DEDOM VASH – ALGO HUELE MAL

Crítica

Existe una buena base de metal moderno y contemporáneo en la piel de toro. Recientemente veíamos la excelencia con la que se nos presentaba el grupo cacereño DIMENSSION, así como continuamente somos testigos del éxito cosechado en todas sus giras de bandas como HAMLET (tras un laureado último disco “La puta y el diablo”) o la amplia repercusión que gente como los navarros KOMA obtienen de cada uno de sus nuevos movimientos, habiendo alcanzado todo un prestigio y posición dentro de la escena metálica actual…

Esta buena base hace posible el que podamos mirar hacia cualquier lado y encontrar una banda potente y llena de posibilidades dentro de la escena inmediata y actual… En esta ocasión toca dirigir la mirada hacia la manchega ciudad de Albacete, cuna del grupo de metalcore, y algo de thrash, DEDOM VASH quienes, tras editar hace un par de años su segunda maqueta, es en 2010 cuando nos entregan su primer trabajo discográfico bajo el auspicio de Producciones Malditas y muchas ganas de pegar fuerte.

“Algo huele mal” es un disco que está insuflado a base de dos sencillos ingredientes de principio a final, lo cual hace muy rápida su descripción y asimilación. Así, con la misma reacción que produce su título, las 10 composiciones del álbum se construyen a partir de una buena base de mala ostia y ganas de remover la conciencia social del oyente, de abrir una herida en todos los males de nuestra actualidad y hurgar un poco en ella, hasta molestar con buenos golpes vocales y una frenética base rítmica.

Y por otro lado, o como complemento perfecto a lo ya comentado, nos encontramos con una ración bien nutrida de una contundencia maciza construida sobre una base rítmica demoledora y llena de potencia sobre la que desarrollar todo un frenético baile de riffs cargados y solos de guitarra que descargan la energía acumulada de los golpes, ofreciendo así unos DEDOM VASH que, sobre su clara dirección hardcore, con referentes iniciales como HABEAS CORPUS, se expanden claramente hacia terrenos más heavys y propios del thrash. Esto último los convierte en potencialmente accesibles para un público amplio que abarque varios estilos al tiempo.

Temas que forman un claro ejemplo de la versión más hardcore de la banda son cosas como “Algo huele mal” o “Listo pero Zopenco” (lo vulgar de su letra la hace más contundente si cabe) , aunque lo habitual es encontrarse con sendas raciones de todas sus facetas en temas algo más completos como “La nueva plaga”, “Te espero en el infierno” o “Seguiremos en Pie” (frenética velocidad y aplastante base rítmica). La contundencia no hace que pierdan importancia los solos de guitarra, frenéticos y veloces en temas como “Resaca Perpetua” o los estribillos pegadizos que forman la base más identificable de un compendio de 10 temas similares, poco distinguibles entre sí y que adolecen, para que negarlo, de algo de personalidad propia.

“Algo huele mal” es un trabajo directo y sin ningún tipo de contemplaciones. Compositivamente hablando no aporta nada del otro mundo, es algo limitado y probablemente encuentre poca salida entre quienes busquen algo que aporte diferencia y exclusividad. En cambio, en la cara opuesta de la moneda obtenemos diez temas sólidos y rotundos, ideales para aplastar tímpanos en directo y obtener una respuesta visceral muy agradecida. Linealidad, si, pero sonido perfecto y un quintal de mala baba, también.

Puntuación: 6,7

Discográfica: Producciones Malditas

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos