FATHER GOLEM – I/O

Crítica

100% dentro del progresivo más fácilmente identificable, encontramos este «I/O» de los FATHERGOLEM, cuyo planteamiento quizás puede ser algo contradictorio en primera instancia ya que ofrecen puntos de mucha calidad, con ciertos fragmentos que no terminan de cuajar en una obra que podría resultar mucho más completa de lo que nos dejan escuchar.

En siete temas que contiene el plástico, podemos escuchar casi cincuenta y cinco minutos de desarollo, lo que nos induce a pensar en unos temas largos en los que expresar las ideas de una banda que las rebosa, y es por eso que no me termina de quedar claro por ejemplo como plantean esos primeros segundos de «Perfect Chaos» tan a la ligera, livianos y como si no fuera con la guitarra que la vida a unos toques que no brillan en la canción, aunque también hayan optado por el toque más oriental que sesgado por unas rudas guitarras, da paso a una batería de infarto, para comenzar ahora si un tema con tiempo para casi todo. La voz es de lo mejor del plástico por su versatilidad e idoneidad para realizar el género al que nos enfrentamos, haciendo algunos brutales cambios de tempo, o subiendo hasta falsetes agudos casi imposibles. La parte más floja de esta canción será el preludio al solo de guitarra.

Casi diez minutos de duración hacen ser a «Circle Of Light» la canción más larga del trabajo, con una bonita intro que se desliza para comenzar con una sincera lírica que aparece entre unos toques cañeros de percusión, perdiendo rápidamente fuelle a favor de la lírica que cuenta incluso con algunos apoyos muy bien introducidos en los primeros minutos. Rápidamente tiñen la composición de un ambiente más abstracto en el que priman las guitarras y el bajo, hasta que en el minuto cuatro rompen la idea para cambiar a un tercio completamente distinto en el que prima una base rítmica parsimoniosa y la soltura de Dani a la voz, rompiéndose con una parte en la que el bajo cobra una especial relevancia, hasta estallar en esos ritmos potentes del comienzo y llevarnos al solo.

Recurrente intro en desarrollo progresivo, aparece con unas ideas un tanto turbias para presentar «Sole Survivor», con una potencia que realmente no han sabido controlar para romperla de una manera tan gratuita, pasando directamente a estrofas de mucha potencia a esos casi medios tiempos…En esta ocasión lo mejor del corte será el feeling que han aportado en la primera parte del solo y porque no decirlo en esa batería que rompe triunfal la harmonía de ese solo para que enloquezca entre la contundencia de su pegada.

El tema que más me ha llamado la atención del trabajo es el también largo «Last Man Of Earth», que me parece que va mucho más allá de lo que básicamente nos quiere contar. Las suaves acústicas que la dejan participar en el plástico, contrastan enseguida con una batería que lejos de marcar el ritmo también pretende envolver la atmósfera del tema, dejando un importante papel a la voz y unas guitarras que en algunos momentos incluso se pierden dentro de la canción. Esa parte de guerra que se exalta hacia el final es toda una patada en la boca y reflejo de la ferocidad a la que puede llegar la banda, intercalando con algún potente gutural.

«Infrared» es uno de esos temas que se quedan algo cojos en el disco, quizás abusando de toques de sintetizador y de ritmos que no se dejan explicar porque si tan sencillamente, los fragmentos me parecen bastante más inconexos que en el resto de temas, aunque para ser sinceros la labor vocal sea de las más importantes en el caso de esta canción, haciendo que los adornos de la primera parte queden en un marco secundario a favor de la potente guitarra, o del fenomenal solo.

Para terminar, la banda propone un tema doble enmarcado en el título de «The Evercycling Journey» con un primer fragmento titulado «Part I. Trapped Among Gravity Fields», en el que comienzan explotando términos más tranquilos y una voz sintetizada (de primeras)  que tampoco se acaba realmente de entender, focalizando también la vista en una guitarra acústica hasta que desatan la parte más amable de la canción un poco pasado el medio tema, con la garra del vocalista y un fin de fiesta soberbio que no se puede esperar para nada al ver como empieza la primera parte y es que el título; «Part II. Impact!» habla por si mismo, ofreciendo una visión mucho más dura con unos riffs más contundentes de lo que dejan ver en la primera parte, y resultando algo inquietante en los dos primeros minutos de canción con esa aportación casi fantasmagórica. La parte central de la canción muestra una clara dualidad, en lo que a intensidad se refiere, aportando unos ritmos alternos curiosos, claramente enfrentados a la voracidad de unas guitarras que parecen fundirse con la batería para machacar y llegar al final de la obra.

Como conclusión, un disco interesante del que podríamos sacar muchas lecturas pero claramente mejorable en muchos fragmentos para haber hecho una obra de muchísima más calidad de la que aporta, les animo a seguir trabajando en su idea porque pueden salir cosas muy interesantes, quizás moderando algo más las canciones en duración por ejemplo, haciendo sus juegos más cortos. De cualquier forma, es un tercer disco bastante discreto para lo que se espera de una banda de estas características.

FATHER GOLEM son:

Dani Castro: Voz
Jani Pihlman: Guitarra
Fernando Sanjuán: Guitarra
Cheko: Bajo y Teclados
Jouni Pihlman: Batería

TRACKLIST:

01 – Perfect Chaos
02 – Circle of Light
03 – Sole Survivor
04 – Last Man of Earth
05 – Infrared 
06 –  The Evercycling Journey – Part I. Trapped Among Gravity Fields
07 –  The Evercycling Journey – Part II. Impact!

Puntuación: 6.5
Discográfica: Autoproducido
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos