DIRTY BIRDIES – CABARET

Crítica

La autoedición es la forma elegida por muchos grupos actuales para tratar de abrirse un hueco en este difícil mundo de la música. Además de eso también sigue siendo necesario el tener grabados temas para poderse presentar a concursos, para que la gente sepa de que va la propuesta musical que cada grupo ofrece.

Y este es el caso de los mirandeses DIRTY BIRDIES. El grupo optó por la autoproducción, y la autoedición. Suele ser más fácil cuando uno de los integrantes lleva mucho tiempo metido en el mundo de la música y controla el tema, como es el caso del bajista Unai Bienzobas, que se cargó el tema a las espaldas y se embarcaron en este trabajo. El tercero ya y el tercero autoeditado.

Además la presentación del libreto ha sido muy cuidada, y ha contado con la participación de José E.Egurrola, redactor y fotógrafo de esta web, para las fotos que acompañan el libreto y la promoción del grupo.

El disco ya fue presentado en la Sala Bocca de Miranda de Ebro, con un gran éxito en Semana Santa, algo que pudo calibrar la expectativa generada tras meses de trabajo, de componer y de un pequeño parón por la lesión de su bajista, el cual se ha recuperado afortunadamente.

De primeras el sonido, es quizás demasiado limpio. Un grupo que practica lo que ellos mismos llaman Dirty Rock, ha presentado un sonido que sorprende por lo cuidado y lo limpio del mismo, cuando anteriormente su sonido se basaba más en la crudeza del rock más garajero. Eso si, lo interesante se centra es que es directo, sin concesiones y la alternancia que hacen del inlgés y castellano.

Pero metiéndonos en materias, hay que decir que comienzan por “Cabaret”, un tema directo, pensado para conciertos, cantado en inglés y en castellano, ya que su cantante y uno de los guitarras, se desenvuelven perfectamente en el idioma de Shakespeare. Buenos cambios, y un buen rock de actitud de influencias claras, desde Iggy Pop a Ramones. Un buen tema sin duda para empezar con el disco.

Birdie´s House” sigue la senda, con un poco más de tranquilidad, y variedad, con una parte final de un estribillo que se repite en una réplica muy buena entre Sleepy Birdie y Billy Birdie. Es que además, siguiendo la onda ramoniana, cada miembro elije un apodo que le define dentro de la familia Birdie.

“Entre curas y cruces” es un tema de claras connotaciones de crítica, con un ritmo clásico dentro del rock, un tema sin duda que saca lo mejor del grupo, desgarrándose en su interpretación.

“EL Club de la lucha” es un tema que particularmente me gusta mucho y que en directo tiene un gran potencial, une la intensidad de un ritmo y la una melodía que atrapa desde el principio. Por ponerle un pequeño pero, es que la otra voz que apoya a Sleepy, la de Billie Birdie el guitarra, quizás ha salido algo enlatada.

“The Road”, un tema muy garagero con un desgañite por parte del grupo que es muy destacado. Un bajo de Lemmie Birdie, muy presente y unos parones que colocan a este tema como un corte perfecto para el directo sin duda alguna, con una rabia por el rock and roll que sigue manifestándose en todo su conjunto, alternando igualmente el inglés de vez en cuando. Actitud pura ante la música que les sale.

Para estas alturas del disco, aparte de lo mencionado, también salen a relucir las influencias de The Cult, unos ZZ Top, así como retazos de Pearl Jam, influencias que se transmiten en los acordes que desgarran desde las guitarras junto con la fuerza del bajo y los ritmos que marcan desde la batería.

“Atrápalo” es una balada en plan acústico muy sentida, que hace un punto de inflexión muy correcto en el disco, y que sigue desprendiendo intensidad pese a lo suave que es respecto al resto del disco.

Tras ella nos vamos a “Hard Knock life” un corte con una introducción  que da paso a un tema mitad en inglés y mitad en castellano, un tema directo y sencillo, sin grandes aspavientos, rock en estado puro, tal como lo conciben ellos mismos. Cuenta con la colaboración especial en los coros de dos críos que le dan un toque muy curioso a la canción, además de potenciar esa fase.

Y “Toxic Lady”  es ya completamente en inglés, además de ser el tema más largo, contiene influencias country, siendo el tema más flojo a mi gusto, aunque no por ello malo ni mucho menos, sino que se sale de su estilo habitual, con inclusión de harmónica, y de elementos que no están presentes en otros temas.

Con ello se llega a la “outro”, a la despedida del disco, un tema corto, instrumental silbado que es una pequeña prolongación del anterior.

Lo que si que me ha quedado claro después de bastantes escuchas es que el sonido se adapta al estilo que iniciaron hace ya un tiempo, que aunque sea más limpio, no deja de ser Dirty rock, y que su música es para disfrutarla en directo rodeado de de cerveza y buenos amigos. Un disco lleno de matices y lleno de intenciones y sobre todo de rock and roll.

El disco va especialmente dedicado a Sofía y Noa, dos niñas que han nacido con el disco, ya que son las hijas de dos de sus componentes y fundadores.

Tracklist:

01.- Cabaret
02.- Birdie´s House
03.- Entre curas y cruces
04.- El Club de la lucha
05.- The road
06.- Atrapado
07.- Hard knock life
08.- Toxic lady
09.- Outro

DIRTY BIRDIES son:

Sleepy Birdie – Vox y letras
Billie Birdie– Guitarra y coros
Lemmy Birdie– Bajo y producción
Funky Birdie– Batería y transporte
Ice Birdie – Guitarra y seriedad

Discográfica: Autoproducido

Puntuación: 8/10

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos