SATANIC SURFERS – BACK FROM HELL

Crítica

SATANIC SURFERS provienen de Suecia. Y a mediados de los años ´90 supusieron una de las grandes representaciones en el viejo continente en cuanto al punk rock. Rodeados de un un estilo personalísimo y una producción garajera se labraron una merecida fama a través de potentes directos. Atrás quedan los años en los que Rodrigo (voz) lo compatibilizaba con las funciones también de batería.

Desde el clásico del punk rock melódico “Hero of our time“, hasta la joya que supone “Going nowhere fast“, pasando por el crudo “666 motor inn“, discos que les encumbraron y en los que contó con la partición de Tomek Sokołowski, antiguo bajista y gran parte del artífice del sonido genuino Satanic, la burbuja se desinchó a traves de trabajos represintativamente menores hasta que, desaparecieron.

Los fans de la banda nos tuvimos que conformar con seguir la multitud de proyectos paralelos de Rodrigo (Intensity, Atlas Losing Grip, …) o Tomek (Knægt) hasta que la moda actual del revival nos los ha traído de vuelta por fin con BACK FROM HELL tras once años después de su ruptura. Bien es cierto que el empuje a la salida del nuevo disco vino propiciado tras intensivas giras de reunión, donde tuvimos las ocasión de comprobar la forma en la cual se encontraban.

satanicsurfers2018

 BACK FROM HELL cumple dos premisas: La vuelta de la nostalgia y el miedo a que un nuevo trabajo resultase a la altura de la tilogía original. Sin duda años pasados fueron mejores, y la banda desde luego no nos descubre nada nuevo, pero han vuelto al redil, esto es, vuelven por fin sus señas de identidad, la velocidad, y también la producción sucia y garajera. No tenemos a Tomek, pero no se puede tener todo.

Dentro de todo lo nuevo que nos pueden ofrecer SATANIC SURFERS, se quedan cortos, ya que la idea que se ve que tenían era un regreso a las raíces underground de su sonido. Lo han conseguido……pero en su camino no nos deja sino parecer influencias de distintas bandas de los dorados años ’90 adaptadas a su estilo. Bienvenidas sean, aunque un punto más de inventiva habría sido lo suyo. De cualquier manera, que viva la velocidad.

La emoción que supone la apertura con el singleThe usurper“, o el decir, esta es la vuelta, con esos cuelgues de guitarra tan característicos, y con un Rodrigo en plena forma, como en el homenaje a “Going nowhere fast“.

Catch my breath” mezcla las melodías míticas de la banda con las buenas formas de Rick Kids On LSD, al igual que en “Ain’t no ripper“.

Self medication” o “Madhouse” son pequeñas vuelta de tuerca en cuanto a melodía se refiere, una con más velocidad que otra, con un gran trabajo de coros ambas, y con la inclusión de pequeños punteos no tan característicos en otras etapas.

Mención especial al cierre con  el cachondeo que se traen con “Pato loco” o lo que viene a ser su enésima vacilada medio instrumental y, sobre todo, la potente “Back from Hell” Regresan, nunca mejor dicho. Media hora de pura maldad.

Tracklist:

01. The usurper
02. Catch my breath
03. Self-medication
04. All gone to shit
05. Ain’t no ripper
06. Madhouse
07. Going nowhere fast
08. Paying tribute
09. Pato loco
10. Back from Hell

Formación:

Rodrigo Alfaro – Voz
Magnus Blixtberg – Guitarra
Max Huddén – Guitarra
Andy Dahlström – Bajo
Stefan Larsson – Batería

Nota: 8/10

Autor: Jon Rodríguez

Discográfica: Blood Harvest Records

 

 

<< volver a discos