FIREWIND – FEW AGAINST MANY

Crítica

La vida marca. A veces, desde nuestra posición de oyentes, desde nuestra postura de fans, nos olvidamos que los músicos, esos que nos alegran la vida con sus canciones o nos traicionan con sus cambios de estilo, también recorren ese camino que va construyendo lo que al final somos en cada momento… Y si además te llamas Gus G. y surges desde Grecia para acabar recorriendo el mundo junto al mismísimo Ozzy Osbourne o en su día ayudaste a ARCH ENEMY… es normal que eso afecte a los nuevos trabajos de lo que en su día fue el primero de tus proyectos, ¿o no?

Evidentemente estamos hablando en estos momentos de FIREWIND, quienes tras 14 años de historia a sus espaldas lanzan ni mas ni menos que su séptimo disco con una formación en la que cuentan con la novedad de la batería de Jo Nunez, pero que se mantiene en sus trece de posicionarse como un valor seguro dentro de las hordas de segunda fila del heavy metal europeo. Y si, digo heavy metal puesto que, aunque la banda en su momento fuera incluida dentro del saco del power metal de finales de los 90 y primeros del 2000, lo cierto es que disco tras disco han ido posicionándose en un punto más intermedio hasta llegar a este “Few against many” que va a representar el sonido más oscuro y duro que un servidor les ha llegado a escuchar hasta la fecha, precisamente ahora cuando en Grecia se viven momentos políticos y sociales realmente dramáticos y desesperanzadores…

Gran parte del motivo de esta impresión la tiene sin duda el hecho de que los teclados de Bob Katsionis, siempre una vía de salida para las composiciones de los griegos, en esta ocasión parecen estar ciertamente más escondidos o en un ligero segundo plano para dar más protagonismo a las guitarras de Gus G., que junto a la ya característica tonalidad vocal de Apollo, son el norte que guían el nuevo trabajo de los griegos. Gus G. se despacha a gusto con las seis cuerdas y es capaz de maravillarnos con momentos que van desde la solidez y la garra más absolutas al mejor de los virtuosismos o la velocidad, todo ello siempre al servicio de una mayoría de temas que encuentran un peculiar equilibrio y una fluidez a la que no es siempre sencillo llegar.

Siempre he pensado que los griegos tienen una peculiar capacidad para mantener la melodía de sus estribillos a través de canciones que son auténticos bombazos de power y heavy metal, y en este disco vuelve a ofrecer un buen recetario de cómo construir temas atractivos y melodiosos sin perder un solo ápice tanto de potencia y solidez estructural, algo a lo que ayuda enormemente la gruesa producción de Jason Suecof y Eyal Levi en Audiohammer Studios, los mismos de gente como TRIVIUM o DEATH ANGEL, como de un más que destacado, oportuno y hasta original planteamiento de las líneas de guitarra que se mueven constantemente entre terrenos propios del heavy metal más clásico hacia otros incluso más hardrockeros, como pasa en “Glorious”, corte donde el teclado vuelve a ser protagonista para crear un atrayente desarrollo.

Más allá de lo sencillo y quizás demasiado predecible de “Wall of Sound”, cuyo estribillo no deja de ser sino precisamente lo que reza su título a través del adecuado coro que se forma sobre la voz de Apollo, pronto nos damos cuenta de que la oscuridad y la pesadez instrumental se convertirán en protagonistas de temas como el extenso y épico “Losing my mind”,  “Lone Gone Tomorrow”, “The Undying Fire” o la propia “Few Against Many”, de la que destacaremos no solo la intensidad instrumental que despliega en todos los instrumentos, sino el desgarrador estribillo que se apoya con fuerza en una producción vocal siempre dispuesta a remarcar la profundidad que se esconde sobre una línea melódica pero rasgada.

Otros momentos remarcables del álbum son la velocidad de “Another Dimension”, que nos reporta hacia los inicios de los griegos, así como el hit single que es “Destiny”, corte que se destapa melódico y luminoso dentro de un álbum donde la oscuridad se muestra incluso a través de la mágica balada “Edge of a dream”, pero esta vez por la vía de la melancolía que tan bien saben atrapar en su aparición estelar los fineses APOCALYPTICA con sus cellos.

Es probable que FIREWIND sigan intentándolo disco tras disco y al final solo perdure la fama mundial de su inquieto guitarrista, pero lo que no se les puede negar es que en su ya larga carrera han ido logrando una cosa muy importante para la longevidad de una banda: un sello propio y una eficacia contrastada y en la que confiar. En esta ocasión está claro que el camino de su líder les ha llevado hacia unos terrenos que actualizan su sonido hacia el viento dominante en la actualidad, oportunismo lo llamarán algunos, pero por otro lado se trata de un disco que, sin brillar en los cielos, consigue mantener ese estatus que ronda la primera línea (sin alcanzarla) a través de una colección de nuevos temas que en sus nuevas tesituras siguen rubricando la marca de la casa.

FIREWIND son:

Apollo Papathanasio – Voz
Gus G. – Guitarras
Petros Christo – Bajo
Bob Katsionis – Teclados, Guitarras adicionales
Jo Nunez – Batería

TRACKLIST:

01-  Wall of Sound
02-  Losing my mind
03-  Few Against Many
04-  The Undying Fire
05-  Another Dimension
06-  Glorious
07-  Edge of a Dream
08-  Destiny
09-  Long Gone Tomorrow
10-  No Heroes, No Sinners

Puntuación: 7,5/10

Discografía: Century Media Records

Autor: Dany Velasco

<< volver a discos