DARKKAM – DESPIERTA

Crítica

Ya lo venían avisando con su primer disco allá por 2008. Con aquel “Raíces de la noche” tan bien facturado se ganaron la atención de un servidor y la llegada de este segundo trabajo titulado “Despierta” representa ya un motivo de alegría y curiosidad por mi parte, así como de buena noticia tiene para la salud del power y el heavy metal nacional, con bandas que comienzan a crear su propia personalidad sobre las bases más representativas del estilo.

DARKKAM es una de ellas y no hace falta adentrarse mucho en “Despierta” para darnos cuenta de que nos encontramos ante un lanzamiento destacado, que asoma la cabeza para pegarnos un grito de aviso y constatar que están ahí para hacerse querer y ser escuchados… Pero nos adentraremos más en estos nuevos 12 temas de los leoneses… lo haremos porque realmente merece la pena dejarnos llevar por la trabajada propuesta de este sexteto…

Comenzamos nuestra escucha con “7. A.M” y nos despertamos con irónicas buenas noticias… Por la información que recibimos, como si de un viaje a través del dial de la radio se tratase, es una mañana buena y esperanzadora… pero pronto llega el golpe de realidad, un golpe que recibimos a base de un potente riff que se despereza con violencia en el comienzo de “Luz del Norte”, así como la, inicialmente agresiva, voz de Fernando González, más aguda en todo el disco, quien ha crecido una auténtica barbaridad con respecto a aquel “Raíces de la noche”, afianzando su calidad y llevando su calidez vocal a un plano superior, modulando a su voluntad, sin que existan grandes saltos conforme sus cuerdas vocales cambian de registro o nos llevan a sus tonos más agudos, uno de los detalles que más fallaba en su primer trabajo. Intenso tema, veloz y potente al mismo tiempo. Con el tercer corte, “Castillos de Arena” nos encontramos con la versión más melódica de DARKKAM. Un corte muy bien construido, sobre una base de teclado siempre muy importante para los leoneses y donde destaca, sin duda alguna la cadencia amable del estribillo, una rima que se pega a la piel enseguida y se convierte en uno de los cortes más destacados de todo el álbum, sin desmerecer en absoluto lo que nos queda por delante.

Una atmósfera más opresiva, haciendo gala de una de las señas de identidad de DARKKAM a la hora de construir algunos de sus temas, domina “Paredes de otra realidad”, mientras que podríamos considerar un corte más progresivo, más evolutivo a “Destino”. De cadencia muy emotiva, dotado de un trabajo a las guitarras que te envuelve para dejarte caer entre las plumas del piano y lo fluido de las estrofas, que se van sucediendo y van subiendo en intensidad gracias a la enorme capacidad de Fernando de mantener ciertas notas y escalar sobre ellas conforme el tema lo va necesitando.

El power metal más esencial, el heavy metal más rápido, se apodera de los sentimientos que va desplegando “Olvidar es empezar”, de nuevo con un marcado teclado como fondo de la melodía que protagoniza el tema. En lo que a ritmo y estructura se refiere podría ser considerado uno de los singles perfectos de este “Despierta”. Cualquiera podrá sentirse identificado con su mensaje.

Hacia el final nos encontramos con una atmósfera más oscura, la cual se ve reflejada sobre todo en “Invierno” y sus rasgos casi góticos, sobre todo si atendemos a la participación de la voz lírica de Ruth Marcos, quien le da un toque especial al desarrollo de todo el corte, el cual nos ofrece la cara más grupal de DARKKAM, ese punto donde todo el grupo se manifiesta como un todo y funciona realmente bien coordinado. De la misma forma, pero en otro registro totalmente diferente, “Rojo amanecer” transmite las ganas del grupo de hacer cosas diferentes, de experimentar dentro de su propio estilo y por ello, aunque este tema no destaque especialmente dentro del global del álbum, presenta una estructura interesante de medio tiempo que se acelera entre melodía, lo cual da un valor añadido a este último. Geniales guitarras y fundamental aportación la del teclado.

“Llegaré donde estés tú” es la balada del álbum, un apartado que DARKKAM ya nos demostró en su primer trabajo que se le da especialmente bien, y que vuelven a corroborar en esta ocasión, engordando nuestro placer de escuchar la cálida voz de Fernando al abrigo del piano y la acústica añadiendo un cuarteto de cuerda que hará las delicias de los más melancólicos y románticos. Y tras endulzarnos el oído toca volver a desperezarse y DARKKAM lo hacen a base de bien, con el que es probablemente el corte más netamente heavy de “Despierta”. Una composición llamada “Sufriendo por nada” que empieza con toda una declaración de intenciones tanto a las guitarras como a la batería, con un ritmo muy marcado que se subraya gracias a la ayuda de un teclado estilo Hammond destinado a ofrecer la versión más clásica de los leoneses, quienes al mismo tiempo desatan una tormenta de sonido para acabar el corte con mucho descaro.

El colofón a este gran disco lo pone “Abrazar contigo la libertad”, una composición de más de 8 minutos cuyo desarrollo se nos pasa volando, como si de un corte de la mitad de duración se tratara. Apela a una épica muy íntima, como si se tratara del susurro valiente del guerrero que se ve espoleado por la voz de su amada que surge del viento, representada en este caso de nuevo por Ruth Marcos, quien hace un trabajo espléndido, complementándose a la perfección con Fernando en su dueto y haciéndonos partícipes de un trabajo coral impoluto, dotado de la solemnidad que requieren los sentimientos que se nos transmiten, de la misma forma que la flauta de Marta Fierro aparece en los momentos oportunos, al principio y al final del tema, para remarcar el misticismo de la historia de amor que estamos presenciando.

Y así volvemos a cerrar los ojos, para darnos el tiempo justo de reflexionar y saber que incluso habiendo cambiado de guitarrista, DARKKAM ha pasado la prueba de su segundo disco mejorando con creces lo anterior, creciendo como banda y presentando unas credenciales dignas de ser consideradas totalmente firmes de cara al futuro del power metal de nuestro país. Alejados ciertamente de los elementos más puristas de este estilo, mantienen el pulso del gusto de los fans del mismo y ofrecen una cara personal y diferente, asequible a la vez que inquieta y llena de mucha calidad y buenas composiciones. Dentro del complicado mundo musical actual solo se les puede pedir que sigan adelante, que no desfallezcan y sigan creyendo en ellos mismos porque, sinceramente, creo que lo que hacen merece la pena.

Puntuación: 8

Discográfica: Santo Grial

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos