgarradores agudos de “La Bestia”. Es por otro lado una manifestación de lo que puede dar de sí la mezcla de estilos, ya que muchas partes nos pueden recordar por ejemplo el power metal de corte más clásico, lejos de lo que se quiere transmitir con la obra.

Continuamos el plástico con “El exorcista”, un tema en el que de nuevo el cambio de ritmo marca la pauta principal de trabajo. Las guitarras del comienzo tranquilas no anteponen la fiereza con la que la batería y la segunda parte se trabajan finalmente. Es muy curiosa la forma del trabajo de la voz, en la que según escuchamos la melodía podemos ver un tempo completamente distinto al que transmiten muchas partes del registro vocal.

Con el título del disco anterior y con el único uso de guitarra española, se sucede un tema que podríamos definir como extraño para lo que es la tónica del trabajo. Se trata de una balada muy tranquila que nos da unos minutos de respiro, a la vez que nos transmite una serie de profundos sentimientos. Es a mi modo de comprender el disco, una verdadera rotura del mismo, ya que se produce a la mitad del mismo.

“En el bosque… Esta noche”, vuelve a mostrarnos la fiereza y la viveza que se está buscando en la obra, las guitarras se van poniendo a distintos niveles, según lo que les va interesando y la importancia de la voz es crucial en este tema para dejar bien definidos los distintos puntos… de nuevo llega a ser muy importante la labor de las voces secundarias.

Con “Águila de sangre” es donde realmente se pone de manifiesto que lo que estamos escuchando es ópera, es uno de los temas que te hacen vibrar por la cantidad de connotaciones que presenta. Como consejo importante: disfruta de las baterías en cada una de las partes.

“Aníbal”, viene siendo esa clase de tema que se te queda grabado a fuego, aunque solamente hayas escuchado el disco una vez. Y lo cierto es que fue así, la primera vez que lo escuché recuerdo que era la canción de la que más esperaba y para nada me decepcionó; muy al estilo de “Águila de sangre”. Es un tema completo (de los que más en el trabajo), que cuenta con partes tanto tranquilas como más rápidas y un excelente trabajo vocal.

El plástico finaliza con un par de temas, a modo de bonus tracks, en los que se ponen de manifiesto muchas facetas por parte de la banda, como un buen manejo del inglés por parte de la bestia, registros líricos propios de la buena ópera, etc…

Así pues solamente me queda esperar que disfrutéis del trabajo, tal y como yo lo he hecho y que lo tratéis con cuidado ya que es de seguro que la opinión de la primera escucha no tendrá nada que ver con las siguientes, dado el carácter especial del mismo.

Tracklist:

1 Sta Cruce Titulus.
2 La ultima visita de Grendel.
3 Por tu santo amor.
4 Su sangre es mía.
5 Exorcista.
6 De la mano de la muerte.
7 En el bosque… Esta noche.
8 Águila de sangre.
9 Aníbal.

DANTESCO son:

Erico La Bestia: Voz
Joel Carrasquillo: Guitarra
Dennis Torres: Guitarra
Ramon de Jesï: Bajo
Wampa: Batería

Puntuación: 7

Autor: Javier Fraile

<< volver a discos