Deicide – Overtures Of Blasphemy

Crítica

Desde 1987 llevan los deathmetaleros norteamericanos DEICIDE dando caña y siendo uno de los ejemplos más claros de lo que es montar polémica con su música. Y en este año 2018 nos presentaron su nuevo álbum, “Overtures of blasphemy”, un nuevo catálogo de canciones cargadas de furia y de letras blasfemas que componen un disco de mucha brutalidad.

El disco arranca con “One with Satan”, un tema que empieza con densidad para después desarrollarse con un ritmo machacón y unas voces guturales muy agresivas. Un cambio de ritmo acelera la canción, que funciona de manera muy directa, siendo un tema que tiene bastante más detalles de los que parece a simple vista.

Con mucha fuerza empieza “Crawled from the shadows”, que arranca con un riff muy agresivo que da paso a unas voces cargadas de rabia. Se trata de una canción muy contundente que en directo dará mucho juego, con el público volviéndose loco.

Seal the tomb below”, con su inicio machacón y perfectamente reconocible, es una de las canciones que más me gustan de este álbum. Es una canción en la que se alternan las estrofas muy rápidas con partes en las que las melodías de la guitarra son mucho más oscuras, lo que hace que sea una canción cargada de matices y de complejidad.

Otro tema cargado de matices a los que tenemos que prestar atención es “Compliments of Christ”, que se desarrolla con mucha fuerza durante todo el tiempo que dura y que nos obliga a mover la cabeza casi sin darnos cuenta. Además, el trabajo de las guitarras es de lo mejor del disco.

Con mucha fuerza empieza “All that is evil”, una canción en la que el trabajo de la batería destaca por encima del resto de la instrumentación, mientras la voz continúa siendo muy agresiva.

Excommunicated” arranca con una potencia sorprendente, dando caña desde el primer momento, lo que hace que sea una canción que nos llama la atención desde su primer acorde. Seguramente será una de las canciones que se nos quede en la cabeza desde la primera escucha.

Continúa la caña con “Anointed in blood”, que empieza con un ritmo muy potente y un punteo de guitarra muy reconocible. Después, se desarrolla con mucha contundencia y agresividad, con ritmo machacón y rápido, que hace que, casi sin darnos cuenta, movamos la cabeza.

Crucified soul of salvation” empieza con mucha fuerza para después seguir con una furia impresionante, con un ritmo machacón, una voz muy agresiva y un trabajo en las guitarras no demasiado técnico, pero sí muy efectivo, lo que hace que sea una canción que, pese a su sencillez, resulta muy lograda.

Con un punteo que se nos queda en la cabeza desde el primer momento empieza “Defying the sacred”, un tema cargado de rabia, que, sin embargo, contrasta con otras canciones del disco, ya que Glen canta de forma mucho más machacona y repetitiva en las estrofas.

Consumed by hatred” empieza con mucha fuerza, dando caña desde el primer momento, con un ritmo muy contundente y mucha potencia. Mientras movemos la cabeza casi sin darnos cuenta, podremos apreciar el trabajo tan cuidado que hay en las guitarras de esta canción.

Con un arranque entrecortado que muy pronto se convierte en un ritmo muy rápido empieza “Flesh, power, dominion”, una canción muy rápida, de las más rápidas del disco, que se pasa en un suspiro, casi sin que nos demos cuenta. No obstante, en esta canción también se incluye algún que otro cambio de ritmo que enriquece el resultado final.

El disco termina con “Destined to blasphemy”, una declaración de intenciones con la que el grupo se despide, de momento, de nosotros. Se trata de una canción de ritmo muy machacón al principio que después se acelera de forma muy clara. La batería de Steve suena como una verdadera apisonadora.

Como vemos, DEICIDE nos presenta con este disco doce temas agresivos, machacones y muy conseguidos, tal vez algo repetitivos en algunos momentos, pero que, sin embargo, son el ejemplo más claro de lo que este grupo nos lleva ofreciendo desde hace ya más de tres décadas.
Y que dure.

Track list:

1. One with Satan.
2. Crawled from the shadows.
3. Seal the tomb below.
4. Compliments of Christ.
5. All that is evil.
6. Excommunicated.
7. Anointed in blood.
8. Crucified soul of salvation.
9. Defying the sacred.
10. Consumed by hatred.
11. Flesh, power, dominion.
12. Destined to blasphemy.

DEICIDE son:

Glen Benton: Voz y bajo.
Steve Asheim: Batería.
Mark English: Guitarra.
Kevin Qurion: Guitarra de apoyo.

Discográfica: Century Media.
Puntuación: 8,5/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos