DESPUÉS DE TODO – LA VOZ DE LA INOCENCIA

Crítica

Los zaragozanos DESPUÉS DE TODO piden paso. Presentan su candidatura a la mayoría de edad con un tercer álbum titulado “La voz de la inocencia” que pide permiso para situarse en el futuro, con respeto y admiración pero sin ningún tipo de intención de amilanarse ante nada, entre los grandes de la escena del metalcore de nuestro país.

Se nota cuando un grupo tiene ganas de comérselo todo y tiene las armas con las que hacerlo. Las de DDT son la rabia y la intensidad, combinadas a la perfección con buenas melodías que hacen que enseguida nos quedemos enganchados de los estribillos de los temas, sobre todo si lo que te gustan son el tipo de composiciones a las que nos tienen acostumbrados referentes como Habeas Corpus, Hamlet o incluso Soziedad Alkohólica, sin olvidarnos de la gran referencia que son para muchos temas del estilo los potentes riffs de Jorge Escobedo (ya sabéis, Sôber, Skizoo…). Se nota porque llega un instante en que ponerse a hablar de referencias, sobre todo cuando ya estamos ante el tercer disco de la banda, se muestra injusto y lejano a la realidad, por mucho que las influencias estén ahí y no se puedan ni quieran esconder. Se nota porque hay mucha calidad y porque a lo largo de los 10 temas que componen este nuevo álbum el quinteto se esfuerza por incluir elementos y detalles con fundamento que aporten riqueza y valor personal a éstos. Hablamos de originales aportaciones melódicas que le dan color a muchos de los temas, así como un uso justo y nada sobre cargado, más bien puntual, de otros elementos como los scratches o los sintetizadores, siempre supeditados a lo que manden los potentes e intensísimos riffs de guitarra con los que se van sucediendo Antonio Sánchez e Iván Eced a lo largo de todo el disco.

Como decía al principio, este es uno de esos discos con los que un grupo puede colocarse al nivel de aquellos que le han precedido para comenzar a labrarse un nombre con el que servir de referente en el futuro. Y puede, no solo por contar con una estupenda producción, un gran artwork que rodea todo el trabajo, las colaboraciones de algunas de las citadas referencias como Germán de Skunk D.F. en “La Espiral”, M. Ángel Mart de Estirpe en la reivindicativa “Religión”, o las anecdóticas pero interesantes apariciones de Molly y Luis Tárrega (Hamlet) o Mr. Chifly (Habeas Corpus) en el videoclip de “La voz de la inocencia”, sino porque nos traen una colección de temas que van a gustar y mucho a los fans del estilo. Letras con rabia pero a la vez personales y llenas de sensaciones a flor de piel, todo ello ayudado por una gran combinación de voces agresivas que nos llevan a estribillos muchas veces más melódicos y asequibles, pero igualmente trabajados, como ocurre con temas como “Dame una razón”, con unas interesantes notas de teclado al inicio (muy Children of Bodom), así como unas originales notas de guitarra hacia el final del mismo, o “Vuelve a mi”, todo un canto al sufrimiento padecido por las personas con alzheimer con un final intensísimo.

Sin duda destaca por encima de todos como single de este disco “La voz de la inocencia”, sobre todo porque la banda no ha elegido precisamente su tema más radiable, sino el más impactante, el más poderoso y ácido, si bien otras con estas mismas características podrían haber sido cortes como “Inmortal”, donde es fácil compartir el sentimiento de rabia y superación ante uno de esos ataques injustificados que son tan habituales en el mundo nocturno entre bandas de diferente ideología o pensamiento, así como el dinámico “Diferente”, con una batería y bajo encargados de acelerar un corte con unas inteligentísimas guitarras, perfectas, para un servidor, para comenzar de forma imparable un concierto.

Tenemos a unos DDT más alternativos, más radiables, en el sentimental “La Espiral”, un corte más calmado en su ritmo pero muy intenso en su mensaje, que no deja de traernos recuerdos a los más personales Habeas Corpus, mientras que del reivindicativo “Hijo de un Dios Menor”, como siempre afrontando una temática como la religión desde el sufrimiento en primera persona de quien padece la injusticia, destaca por la melodía inicial que nos engancha, así como por el contrapunto de voz limpia que surge tras la primera parte de cada frase del estribillo.

Grabado en los Martestudios de Córdoba, Masterizado en los Masterispoint de Madrid y editado por la inquieta discográfica Lengua Armada, “La voz de la inocencia” es, probablemente, el disco que vaya a cambiar la carrera de este quinteto zaragozano llamado DESPUÉS DE TODO. Al menos, así debiera hacerlo, puesto que tiene todos los elementos para gustar y atrapar a la gran mayoría de amantes del buen metalcore melódico hecho dentro de nuestras fronteras. Calidad y proyección de futuro son valores que se palpan cada vez que le volvemos a dar al play a “La Voz de la Inocencia”.

DESPUÉS DE TODO son:

Pedro Gil: Voz
Antonio Sánchez: Guitarra
Iván Eced: Guitarra
Miguel A. Monte: Bajo
Rubén García: Batería

TRACKLIST:

01- La voz de la inocencia
02- Que pretendes
03- Dame una razón
04- Vuelve a mi
05- La Espiral
06- Inmortal
07- Despertar
08- Hijos de un Dios menor
09- Religión
10- Diferente
Puntuación: 8

Discográfica: Lengua Armada – Lenguaje Constructivo

Autor: Daniel Velasco Alonso

<< volver a discos